Un principio de justicia para las mujeres
Publicada el Jue, Nov 26, 2020

Por Adriana Aguilar Ramírez.

Las mujeres pertenecen a todos los lugares donde se toman decisiones.

Ruth Bader Ginsburg

Los avances en derechos políticos para las mujeres en los últimos años han crecido a pasos agigantados, han sido cambios paulatinos pero firmes para lograr lo que por justicia histórica nos pertenece a las mujeres: la igualdad en los espacios de decisión.

En Acción Nacional hemos impulsado diversas acciones en favor de las mujeres, entre ellas la Paridad Total, que es el derecho de las mujeres a participar en todos los espacios políticos en condiciones de igualdad con los hombres, es garantizar el pleno ejercicio de los derechos políticos de las mujeres y es obligatorio en los tres niveles de gobierno y en la integración de los órganos del Estado Mexicano.

En junio de 2019 esta importante reforma de Paridad, plasmada en nuestra Constitución, se promulgó para terminar de una vez por todas con la desigualdad histórica de las mujeres a participar en política, cabe recordar que nuestro país fue de las últimas naciones en Latinoamérica en reconocer el derecho al voto femenino en 1953.

El siguiente año es decisivo y uno de los procesos electorales más importantes en nuestro país, pues están en juego 21 mil 368 cargos a renovar, entre ellos 15 gubernaturas, 500 diputaciones federales y más de 20 mil cargos locales, por lo cual es fundamental garantizar el acceso a la paridad en las próximas elecciones.

Por nuestra convicción y porque sabemos de la importancia de la participación política de las mujeres, en Acción Nacional impulsaremos al menos siete candidaturas en las gubernaturas a disputarse. Nuestro compromiso es con el principio de paridad, es garantizar la participación igualitaria, postulando a hombres y mujeres para competir y ganar en los próximos procesos electorales.

La brecha en el acceso a los cargos de representación es muy amplia, en 67 años -desde el reconocimiento del voto- tan solo nueve mujeres han ocupado un cargo como gobernadoras, siete han sido electas y dos con carácter de provisional. Para alcanzar la igualdad sustantiva y concretar la paridad en todos los niveles de gobierno esta es una gran oportunidad para garantizar la participación de mujeres en las posiciones políticas a elegirse en el 2021.

La paridad no es una concesión para las mujeres, es una deuda histórica ante la desigualdad de derechos y ahora un mandato de la Constitución que se debe cumplir a cabalidad.

Es fundamental que las candidaturas en paridad de género en las gubernaturas se consoliden, para lograr igualdad en todos los espacios de representación. Nosotros como partido impulsamos la Paridad Total y hoy ese es el punto de partida hacia una democracia igualitaria en todos los órdenes de gobierno.

Más de la mitad del padrón electoral está representado por mujeres, es momento de apostar por nosotras para gobernar y ser representadas en los espacios de poder.

Cuando tomé protesta en la Secretaría Nacional de Promoción Política de la Mujer, asumí con gran responsabilidad este cargo y lo que con el conlleva, nuestro trabajo se ha enfocado en buscar siempre una representación femenina al interior de Acción Nacional que refleje los esfuerzos realizados al exterior; por ello, elegimos que el lema de esta Secretaría fuera: Construyendo en igualdad, porque sólo así podemos hacer justicia para hombres y mujeres, juntos, construyendo este país en igualdad de condiciones.

Contamos con acciones para fortalecer la participación política desde el interior, para garantizar el principio de igualdad, pero, además, para velar por los derechos político-electorales de las mujeres. Con el Protocolo de Atención a la violencia política en razón de género de las militantes de Acción Nacional protegemos el acceso de nuestras candidatas a los procesos electorales libres de violencia política, además, nuestras fórmulas de Presidente y Secretaría General serán integradas de manera paritaria.

Nuestras acciones dan certeza jurídica al cumplimiento de la paridad porque reforzamos e impulsamos desde el interior la misma; por ello, saldremos fortalecidos y fortalecidas para el siguiente proceso electoral, impulsando a los mejores perfiles de hombres y mujeres en los cargos de elección.

Comentarios

comentarios