Sin Miedo
Publicada el Lun, Jun 18, 2018

Por Marco Antonio Adame Castillo.

Un verdadero “campanazo” resultó el encuentro de Ricardo Anaya con los jóvenes de la Universidad Iberoamericana (Ibero), espacio de escucha, de diálogo y de confrontación libre y directa de las ideas, como debe ser en las universidades y en todos los foros entre los candidatos a la Presidencia y los ciudadanos, en especial, con los jóvenes, que son presente y futuro del país.

El encuentro fue por demás singular, gozó de la atención de todo mundo y de una gran expectativa para los organizadores, los jóvenes, y para los candidatos y medios de comunicación; sin duda, influyeron los antecedentes que enmarcaron el nacimiento del Movimiento 132: la inopinada huida a los baños del candidato del PRI, Enrique Peña, para evitar los cuestionamientos, así como por la negativa de los candidatos del PRI y de MORENA para asistir al evento. El hashtag #SinMiedoALaIbero resume la connotación de los acontecimientos.

Más allá de la anécdota, ¿qué es lo verdaderamente importante del diálogo entre el candidato de la coalición Por México al Frente y los jóvenes de la Ibero? En primer lugar, el diálogo mismo, valor fundamental de la democracia, suma de voluntades en busca de coincidencias y acuerdos para los problemas del país. Esta disposición entre el candidato y los jóvenes se acrecienta ante la falta de espacios para procurar y concretar el diálogo político como el único camino para alcanzar la paz; ante la crispación del país y las señales reiteradas de división y encono que han marcado a estas elecciones con el signo de la violencia, tanto verbal como física, y la violencia institucional en contra de candidatos y del proceso mismo, nada más esperanzador que un encuentro como el que hoy nos ocupa.

Mención especial a los jóvenes que han sabido encauzar su natural rebeldía en contra de la injusticia, la corrupción y la impunidad, y su inagotable deseo de cambio hacia un futuro mejor y un país más justo y más humano, a través del diálogo constructivo, de la fuerza de las ideas. Con gran responsabilidad asumieron las consecuencias de su propia convocatoria y decidieron actuar Sin Miedo, no sólo para expresar sus ideas, también para manifestarse con alegría y determinación en respaldo a nuestro candidato, reconociendo el valor civil y político que tuvo para estar frente a ellos y las respuestas francas y directas a los distintos cuestionamientos de los estudiantes y del periodista Jorge Ramos.

Durante los siguientes días y hasta la jornada electoral habrá tiempo y circunstancia para analizar este y otros eventos donde se discuten las propuestas de los candidatos. Es deseable que todos estemos dispuestos a dialogar, aún aquellos que, como el candidato López Obrador, se niegan sistemáticamente a dialogar y debatir. No creo que lo hagan por falta de ideas, acaso por la falta de claridad y pertinencia de las mismas. Lo que sí es claro hasta ahora es que el candidato de MORENA no está dispuesto a dialogar su visión de país. López Obrador esconde su vena autoritaria en esa parsimoniosa manera de hablar, lo cierto es que su programa está plagado de ideas sin sentido y propuestas enmascaradas en la contradicción de sus voceros y en su propia inconsistencia, por eso, es un riesgo para el país, porque no quiere, no sabe o no puede dialogar honestamente.

Durante esta última etapa de la campaña y hasta el cierre, veremos a Ricardo Anaya recorrer el país sin descanso. Ahí estará Sin Miedo ante quienes coinciden con nosotros y ante quienes no, para reiterar su voluntad de diálogo, su total disposición a hablar con los ciudadanos de los temas que preocupan y ocupan a las familias y comunidades; para dar a conocer la propuesta de la Coalición y para comprometerse personalmente con las mejores causas de México.

Ricardo Anaya se ha comprometido con la pacificación del país, sabe que para lograr la paz es necesario concretar un compromiso de cambio por la justicia, por la seguridad, por el crecimiento social y económico con equidad y solidaridad. Sabe que la paz nace de un corazón justo y que la propuesta sólo será posible si incluye, con la participación de todos y de manera inconfundible, un compromiso con la justicia.

 

Marco Antonio Adame Castillo es Coordinador de la Comisión de Relaciones Internacionales e integrante de la Comisión Nacional Permanente del PAN. Twitter: @MarcoAdame

Comentarios

comentarios