Sí a una reflexión, pero objetiva – Revista La Nación
Sí a una reflexión, pero objetiva
Publicada el Lun, Jul 23, 2018

Por Alan Ávila Magos.

Estos últimos días hemos escuchado la opinión de muchísimos panistas respecto a los resultados de la pasada jornada electoral. Todas las voces tienen una coincidencia: debemos realizar una profunda reflexión. Y aunque yo también la comparto, esa reflexión debe ser objetiva, basada en el análisis realista, serio, alejado de revanchas irracionales, pero tampoco maquillado con justificaciones inaceptables.

El llamado a la reflexión debe ser permanente, incluso, cuando los proyectos alcanzan el objetivo que perseguían, y ahora, nosotros necesitamos hacer ese análisis para comenzar a tomar decisiones sobre qué es lo que queremos para nuestro Partido y, por lo tanto, qué queremos para México.

El PAN no nació cuando empezó la campaña, ni murió el 1 de julio. Durante su historia, el PAN se ha consolidado precisamente en los momentos difíciles para nuestro país. Cuando no existían opciones de verdadera democracia en México, un grupo de jóvenes valientes crearon un partido que, al nacer, parecía seguir sueños inalcanzables.

Era en aquellos tiempos, en donde no fue una derrota electoral, sino la derrota sistemática, lo que durante los primeros años de nuestro Partido recibió una y otra vez, y ante esas embestidas del régimen, nuestros fundadores se negaron en aceptar la derrota como su destino final. Su compromiso y firme amor por México fue tan inquebrantable que fue de la mano del PAN que llegó, primero, la alternancia en el norte de nuestro país en 1989 y después a nivel nacional, hace apenas 18 años.

Es el PAN quien más ha demostrado históricamente su compromiso con la democracia. Hoy, aceptamos la voluntad del pueblo mexicano reconociendo esta derrota. No es en una batalla donde se definen las guerras, y no es en una elección donde se define el futuro determinante ni de México, ni del PAN, y mucho menos de Acción Juvenil.

Si bien es claro que aún debemos seguir haciendo ese análisis profundo y realista, también es evidente que el futuro de México recae necesariamente en lo que hagamos los jóvenes y, particularmente, nosotros los jóvenes del PAN.

Es precisamente pensando en lo que quieren los jóvenes y lo que esperan de nosotros desde la oposición que, como partido, debemos mantenernos unidos para seguir fortaleciendo ese México democrático y participativo que en estas elecciones demostramos ser.

Es tiempo de pensar en lo que estamos dispuestos a ofrecer al PAN, a partir de que nadie es culpable del resultado, pues todos hicimos lo que nos tocaba hacer, incluso, los que se fueron, porque nos recordaron que los personajes y sus proyectos personales son pasajeros, pero la institución es permanente.

Recorriendo México fui testigo de que los jóvenes hicimos con alegría lo que nos tocaba hacer y eso merece el reconocimiento. A ti joven que luchaste cada uno de los 90 días, que moviste las almas bajo el sol y bajo la lluvia, que votaste con la esperanza de que tu voto sí haría la diferencia, a ti que fuiste candidato y decidiste ser protagonista, a ti que fuiste representante de casilla y defendiste hasta el último voto, les digo: nada de esto fue en vano.

Esta nueva etapa representa enormes retos y desafíos que debemos asumir con responsabilidad y seremos los jóvenes quienes fungiremos como esa fuerza decidida para ser los primeros en señalar lo que se hace mal, pero también reconocer lo que se hace bien.

Hoy, más que nunca, nuestro Partido necesita de los jóvenes que no se rinden, que lo dan todo. Y aunque la derrota duele, la oportunidad histórica que nos tocará vivir nos motiva a seguir con más convicción. Lo decimos fuerte y lo decimos claro: ¡AQUÍ ESTAMOS Y NO NOS VAMOS!

Los jóvenes panistas seguiremos convencidos que, ante cualquier adversidad, con esperanza y en unidad, nuestro Partido se fortalece. No es tiempo de culpar para arriba, ni para abajo, sino de frente valorar lo hecho. No es tiempo de desandar lo andado, sino de reafirmar el rumbo, y en Acción Juvenil lo tenemos claro.

 

Alan D. Ávila Magos es Secretario Nacional de Acción Juvenil.

Twitter: @AlanAvilaMagos

Comentarios

comentarios