Se espera una de las peores recesiones económicas
Publicada el Jue, Abr 23, 2020

Por Redacción.

El confinamiento a nivel mundial por la pandemia del COVID-19 no sólo ha provocado un cambio en la vida social, familiar, política y lúdica de las naciones, sino afectaciones graves a la economía que derivarán en una de las peores recesiones económicas vistas desde hace 90 años, de acuerdo a diversos pronósticos del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

El FMI estimó una contracción del 3 por ciento para la economía global, con una caída del 11 por ciento en los volúmenes de comercio de bienes y servicios. Y advierte que los gobiernos y autoridades de salud deben trabajar juntos para evitar un panorama peor en las dos fases de la crisis, que son la contención, estabilización y después la recuperación.

En tanto que el Banco Mundial proyectó una caída del PIB de 4.6 por ciento en América Latina, mientras que el Banco Interamericano de Desarrollo prevé un desplome de entre 1.8 y el 5.5 por ciento.

Y es que este aislamiento ha ocasionado un paro total de la actividad productiva de los países y la caída no sólo de las grandes empresas, sino de las medianas y pequeñas, en las cuales se verá el mayor impacto sobre todo en el empleo de los trabajadores.

El coronavirus ocasionará una caída de 7 por ciento del empleo a nivel mundial, de acuerdo con la Organización Internacional de Trabajo, quien también calcula que sólo en primavera las horas trabajadas descenderán un 6.7 por ciento, lo cual equivale a 195 millones de empleos de tiempo completo.

Ante esta situación, la mayoría de los gobiernos de Europa, Asia, Canadá, Estados Unidos y algunos de América Latina han tomado medidas extraordinarias para inyectar capital a las MiPymes.

Algunas grandes potencias como Estados Unidos sufrirán una contracción del 5.9 por ciento, y en China se prevé un crecimiento de 1.2 por ciento, que podría ser el peor desempeño desde la década de los setenta. En América Latina se pronostica para economías grandes como Brasil una contracción de 5.3 por ciento y para México hasta de 6.6, lo cual podría traer consecuencias devastadoras de generación de pobreza extrema ante la falta de medidas económicas del gobierno de López Obrador.

Países más conservadores fiscalmente como Alemania apoyarán el trabajo de horas cortas y que se les pague ocho de ellas, así como créditos sin tasas de interés, se van a diferir los pagos de intereses y de impuestos hasta por 6 meses.

En su caso, países como Canadá van a subsidiar hasta 75 por ciento los salarios de los trabajadores que están en empresas que no producen. Además, se incluyen apoyos a grupos menos protegidos de la población y habrá diferimiento de impuestos en lo que dure la pandemia.

Entre los países que más medidas aplicará para reducir la carga fiscal está Australia, con aplazamientos de fecha límite de pagos, perdonar multas e intereses, planes de pago de deuda y suspensión de recuperación de deudas. Mientras que México y Singapur no cuentan con ninguna de las medidas anteriores y Sudáfrica sólo con el aplazamiento de pagos.

En el caso de los apoyos mediante paquetes fiscales, Estados Unidos, Canadá, Chile, Reino Unido, Italia y Alemania contemplan transferencias a personas, recursos para empresas, apoyo a trabajadores y condiciones preferenciales de impuestos. En tanto que México sólo cuenta con las dos primeras.

La economía se mueve de manera vertiginosa, por lo que si los gobiernos no actúan de inmediato, las consecuencias serán desoladoras para la población y el bienestar de las naciones. Es por ello la urgencia de que se actúe con paquetes económicos y fiscales para aminorar el impacto que se avecina.

Comentarios

comentarios