Unidos en la dirección correcta
Publicada el Jue, Oct 18, 2018

Por Maricarmen Rizo.

Con la intención de, en unidad, fortalecer la democracia interna y ser un contrapeso frente al próximo Gobierno federal, el candidato a la Dirigencia Nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, busca el voto de los militantes. En medio de su ajetreada agenda, en la que recorre el país llevando sus propuestas, nos concedió una entrevista en la que delinea el rumbo de su posible gestión, la cual te presentamos a continuación.

La Nación (LN): ¿Por qué quiere ser Presidente del Partido Acción Nacional?
Marko Cortés Mendoza (MCM): Quiero un PAN unido y en la dirección correcta, y quiero ser presidente para construirlo. La coyuntura que vivimos desde la elección de julio pasado nos obliga a dejar atrás el tiempo de la división y de los titubeos; hoy, la amenaza es real y México necesita al mejor PAN de todos los tiempos y quiero ser presidente para encabezarlo.

LN: ¿Cuál es el análisis que hace usted del Partido?
MCM: El PAN está viviendo un momento complicado. Nos hemos distanciado de nuestra identidad, de nuestras causas, de nuestros principios y de nuestros valores. Además, la elección pasada y nuestra alianza electoral demostraron actitudes excluyentes y mezquinas que lastimaron a una buena parte de la militancia, sumado a que no logramos ser la voz que necesitaban los mexicanos para canalizar la molestia por los abusos del gobierno, del PRI.

LN: De acuerdo con este análisis, ¿nos comparte los principales puntos de su plan de trabajo para el periodo 2018-2021?
MCM: Tenemos que iniciar un reencuentro. Un reencuentro con nuestra mística y nuestra identidad. Un reencuentro con los valores que nos han dado legitimidad como la democracia interna, con las causas que nos dan fuerza y, desde luego, un reencuentro entre nosotros mismos, sabiendo que todos somos necesarios y que el reto de hoy es ser el contrapeso que estamos llamados a ser como oposición.
Mi programa está centrado en un decálogo: 1) Reencontrarnos con nuestra identidad retomando aquello que nos hace diferenciables y nos mantiene unidos: la doctrina, la mística y la capacitación; 2) Reencuentro entre nosotros: vamos a construir la unidad del Partido a partir del diálogo y la deliberación, implementaremos un nuevo Código de Ética para que no vuelva a verse a panistas apoyando a otros partidos o proyectos; 3) Vamos a devolverle la autoridad al Presidente Nacional y al Secretario General, haciendo incompatibles las funciones con otros cargos y candidaturas, seremos árbitros en los procesos internos y directores técnicos en los externos; 4) Vamos a escuchar a cada panista, a cada dirigente, a cada legislador y a cada gobernante emanado de Acción Nacional para construir un solo mensaje para todo el PAN; 5) Regresaremos los procesos democráticos y abriremos la afiliación y la capacitación; 6) Institucionalizaremos la generosidad garantizándole espacios a las minorías internas; 7) Iniciaremos la estructura electoral desde el primer día de trabajo; 8) Modernizaremos la comunicación enfocándonos a la autoproducción y difusión en redes; 9) Con el ejemplo de Maquío y con la experiencia de los legisladores y funcionarios que hemos tenido, generaremos un gabinete de contraste para reforzar técnicamente nuestra oposición, y 10) Construiremos el modelo de gobierno PAN para asegurar la excelencia en cada uno de los lugares que gobernamos.

LN: ¿Quiénes son los panistas que lo acompañan y por qué conforman su planilla?
MCM: Mi compañero de fórmula es Héctor Larios y no sólo es un modelo de panista ejemplar, en todos los sentidos de la expresión, es la experiencia que equilibra todo este proyecto. Me acompañan cinco mujeres que han sido legisladoras y que fusionan la juventud con la experiencia, además de una trayectoria panista intachable: Gina Cruz, de Baja California; Alejandra Reynoso, de Guanajuato; Sonia Rocha, de Querétaro; Mariana Gómez del Campo y Wendy González, de la Ciudad de México. También están Miguel Ángel Yunes Márquez, de Veracruz, y Víctor Hugo Lozano, de Yucatán, que nos dan experiencia de gobierno y electoral, además de representación de estados históricos en la lucha panista.

