Triunfo de AMLO pone en riesgo Reforma Educativa
Publicada el Vie, Sep 21, 2018

Por Andrés Castro Cid.

“La Reforma Educativa se ha derrumbado”, sentenció Elba Esther Gordillo Morales, ex secretaria General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE)”, días después de que un juez decretara su libertad. Acto seguido, MORENA, en la Cámara de Diputados, prepara la reversa a dicha reforma entre octubre y noviembre, adelantó el diputado Alfonso Ramírez Cuéllar.
Lo anterior son dos malos augurios en contra de una de las reformas estructurales más importantes del país, iniciativa en la que participó, en su concepción, el Partido Acción Nacional.
Y es que la propuesta de derogar la citada reforma fue una de las principales banderas electorales del hoy Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien capitalizó a su favor los sufragios del sector magisterial más violento, la CNTE.

Origen de la Reforma Educativa
La Reforma Educativa es una iniciativa constitucional presentada en el marco de los acuerdos y compromisos del Pacto por México, en los que participaron varios partidos políticos, entre ellos el PAN. Dicha reforma fue aprobada por la Cámara de Diputados el 20 de diciembre de 2012, así como por el Senado de la República el 21 de diciembre del mismo año. Se pronunció como reforma constitucional en febrero de 2013 por el legislativo federal y fue publicada por el Jefe del Ejecutivo el 25 de febrero.
En el entorno de la aprobación, quien fuera Presidente Nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, comentó que la alianza de la calidad educativa fue un pacto que permitió traducir 6 de los 95 acuerdos que acompañan la Reforma Educativa.
En el Museo Nacional de Antropología, lugar donde se celebró el evento, Madero Muñoz añadió que para dar el impulso político al acuerdo se debía abrir el cauce para la participación de la sociedad organizada e iniciar juntos estas grandes reformas por el bien de México, es decir, en lo general el Partido Acción Nacional vio con buenos ojos el surgimiento de esta reforma, sin embargo, el reto descansaba en la implementación, situación en la que fracasó el Gobierno federal priista. Hoy, la grave consecuencia de ello es la muy posible derogación de la reforma por parte de la bancada de MORENA y sus aliados.

Rechazo de AMLO y MORENA
Desde el momento de ser precandidato a la Presidencia de México, López Obrador dejó en claro su postura hacía el tema educativo: “garantizar la educación gratuita en todos los niveles. Se dejará sin efecto las medidas de la reforma educativa”.
Este planteamiento sólo fue el primer indicio de lo que sería su precampaña y campaña respecto a este tema. Declaraciones en torno al rechazo a la más importante reforma fue el tono día tras día, incluso, llegó a declinar la invitación para asistir al Foro 10 por la Educación.
Y es que la importancia del Foro recaía en que era una iniciativa creada por 12 organizaciones civiles que convocaron a los candidatos presidenciales del pasado proceso electoral para que tuvieran una conversación con expertos sobre el tema; se les invitó a presentar 10 compromisos en caso de que alguno de ellos ganara las elecciones presidenciales.
A pesar de este importante evento, López Obrador no asistió bajo el argumento de que su prioridad era recorrer 300 distritos electorales.

De luz preventiva a focos rojos
El tema de la Reforma Educativa durante la campaña de López Obrador, como ya se comentó anteriormente, estuvo lleno de contradicciones, pues en un documento que presentó su equipo de campaña no hizo mención de cancelar la reforma. Sin embargo, en sus eventos, como el que tuvo en Oaxaca, estado donde los sindicatos magisteriales más violentos tienen fuerte presencia, aseguró que de llegar a la Presidencia cancelaría la reforma.
Ya con el triunfo en sus manos, algunos morenistas y su poderosa aliada, Elba Esther Gordillo Morales, han dado claras muestras de que la derogación de la reforma será una realidad y para muestra está la declaración del diputado Alfonso Ramírez Cuéllar, quien con toda claridad el pasado 9 de septiembre aseguró que la prioridad de MORENA es tirar la Reforma Educativa.
De igual forma, la ex lideresa del SNTE, Gordillo Morales, quien con sólo una frase: “recuperé mi libertad y la Reforma Educativa se derrumbó”, logró prender los focos de alerta en todos los sectores y organizaciones no gubernamentales que trabajan en favor de la educación del país.

Acción Nacional siempre en favor de la reforma
Desde su concepción, el PAN impulsó esta importante reforma, como lo demostró durante su participación en los acuerdos y compromisos en el tema educativo del Pacto por México. Durante la precampaña y campaña presidencial, quien fuera su candidato, Ricardo Anaya, se manifestó, no sólo en favor de la permanencia de la reforma, sino incluso, en enriquecerla.
En este sentido, quien hoy es diputado federal por el PAN, Hernán Salinas Wolberg, destacó que la bancada panista realizará una férrea defensa de la Reforma Educativa, ya que se trata de una reforma que ha permitido que México tenga las bases para una educación de calidad hacia el futuro.
El legislador reiteró que sí hay áreas de mejora para la citada reforma, una de ellas es que se deben destinar más recursos para capacitar a los docentes, por encima de la evaluación. “Se gasta más en evaluar que en capacitar”.
Sobre este tema, adelantó que el PAN estaría dispuesto a analizar una reforma a las leyes secundarias, pero lo que no se podría permitir es un borrón y cuenta nueva, es decir, regresar a los esquemas anteriores en la educación del país.

Comentarios

comentarios