Una nueva crisis llama a la puerta
Publicada el Jue, Feb 21, 2019

Por Alejandro Ledesma Solórzano.

El aumento desproporcionado del precio del gas natural de hasta un 38 por ciento en el arranque del año, la producción reducida y el decrecimiento de las importaciones, así como el incremento de la demanda, podrían generar aumentos generalizados de precios y graves afectaciones a la economía familiar, advirtió el Secretario de Asuntos Económicos del PAN, Armando Rivera Castillejos.

Al urgir las acciones adecuadas al Gobierno federal frente a la que llamó una “bomba de tiempo”, el panista alertó que la nueva crisis de combustibles que está en puerta impactará a la industria y a la economía mexicana con una cascada de aumentos en toda clase de productos.

Rivera Castillejos detalló que en septiembre de 2018 el precio por metro cúbico de gas natural era de 3 pesos, para noviembre de 2018 subió a 3.31 y para enero de 2019 llegó 4.16 pesos, lo que representa un incremento de más del 38 por ciento en sólo cuatro meses.

Gobierno federal viola normas vigentes

Pese a la existencia de al menos 30 empresas mexicanas capaces de fabricar las pipas requeridas para la distribución de combustibles, el pasado mes de enero, el Gobierno federal adquirió de la industria estadunidense 671 unidades con un costo de 92 millones de dólares.

La compra directa y sin licitación se efectuó en Nueva York por los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; de Economía, Graciela Márquez, y de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, además de la oficial mayor de Hacienda, Raquel Buenrostro, ante la Asociación de Autobuses y Tractocamiones y la Asociación de Autotanques de Estados Unidos.

Por su parte, la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) denunció que dichas pipas violan la normativa sobre especificaciones de camiones de carga, ya que la Norma 012 de pesos y dimensiones máximas con las que pueden circular vehículos del autotransporte, prohíbe que las unidades para el traslado de materiales y residuos peligrosos, como es el caso de las pipas, tengan llantas sencillas o unitarias.

Dicha norma emitida en 2008 y ratificada en 2016, indica que los vehículos que transportan químicos y otros materiales riesgosos deben tener llantas dobles para evitar que se queden varados y puedan ser objeto de atracos y otros percances, precisó el Presidente de la rama industrial 105, Salvador Saavedra.

Sin embargo, el pasado 30 de enero la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, encabezada por Javier Jiménez Espriú, modificó las especificaciones que deben reunir estas unidades y publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo mediante el cual se autoriza la nueva modalidad del autotransporte, pero dos días después hizo cambios al rubro referente a las capacidades y especificaciones que deben reunir las pipas.

Perdura desabasto de gasolina

A mediados de febrero, la Secretaría de Desarrollo Económico de Michoacán reportó otro desbasto de gasolina como consecuencia de la estrategia fallida contra el robo de combustible implementada desde el pasado 21 de diciembre por el Gobierno federal.

Tras denunciar la escasez del hidrocarburo en más del 50 por ciento de las gasolineras, tan solo en la capital, empresarios del ramo aseguraron no conocer los motivos por los que Pemex dejó de suministrar pipas con la frecuencia que ya lo hacía.

Otro de los estados gravemente afectados fue Nuevo León, en donde el desbasto del hidrocarburo llegó a la zona metropolitana, así como Aguascalientes, Durango, Guanajuato y Jalisco, registrando éste último hasta un 85 por ciento de sus estaciones cerradas.

Por su parte, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, declaró a medios que el estado alcanzó un desbasto del 70 por ciento y que sólo en los primeros 15 días de que el Gobierno de la República emprendiera su supuesta guerra contra el robo de combustibles, los guanajuatenses tuvieron pérdidas de al menos 7 mil quinientos millones de pesos.

 

Comentarios

comentarios