Transformación de 4Ta
Publicada el Mie, Dic 11, 2019

Por Gerardo de la Cruz.

Concluye el primer año del gobierno de “abrazos y no balazos”, de justicia, institucionalidad y democracia. Los mexicanos nos sentimos cada vez más seguros, no hay descontento social, existe imparcialidad en los organismos autónomos y el presidente ha llamado a seguidores y oposición a trabajar juntos para seguir mejorando las condiciones del país. La economía se desarrolla, existe una mejor distribución, es cuestión de tiempo para llegar a ser una de las principales naciones en el mundo. La oposición protesta, pero esos “conservadores”, “golpistas” ¿qué van a saber?, sólo inventan datos y exageran las situaciones para hacer ver mal al Presidente, sólo quieren el poder. Con seguridad es lo que piensan el presidente y sus fieles seguidores en este momento, aunque la realidad avasalle cada una de las falacias descritas anteriormente, porque esa falsa narrativa es la que ha gobernado al país por un año. Un año en el que, según él, el pueblo es feliz, feliz.

A fuerzas hasta los zapatos con MORENA

El pasado 7 de noviembre se llevó a cabo el proceso para elegir al titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en el Senado. Lo interesante de la elección empezó cuando los senadores morenistas contaron mal los sufragios. Fraude a la vista (se contaron 114 de 116 boletas).

Por si no fuera poco el cinismo de los senadores de MORENA, Monreal violó la ley al espiar y difundir una conversación privada entre Marco Cortés y Mauricio Kuri, y para rematar la burla al pueblo mexicano, resulta que Rosario Piedra, la titular impuesta, era hasta hace un minuto militante de este partido político.

Pero no queda ahí la cosa, pues a los pocos días sucedió un hecho casi idéntico en Puebla con el nombramiento del nuevo titular de la Auditoría Superior de dicho estado. MORENA lo volvió a hacer, impuso a un incondicional a sabiendas que no era legal.

Porque lo dice mi dedito

Y hablando de imposiciones, el caso de Ángel Carrizales, nuevo titular de la Agencia de Seguridad Energía y Ambiente da mucho de qué hablar. Si bien es un espacio designado por el presidente, el cargo exige un perfil idóneo para que se pueda desenvolver de forma correcta la estrategia.

Sin embargo, al cuestionársele al presidente en la famosa mañanera acerca de la experiencia de Carrizales, el presidente respondió que había pasado la prueba más importante: la de la presidencia. Aseguró que los valores que tomó en cuenta son “90 por ciento honestidad y 10 experiencia”. Válgame Dios.

Así es como la “Cuarta Transtornación” se consolida, a manera de imposiciones y fraudes, que tienen como fin respaldar las decisiones y ocurrencias del presidente.

Economía de dádivas

Desde hace años, el presidente ha criticado fuertemente a los gobiernos por no hacer un buen trabajo en temas económicos. Los neoliberales, según él, son la mafia del poder, a los que les conviene que exista pobreza y desigualdad.

Pero acciones como la desaparición del Instituto Nacional del Emprendedor, los recortes de presupuesto a la investigación y la falta de inversión productiva han llevado a México a ser un país en el que la iniciativa privada no confía.

Para el presiente es más importante el beneficio inmediato de la dádiva ¿Por qué no en vez de darle dinero a los estudiantes para que lo gasten en videojuegos, se trabaja en un programa para que lleguen seguros de la escuela a su casa? En fin, él dice que vamos a todo dar, ¿cuál recesión?

Las abuelitas ya no regañan como antes

Según datos de la ONU en México son asesinadas a diario nueve mujeres, pero al parecer estos también son otros datos, ya que el presidente no hizo mención alguna de estas cifras en su primer informe.

Reporteros, ciudadanos, policías, políticos, todos hemos pagado con creces la “visión estratégica” del presidente o ¿será que las abuelitas no se han puesto las pilas para regañar a los criminales?, tal como lo plantea en la ley de amnistía que se estará discutiendo en las próximas semanas.

La realidad es que el país se cae a pedazos y el presidente no sabe qué hacer. La delincuencia organizada ya le tomó la medida, pues pareciera que tiene más control que el Estado, tal y como pasó en Culiacán.

Primer año… y nos faltan cinco

Los ciudadanos seguimos viviendo atracos, secuestros, violencia y homicidios, pero para la estrategia federal eso no existe, todos son inocentes y nadie responsable.

Así terminamos un año de mandato populista. Un año, “me canso ganso”, en el que los resultados no dicen lo mismo que las mañaneras, un año en el que López Obrador se encargó de dividir al país entre los que el 1º de diciembre asistieron al Zócalo y los que marcharon al Monumento a la Revolución.

Dos puntos de vista distintos que han estado auspiciados por el “Mesías Tropical”: el que une, el que escucha, el que tiene “los datos”. No gobernar para todos es no gobernar, existe descontento social, no es sólo un tema mediático. No lo dice uno, ni dos, lo dice la gente y no bots como reclama.

Comentarios

comentarios