Revolución digital en elecciones ante pandemia
Publicada el Vie, Ago 28, 2020

Por Laura Vega.

La pandemia no sólo cambió las normas de convivencia social, sino el orden mundial y hoy hay nuevas reglas para realizar elecciones internas en los partidos políticos. El primero en dar el ejemplo fue el Partido Demócrata de Estados Unidos, que realizó del 17 al 20 de agosto la primera convención virtual de la historia.

Hasta el momento en Estados Unidos hay 5 millones 482 mil 416 casos de COVID-19, de los cuales 171 mil 821 se han traducido en defunciones y 1 millón 898 mil 159 se han recuperado. Por esta razón, se han tomado decisiones diferentes para celebrar las elecciones internas.

Aunque la convención se llevaría a cabo en julio, se tuvo que posponer hasta agosto. Pero la manera de presentar a los candidatos y de realizar un evento virtual resultó inédita y un parteaguas para futuras elecciones, así como un referente que deberán estudiar otros partidos en el mundo para evitar arriesgar a militantes y ciudadanos.

Las vistas en Youtube del primer día de la Democratic National Convention alcanzaron las 700 mil, el segundo día casi 500 mil vistas, el tercero y cuarto casi 800 mil. Esto sin contar Facebook, Twitter, Instagram, canales de noticias, periódicos nacionales e internacionales, en donde en algunos como El País oscilaban hasta las 700 mil vistas.

De manera paralela, la Convención utilizó otras redes como Twitter para colocar videos cortos de las exposiciones de Jill Biden, Michelle Obama, congresistas y diferentes personajes que participaron en el encuentro virtual; Barack Obama estuvo el tercer día de la convención y el cuarto el candidato Joe Biden.

De los discursos virtuales más destacados fue el de Michelle Obama, que incluso desató la furia de Donald Trump por señalar que no estuvo a la altura de la pandemia y la crisis económica.

La ex Primera Dama estuvo en la primera jornada de la Convención del Partido Demócrata, en donde dijo: “Déjenme ser todo lo sincera y clara que puedo: Donald Trump es el presidente equivocado para nuestro país”.

Esto trajo como consecuencia que el presidente de Estados Unidos le respondiera: “no estaría aquí, en la hermosa Casa Blanca, si no fuera por el trabajo realizado por su esposo”.

Otras voces que se sumaron a la crítica de Trump fueron Bill Clinton, quien expuso que ignoró al COVID-19 mientras atacaba a la gente en las redes sociales, pues “nos golpeó mucho más fuerte de lo necesario. En un momento como este, la Oficina Oval debería ser un centro de comando. En cambio, es un centro de tormentas. Solo hay caos”.

Ese mismo día, el discurso de Trump, el 18 de agosto en Arizona, se centraba en un ataque más a los migrantes, calificándolos de asesinos y violadores.

Para el tercer día, la Convención contó con tres figuras emblemáticas: el ex presidente, Barack Obama, Hillary Clinton, ex candidata presidencial, y Kamala Harris, nominada para ser vicepresidenta.

Los mensajes y los temas fueron poderosos, pues se habló desde control de armas, inmigrantes, la violación de sus derechos, así como niños separados de sus madres, la participación de las mujeres en política, el movimiento de Black Lives Matter y un mensaje de la cantante Billie Eilish, señalando que Trump está destruyendo a su país y todo lo que importa, por lo que el silencio no es una opción.

Barack Obama advirtió que Trump está dispuesto a derribar la democracia con tal de ser reelecto y lo acusó de ser responsable de la catástrofe del coronavirus en Estados Unidos, así como de utilizar la Casa Blanca como un reality show.

En el último día de la Convención, Joe Biden cerró seguro y brindó confianza al público virtual con un discurso de unidad, sólido, de acuerdo con varios asesores de imagen.

Ahí resaltó que el camino de Trump ha sido de mucha furia, miedo y división, con un presidente que no asume responsabilidades, se niega a liderar, culpa a otros, coquetea con dictadores y aviva el odio.

“Aquí y ahora les doy mi palabra: si ustedes me confían la presidencia, sacaré lo mejor de nosotros, no lo peor; elegiré la verdad sobre la ficción, la luz sobre la oscuridad”, dijo Biden.

Se prevé que del 24 al 27 de agosto se realice la Convención del Partido Republicano, en Charlotte, North Carolina, en donde no se esperan muchas sorpresas, pues ahí nominarán de manera oficial a Donald Trump y Mike Pence.

El evento que originalmente sería de 2 mil 500 delegados se redujo a seis de cada estado, dando un total de 336, quienes deberán portar mascarilla y pruebas de COVID previas a su viaje, así como seguimiento diario de síntomas y controles de temperatura.

Pero, sin duda, lo interesante será ver cómo este partido también se adapta a los nuevos tiempos, en donde el COVID ya no permite grandes concentraciones de ciudadanos o militantes, y ahora las campañas a nivel internacional están sufriendo una enorme transformación al tener que utilizar todas las herramientas virtuales posibles.

Comentarios

comentarios