Transformación de 4TA.
Publicada el Jue, Feb 21, 2019

Por Alejandro Ledesma Solórzano.

Ahora sí, tristemente, hay mucha tela de donde cortar: persecución a los órganos autónomos por parte del Presidente; nombramientos de cuarta en el CONACYT y la CRE; bienes sin declarar en la 3 de 3, y un ridículo de Cancillería en Montevideo, fueron sólo algunos de los momentos embarazosos que en este febrero loco protagonizó nuestra tan prometedora 4T.

¡El Estado soy yo!

Al parecer, los órganos autónomos y reguladores como la CRE, el INAI, la CNDH y el INEE, por nombrar algunos, pasaron a ser los contrapesos incomodos de nuestro humilde mandatario, quien duro y a la yugular se les abalanzó al desprestigiarlos como un “gobierno paralelo y útil a los saqueos del país”.

Sin embargo, lo único que demostró durante al menos una semana de descalificaciones (sin pruebas como acostumbra), fue su añoranza por el estado autoritario, tal y como lo señaló el Secretario de Estudios y Análisis Estratégico del PAN, Fernando Rodríguez Doval.

Abuelito dime tú…

Sin preocupación alguna, el gobierno morenista recortó el presupuesto destinado a más de 300 mil niños inscritos en el Programa de Estancias Infantiles. Lo peor es que, sin presentar un plan alterno como equilibrio al daño, el presidente López Obrador, como padrino de rancho, optó por repartir bimestralmente mil 600 pesos por infante.

Otra de las opciones, planteada por el titular de la SHCP, Carlos Urzúa, fue la de darle 200 pesos a los abuelitos para que se hicieran cargo de los nietos, propuesta que fue notoriamente bateada por más de un abuelito bajo el válido argumento de que no son quien para suplir la formación que ofrece un profesional de formación y cuidado de infantes.

Ebrard como el chinito, sólo se quedó “milando”

Por andar de “queda bien” y quien quedó peor fue nuestro brillante canciller, Marcelo Ebrard, quien ya se veía como líder latinoamericano en medio del conflicto venezolano, puesto que nuestro México lindo y querido se quedó aislado en su propuesta de diálogo sin condiciones entre Nicolás Maduro y Juan Guaidó.

Vergonzosamente, al igual que Bolivia, el titular de la SRE se quedó como el chinito, “milando”, al no contar con que su “amiguis” y anfitrión de la cumbre (Uruguay) levantaría la mano a la propuesta de la UE, que pide convocar a elecciones presidenciales previo a cualquier negociación.

“Son personas de bien… notada ignorancia”

“Para qué la experiencia si son personas de bien”, es el argumento con el que la 4T quiere excusarse tras su evidente amiguismo y crisis de perfiles al nombrar subdirector de comunicación del CONACYT a un joven de 29 años que apenas cursa el tercer semestre de la licenciatura, pero que en 2016 “asesoró” a la entonces senadora Dolores Padierna en sus discursos.

Otra polémica surgió luego de que medios publicaran que como Subdirectora de la Comisión Intersecretarial de Biodiversidad de los Organismos Genéticamente Modificados (CIBIOGEM) aparecía Edith Arrieta Meza, quien sí es licenciada, pero en Diseño de Modas.

Afortunadamente, el musculo social se hizo notar con la presión y rechazo de dichos nombramientos que para bien de la institución no procedieron.

“Honestidad valiente”

Fácil se les hizo a la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y al titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú, omitir en su declaración de bienes sus modestos departamentos en Houston, Texas.

Al ser denunciada por la Función Pública, la segunda abanderada de la pobreza franciscana quiso voltear la tortilla acusando al demandante, diario Reforma, de errar en la declaración del inmueble con un costo de 11.1 millones de pesos y que adquirió, dijo, con el sudor de 100 años de trabajo, “50 de mi marido y 50 míos”.

Mientras Jiménez Espriú haciéndose pato con la declaración de un condominio con un costo de 6 millones de pesos, que dijo es de su hijo. Quiero un apá así.

¿Qué es un CEL?, pues un celular

Sin conocimientos básicos en la materia, los candidatos a comisionados de la CRE, propuestos por el Ejecutivo, comparecieron ante la Comisión de Energía del Senado.

Los casos más destacados fueron Guadalupe Escalante y Jorge Amaya, quienes dejaron con cara de “WTF” a los senadores con sus respuestas; la primera se preparó tanto que leyó “una descripción de Internet que le gustó mucho” para reseñar la función de la CRE.

Por su parte, Jorge Amaya, bonachonamente mostró su celular cuando la legisladora Xóchitl Gálvez le preguntó qué era un CEL (Certificado de Energías Limpias).

Comentarios

comentarios