Transformación de libertad a censura de prensa
Publicada el Mar, Jun 23, 2020

Por Maricarmen Rizo.

A los ataques contra la libertad de expresión, la violencia contra la prensa, tanto de manera física como en redes sociales, se suma ahora la censura, pues este medio se unió a la lista de otros tantos a los que se les ha negado la acreditación a las conferencias de prensa matutinas del Jefe del Ejecutivo, bajo el argumento de que “el aforo está a su máxima capacidad y/o no cumple con los requisitos mínimos solicitados”, información que se detalla en esta edición.

De esta forma podemos ver como bajo el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador se está transformando la libertad en censura de prensa, pero no debemos permitir que esto se normalice. En su detallado informe “Disonancia: voces en disputa”, de Article 19, se advierte “la eficacia del discurso presidencial para deslegitimar y nulificar el periodismo a través del estigma y de los efectos que sus palabras tienen en la violencia y la impunidad”.

A continuación un recuento retomado, en donde nos quedamos en la edición anterior, de los ataques contra la libertad de expresión desde las matutinas. Destaca el silencio de López Obrador ante la huelga de Notimex por las múltiples denuncias contra la directora de la agencia, su amiga Sanjuana Martínez, así como sus acostumbrados golpes contra los periódicos Reforma, El Universal y recientemente con mayor frecuencia contra el diario español El País.

18 de mayo

López Obrador acusó al diario español El País de estar al servicio de empresas españolas que hacen negocios en México, “hay quienes piensan que son objetivos, profesionales, de izquierda o progresistas, nada de eso”; añadió que a los medios hay que imprimirles ética en el ejercicio del periodismo.

25 de mayo

El Universal la “Alarma” moderna y Reforma muestran el cobre. Según su juicio porque “hacen un periodismo amarillista y calumnioso contra el gobierno” e irónicamente recomendó que si quieren hablar mal del gobierno acudan a El Universal para que se ganen la de ocho columnas. También este día volvió a señalar que los bots en redes sociales están en su apogeo y reiteró su petición, al aire claro, a Twitter y Facebook para ver cómo los pueden controlar.

26 de mayo

En medio de un considerable incremento de defunciones por COVID-19 en nuestro país y las múltiples contradicciones de su gobierno para manejar esta pandemia, se fue nuevamente contra Reforma y El Universal, a quienes acusó de confundir las diferencias de carácter político-ideológico con asuntos como la salud del pueblo, los sentimientos y las emociones; “se empeñan en crear alarma, en dar noticias falsas”, porque según él publican notas sin apego a la verdad porque están enojados, pues les molesta la transformación. “No es que les tenga mala fe o les vaya quemar los ojos”, pero se dijo en la obligación de informarle la verdad al pueblo.

2 de junio

Criticó al reportero de Reforma luego de que éste lo cuestionó sobre el aumento de decesos por COVID-19, manifestando que sólo busca atemorizar, pero no le contestó la pregunta.

4 junio

En su guerra contra Reforma señaló como rotundamente falso lo que publicó el diario sobre que México se encontraba en el tercer lugar en fallecimientos del mundo; “actúan así por la animadversión que tienen a la persona del presidente y al proceso de transformación, actúan de manera alarmista e irresponsable. Se requiere de profesionalismo y objetividad, independientemente de las diferencias políticas e ideológicas”.

16 de junio

Otra vez comenzó su golpeteo contra Reforma y en lo que sonó a amenaza dijo: “los medios conservadores están molestos porque la época de no pagar impuestos se terminó”; estos medios, abundó, que callaban cuando saqueaban al país, ahora son adversarios, están muy “encorajados”. Insistió en su llamado a Reforma y otros periódicos a que se serenen, a que entiendan que él ganó y no dará ni un paso atrás.

Como es su costumbre dar mensajes moralistas, comentó que tiene mucha fortaleza, no sólo política sino moral, que es su escudo protector porque actúa con integridad y honestidad.

En esta ocasión, como ha pasado en múltiples, personalizó su ataque contra periodistas, nuevamente le tocó a Ciro Gómez Leyva, a quien esta vez acusó de haber estado en un bunker de seguridad de Genaro García Luna, preso en una cárcel de Estados Unidos y de quien, según él, Reforma y El Universal, no informan sobre esta situación.

Y por si fuera poco, criticó que El País no publicara la exoneración, sin investigación, del rey de España, acusado de posible soborno, quejándose de que de él siempre se ocupaban; “de esta información, que es una vergüenza para los españoles, quienes no se merecen ese tipo de representación política, no se sabe nada”.

Remató con que el conservadurismo en el mundo controla a los medios conservadores por lo que, ojo, dijo, que se tiene que analizar dicho control en los medios de información, ya que es mucho el desbalance; “son pocos los medios de información objetivos, profesionales, con ética, que no están totalmente inclinados a proteger intereses de grupos económicos y políticos. Por eso, benditas redes sociales”.

 

Twitter: @mcrizoa

Comentarios

comentarios