Volverá Tuxtla a tener orden
Publicada el Lun, Jun 18, 2018

Por Maricarmen Rizo.

La capital chiapaneca está hecha pedazos por los pésimos gobiernos que han sido incapaces de hacer las cosas bien, así como por el terrible saqueo a la cuenta pública, aseguró Paco Rojas, candidato a la alcaldía de Tuxtla Gutiérrez y quien iniciará el rescate de la ciudad.
Médico de profesión, ya fue alcalde de Tuxtla y en 2015 también participó en la contienda electoral por el municipio, en la que, según relata y de acuerdo a los hechos debidamente registrados, le fue arrebatado de forma burda el triunfo. Ahora, es el abanderado de su partido, Acción Nacional, del PRD y Movimiento Ciudadano.
“Amo profundamente a este estado y a mi municipio, no puedo quedarme callado ante tanta injusticia. He sido de los pocos que han hablado fuerte del gobierno y señalado sus errores. Quizá también porque soy doctor y he vivido el dolor humano, pues eso me hace el sentimiento de la injusticia, que es el más doloroso y me hace más consciente a este problema, y por eso estoy en la vida política”, señaló en entrevista con La Nación, en Tuxtla Gutiérrez.
Entrevistado tras una jornada de intensa campaña en la que recorrió varias colonias de la ciudad para llevar de casa en casa sus propuestas; colonias en las que se puede apreciar que están en malas condiciones, como por el tema de la basura que es dejada a media calle, haciendo incluso peligroso el tránsito vehicular y en las cuales expuso a los tuxtlecos su programa de gobierno para el cambio radical que le urge al municipio, al tiempo que escuchó y tomó nota de las inquietudes de los colonos.
Paco Rojas, hijo de un luchador social, ex Presidente del PAN estatal en 1976 y que estuvo en la cárcel por defender causas justas, recuerda que fue en su familia donde se le inculcaron los valores de honestidad, honradez, libertad y dignidad, mismos que quiere aplicar durante su administración, en la que su compromiso es que habrá justicia social.
Ante la situación crítica y de corrupción en la que se encuentra el ayuntamiento, el candidato aliancista propone una Contraloría Anticorrupción donde sean los ciudadanos quienes nombren al contralor y vigilen la administración municipal, “daremos poder a la sociedad”.
Adelantó también que iniciará auditorías y procederá penalmente contra él o ella que resulte responsable de mal gastar el erario público por dos razones: una, para que sepan los demás que sí vienen las cosas derechas y segundo, que paguen los que deben, dijo.
En cuanto a los servicios primarios como es el tema de la basura, la falta de agua potable y alumbrado público, contará con programas específicos para regresar el orden a la capital de uno de los estados más pobres, pero más hermosos y con mayores recursos naturales del país.
Generará oportunidades de empleo bien remunerados para que los jóvenes, ni ningún tuxtleco tenga que emigrar a otra ciudad por este motivo.
“Mi primera acción de gobierno será llegar a la Presidencia en bicicleta, como cualquier ciudadano. No voy a usar guaruras, voy a andar en el sol, en la calle como cualquier ciudadano, voy a rodearme de gente más capaz que yo, pero no solamente eso, sino que sea gente íntegra y que además cumpla el perfil”, aseguró.
Paco Rojas lamentó que a la comunidad indígena solamente se le utilice con fines electorales y luego se les abandone. Aunque esta población en Tuxtla es baja, durante su gobierno se les atenderá como a todos los ciudadanos. “Lo que menos les ha interesado a estos gobiernos es mejorar las condiciones de los indígenas, sólo los quieren para tomarse la foto y para las elecciones”.
El candidato panista adelantó que incentivará el turismo, la principal fuente de ingreso en la ciudad, pero que ha disminuido por el tema de la inseguridad, así como por la constante toma de carreteras.
“Otro factor es el comercio y hoy la gente no quiere invertir porque no tiene seguridad, y porque también cuando se toma la ciudad se secuestran las inversiones, se vienen abajo”.
Otra de las principales problemáticas por las que atraviesa la ciudad que quiere gobernar, es que vive de la obra pública pero el gobierno no les paga y las obras se las otorgó a empresas foráneas que se llevan el dinero, “y que además favorecen a empresas creadas por los políticos para hacer obra para beneficio de ellos y a los verdaderos constructores los están dejando afuera”. Por ello, licitará las obras con transparencia.
Por último, a sus compañeros panistas les hizo un llamado a no traicionar los valores ni la ideología por un cargo público, “seamos honestos, habrá cosas malas, pero tenemos que seguir luchando, arreglarlas, ponerlas en su lugar y que el PAN tome el papel que siempre ha tenido. Creo en este Partido, sobre todo en su doctrina”.

Comentarios

comentarios