Triunfa con claridad y argumentos Ricardo Anaya
Publicada el Jue, Abr 26, 2018

Redacción.

El clima en la Ciudad de México, la tarde del domingo 22 de abril, presagiaba lo que sería el panorama para uno de los candidatos a la Presidencia de la República en este proceso electoral 2018: cielo nublado, fuertes vientos con lluvia. A las afueras del Palacio de Minería llovía copiosamente y al interior de éste, sede del Primer Debate Presidencial, también llovían, pero críticas, sobre el candidato Andrés Manuel López Obrador.
Ante cuestionamientos claros y directos lanzados por el aspirante frentista, Ricardo Anaya, el ex dirigente de MORENA sólo guardaba silencio y dejó en claro que no habría respuestas a temas como: “amnistía, perdonar a los criminales ¿sí o no?”, “a Poncho Romo lo acusaste de ser corrupto y ya anunciaste que va a ser el jefe de tu gabinete”, ¿por qué no explicas la contradicción?
El éxito al final de este primer debate se debió a una estrategia bien definida del candidato de la coalición Por México al Frente a la Presidencia de la República, Ricardo Anaya Cortés, quien, con propuestas claras, inteligentes, con visión de futuro, salió victorioso.
Y es que con un Andrés Manuel evasivo, carente de argumentos, con una imagen de cansancio, sin proyección y repetitivo en temas como la venta del avión presidencial; con un José Antonio Meade nervioso, sistemático y apabullado por cargar la loza que representa la desaprobación y rechazo absoluto que tiene el PRI en la sociedad mexicana; un Jaime Rodríguez “El Bronco”, cuya participación se resume en una palabra “locura” frente a la propuesta de cortar las manos a los delincuentes; y Margarita Zavala intermitente que, entre el esfuerzo de demostrar independencia de propuestas con su eterna sombra -Felipe Calderón- e hilar sus intervenciones sin tartamudear, lució nerviosa todo el tiempo, Ricardo Anaya demostró su clara habilidad y dominio para el debate de ideas y, con ello, mostrar que las propuestas del Frente son las mejores para sacar al país adelante.
Las expectativas del primer debate ya apuntaban como triunfador al candidato del Frente, Ricardo Anaya, debido a que la noche del domingo 5 de junio de 2016 se impuso en un debate en televisión abierta al entonces dirigente nacional priista, Manlio Fabio Beltrones. Su habilidad en el intercambio de ideas y fuerza en las críticas terminaron apabullando al político sonorense.

Camino del Frente a la victoria
La avenida Reforma también auguraba una mala noche para el político tabasqueño, ya que en algunos de sus cruces, así como en Eje Central y Donceles, en el Centro Histórico, diversos grupos portaban pancartas en las que se podían leer frases de rechazo, mandándolo a “La Chingada”, su rancho ubicado en Palenque, al norte de la capital de Chiapas; grupos que, aprovechando cada alto que marcaban los semáforos, gritaban lo que también se leía en las mantas.

Formato e inicio del primer debate presidencial
En punto de las ocho de la noche inició la transmisión del debate, mismo que podía verse en la mayoría de los canales de televisión abierta y por diversos canales de Internet; en esta ocasión, el debate estrenaría un formato menos rígido, es decir, el INE, a través de su página, informó que se habían asignado tres moderadores, tres comunicadores con amplia experiencia y larga trayectoria en medios de comunicación. Éstos fueron: Azucena Uresti Mireles, Denise Maerker Salmón y Sergio Sarmiento Fernández de Lara.
En el debate se abordaron los temas de Seguridad Pública y Violencia, Combate a la Corrupción, Impunidad, Democracia, Pluralismo y Grupos en Situación de Vulnerabilidad, mismos que fueron divididos en tres segmentos.
Primer bloque: Seguridad Pública y Violencia, con un segmento que constó de una mesa de diálogo entre candidatos a partir de un planteamiento común.
Segundo bloque: Combate a la Corrupción e Impunidad, con un segmento a partir de una pregunta general.
Tercer bloque: Democracia, Pluralismo y Grupos en Situación de Vulnerabilidad, con un segmento, de igual forma, a partir de una pregunta general.
Y para concluir tuvieron una intervención final donde cada candidato contó con un minuto para dar un mensaje y de esta forma dar fin a este debate.