LN: ¿Tiene usted conocimiento de cómo se encuentran en la actualidad las finanzas del Partido?
MCM: Desde luego que sí, soy consejero nacional.

LN: En caso de llegar a la Presidencia del PAN y dada la coyuntura nacional donde el Gobierno federal será encabezado por la izquierda representada por López Obrador, ¿cuál deberá ser el papel del Partido y de los grupos legislativos de Acción Nacional, tanto a nivel federal como local?
MCM: Ese es precisamente el reto. No sólo se trata de quien va a organizar y a corregir al Partido, se trata de quién va a encabezar a la oposición frente la evidente amenaza autoritaria que estamos viviendo. El PAN hoy enfrenta su mayor reto histórico y aunque seremos constructivos en lo que concordemos, seremos una oposición firme contra todo aquello que atente contra las libertades y las instituciones.
Hay muchas señales preocupantes como la idea de poner “virreyes” de MORENA en cada estado de la República, como ver al Legislativo aprobando exhortos al Ejecutivo para que falte a la Constitución o la intención de reclutar a 50 mil y entrenarlos bajo la orden de López Obrador; ese es el reto que nos toca enfrentar como Partido y por preparación, tamaño e historia, somos los únicos que pueden hacerlo en México; no es una opción, es nuestra obligación ética y cívica.

LN: Hay dos temas que interesan de forma especial a los panistas: 1) Padrón de Militantes y 2) Reforma Estatutaria. ¿Cuáles son sus propuestas sobre estos puntos y si realiza modificaciones por qué lo haría?
MCM: El padrón debe estar abierto para que todo aquel que quiera ser panista pueda ingresar al PAN. Esto requiere reactivar la capacitación y utilizar las herramientas tecnológicas necesarias para que nuestro padrón esté actualizado y sea confiable. Regresar la democracia al interior PAN pasa directamente por lo profesional y confiable que pueda ser el padrón.
Hacer una reforma estatutaria es necesario, incluso entendido sólo desde el punto de vista técnico: los estatutos y su reglamentación no están actualizados.
También es importante hacer cambios para que la designación sea realmente un método excepcional y así devolver la democracia; para devolverle algunas facultades al Consejo Nacional sobre la Permanente, como la votación de la lista plurinominal al Senado y para darle espacios reglamentarios a las minorías internas. En democracia quien gana no debe ganar todo y quien pierde no debe perder todo.

LN: Para los próximos comicios, ¿cómo revertir los resultados de 2018?
MCM: Hay dos cosas que se han dejado de hacer y que son el alma de cualquier proceso electoral: estructura y comunicación. Uno de los principales retos que tenemos es reactivar nuestros Comités y volver a trabajar las calles tocando puertas y generando estructuras que vayan creciendo. Además de volver a lograr, como en los 80 y los 90, ser ejemplo de comunicación y política desde la producción y hasta la difusión.
Vamos a trabajar desde el primer día en que estemos al frente del PAN en la gubernatura de Baja California y en las intermedias de Aguascalientes, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas.

LN: ¿Qué mensaje le da a los más de 280 mil panistas que acudirán el próximo 11 de noviembre a sufragar para elegir al nuevo líder nacional panista?
MCM: El PAN necesita unidad y dirección correcta. Somos 12 gobiernos estatales, más de 400 municipios, cientos de legisladores y miles de militantes. Hoy, México nos requiere fuertes y organizados, y estoy convencido de que estamos listos para enfrentar el reto de frenar al autoritarismo.
Construyamos en los hechos la unidad, hablémonos con la verdad y corrijamos el rumbo. Reencontrémonos con el PAN de la doctrina y la mística, el PAN del diálogo, la cercanía y el respeto. El proyecto que te presento es un proyecto que nos incluye a todos, nos da voz a todos, y así hacemos fuerte al PAN.

Comentarios

comentarios