Testimonio vivo de la lucha eterna
Publicada el Mie, Ago 21, 2019

Por Alejandro Ledesma Solórzano.

Cuando se tiene clara la razón de vivir y de luchar, cualquier embate se supera sin importar lo duro que sea, así lo manifestó el panista tehuacanense, José Bulas Chávez, quien se dijo orgulloso de militar activamente por más de cinco décadas en el Partido Acción Nacional.

Tras una cálida bienvenida en la sala de su casa, don José compartió a La Nación su primer acercamiento al Partido, el cual se dio tras la visita de Efraín González Luna a Tehuacán como candidato a la Presidencia de la República, “fuimos todos como familia a recibirlo, nos convenció su forma de expresar el sentido de lucha y acción política. Recuerdo perfectamente que fue en 1952, cuando yo tenía 12 años”.

Miembro de una familia de ocho hermanos, el poblano destacó que, así como su padre, don Simeón Bulas Mendoza, uno de los fundadores del PAN en la región, los enseñó a dar la lucha por una patria ordenada y generosa, ahora son sus hijos y sobrinos quienes desde la trinchera panista participan en la acción política, “creemos firmemente en los postulados del Partido pese a las premuras por las que ha pasado”.

 

Heraldo de La Nación

A la edad de 17 años y como miembro de la Asociación Católica de la Juventud Mexicana, Bulas Chávez inició su colaboración con la revista La Nación como distribuidor de la misma mediante la primera presidenta del CDM, Paula García de Hanneman, un ejemplo en la región en cuanto a su enseñanza, aportación y testimonio de lucha, y que bajo la dirección del tercer director del órgano informativo oficial del PAN, Gerardo Medina Valdés, recibía el mensaje de Acción Nacional para después, con gran orgullo, casa por casa distribuirlo.

“El licenciado Medina estaba realmente comprometido con la revista. Nos decía que esa catequesis, esa doctrina rica en el valor humano, tenía que llegar a las familias. Tras la muerte de mi madre me ausenté y seis años después volví a Tehuacán para reincorporarme y pintar la región de azul”, detalló.

Orgulloso de haber conocido a Manuel Gómez Morin y a Efraín González Luna, don José comentó que como distribuidor viajó a otros estados como Veracruz, Oaxaca y el Estado de México, así como a la sierra poblana donde a su paso dejó una semilla para la consolidación del Partido.

“En la sierra había quien no hablaba castellano y muchas veces fuimos corridos. Nuestra siembra fue enseñar a votar a la gente y dar manifiesto de lo que Acción Nacional sigue representando. Esa lucha constante a la larga dio resultado porque en esta región comenzamos a ganar municipios”, comentó.

Al tomarse un respiro, el tehuacanense relató que en 1974 el blanquiazul postuló un candidato a diputado federal y uno local, así como uno a presidente municipal, éste último fue Héctor Lezama Surroca, quien le dio a la oposición su primer triunfo en la historia de la entidad.

Don José mencionó que en el caso de Virgilio Flores Aréchiga, candidato a diputado federal por el PAN, se obtuvo un triunfo contundente, sin embargo, el PRI no lo reconoció y por vez primera, se canceló una elección federal.

“Insistimos nuevamente y se volvió a ganar. En ese entonces había un nefasto funcionario en Gobernación llamado Manuel Bartlett, desde entonces andaba haciendo sus tropelías por acá, incluso cambió las oficinas de dicha Secretaría a un hotel de Tehuacán; ya no era el PRI, sino el Gobierno el que desde entonces preparaba una elección de Estado”, resaltó.

A partir de ahí, José Bulas, quien fue candidato a diputado federal a finales de los sesentas, refirió que la lucha se acrecentó en Puebla, ya que los ciudadanos empezaron a creer gracias al testimonio de trabajo, la enseñanza cívica y su participación, “cada vez más municipios y comunidades comenzaron a votar y así la gente ganaba a través de Acción Nacional, pero ya en el Senado de la República, con su primer senador por Puebla, el ingeniero Fernando Herrero Arandia”.

La enseñanza de ser libres

El ex secretario de Organización del PAN en Tehuacán apuntó que el PRI siempre estuvo presente con el cacicazgo de la familia Barbosa en el municipio de Jalpan, de la que desciende el ahora gobernador de Puebla y que durante mucho tiempo sometió bajo su yugo a varias comunidades.

“La lucha de Acción Nacional fue la liberación de la región. Enseñamos a todos a ser libres, la gente lo comprendió y lo asimiló. Los caciques tricolores se enojaban por decir ‘toma lo que te dan, pero vota por el PAN’; era la época de Gustavo Díaz Ordaz, quien tambien fue autoridad en Zinacatepec”, compartió.

Hoy, don José Bulas Chávez atiende una optica ubicada en su domicilio y pese haber recibido varios impactos de bala por su misma lucha, se dice orgulloso de haber liderado el panismo en la región como presidente del Comité Directivo Municipal; asimismo, de haber edificado con el apoyo de muchos, una casa digna para el Partido y colocar una placa en memoria de los fundadores locales, como lo fue su padre.

Comentarios

comentarios