Primera losa sobre AMLO
El candidato de la coalición Por México al Frente inició el debate con fuertes y certeras críticas sobre el aspirante López Obrador quien, en sus primeras intervenciones, presumía haber sido eficaz en materia de seguridad, lo que de inmediato fue rechazado por Anaya Cortés que, con cifras precisas que marcaban lo contrario, le respondió: por cada 100 casos en el país, los secuestros crecieron 88 por ciento y debido a esto salió medio millón de personas a manifestarse contra la inseguridad cuando él era el Jefe de Gobierno.
En este sentido, Anaya Cortés también dedicó su tiempo para realizar propuestas en materia de seguridad: desmantelar y no descabezar únicamente a las organizaciones criminales. El cambio de estrategia se basaría en inteligencia previa para desmantelar las bandas y no sólo estar deteniendo a las cabezas del crimen organizado.
También, añadió, se debe seguir apoyando a los estados afectados por la inseguridad con el Ejército, pero a la vez se debe trabajar en tener policías confiables y profesionales. Y con este cambio de estrategia vamos a recuperar la paz.
De igual forma, el aspirante presidencial del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano aprovechó sus espacios para continuar exponiendo y criticando a Andrés Manuel, por ejemplo, en el tema de la amnistía a los criminales.
“Está en el punto 10 de su Plan de Seguridad, aunque ahorita quiera cambiar las versiones. Yo quiero advertir, primero, en Colombia hace 25 años eso se intentó y se disparó la violencia, se planteó lo mismo en El Salvador, vean lo que ocurrió, se fueron a 108 homicidios por cada 100 mil habitantes”.
En otra andanada de críticas, Ricardo Anaya señaló que otra contradicción de López Obrador es que, en años pasados, calificó al FOBAPROA como el saqueo más grande de la historia desde que existe el México independiente.
Y ahora, resaltó, personajes que aprobaron esto, hoy en día son candidatos en MORENA, por ejemplo, Miguel Ángel Navarro, candidato en Nayarit al Senado.
Por otra parte, López Obrador ha acusado a Poncho Romo de ser corrupto y hoy en día está propuesto para ser el jefe de gabinete. ¿Por qué no explicas la contradicción?, le cuestionó Anaya.
En cuanto a las falsas acusaciones sobre lavado de dinero realizadas por José Antonio Meade hacia el candidato del Frente, Ricardo Anaya respondió categórico: “no existe ninguna acusación en mi contra, aquí está la sentencia del Tribunal que acredita que ustedes utilizaron de manera ilegal y facciosa a la PGR para dañar mi imagen. Ya contesté, ahora te pido que tú contestes (Meade), sin rodeos, con claridad: ¿tu jefe Enrique Peña Nieto ha gobernado con honestidad, sí o no?, subrayó.
En este marco, cuestionó al aspirante del PRI, PVEM, PT y Nueva Alianza a responder una “siete de siete”: Primero, Odebrecht; dos, el socavón; tres, la estafa maestra; cuatro, César Duarte; cinco, Javier Duarte, y seis, Roberto Borge. Y por último destacó, por medio de una fotografía, el punto siete: su relación con el ex gobernador de Chihuahua.
“Miren, aquí esta con su amigo el ex gobernador César Duarte, por cierto, hoy prófugo de la acción de la justicia, esta es la siete de siete, la pregunta es: ¿de qué tamaño fue la rebanada del pastel que te tocó?
Finalmente, el candidato terminó sus intervenciones en el debate afirmando que la coalición Por México al Frente es la única que le puede ganar a López Obrador, “ésta no es una contienda entre dos personas, es una contienda entre dos visiones de país”.
Pidió a los más de 11 millones de televidentes que seguían el debate a construir juntos la casa común, el México en el que todos cabemos con un piso de bienestar, para detener la caída de los débiles, un techo de legalidad que evite la fuga de los poderosos y cuatro paredes de cohesión social que nos permitan vivir en armonía y con felicidad.

Comentarios

comentarios