Rafael Morgan Ríos, sinaloense de sangre azul
Publicada el Jue, Sep 21, 2017

Por Héctor Larios Córdova.

Rafael Morgan Ríos nació el 20 de mayo de 1935 en Culiacán, Sinaloa. Se casó con Carmen Alicia Franco González, con quien formó una familia de seis hijos.

Es Contador Público por la Universidad Autónoma de Sinaloa y tiene una Maestría en Administración por el ITESM, de la que se graduó con Mención Honorífica.

Cuando era miembro de Acción Católica Mexicana (ACM) y de la Asociación Católica de la Juventud Mexicana (ACJM) conoció a personajes como Esteban Zamora, Gabriel López Palomares, Jorge del Rincón, Rigoberto López, Jesús Ramón Rojo y Zenen Xóchihua. Su amistad se fortalece cuando en 1961 comienza a militar en el Partido Acción Nacional.

Presidió al PAN en su estado natal en multiples ocasiones. Fue integrante del CEN en 1970, 1975, 1984-1990, 1996-2000. Ha sido candidato a presidente municipal de Culiacán, a senador (1970 y 1988) y a diputado local en 1993, cargo que ocupó por la vía de la representación proporcional hasta 1996. Es Consejero Estatal en Sinaloa y Consejero Nacional Vitalicio.

En el Gobierno federal fungió como Subsecretario de Control y Auditoría. y posteriormente ocupó la titularidad de la Secretaría de la Función Pública.

“Esteban Zamora y López Palomares ya participaban en la ACJM cuando yo llegué, así como otros compañeros del PAN. Me pregunté ¿qué sigue?, quería continuar, pero ahora en política. Así que fue una transferencia natural. Con el paso del tiempo y siendo tan pocos los que entonces militabamos, pudimos reencontrar amigos de otros estados y volvernos corresponsables con las tareas del Partido. Por eso fui muchas veces Presidente del CDE en Sinaloa, las primeras veces porque me lo pedían. Hasta que en 1995 competí y gané. Recuerdo que siendo Jefe Estatal logramos obtener por primera vez el triunfo electoral en cinco municipios”.

 

Presidentes Municipales Electos en Sinaloa en 1995
Municipio Alcalde
Ahome Francisco Salvador López Brito
Salvador Alvarado Roberto Gastelúm Castro
Culiacán Sadol Osorio Salcido
Navolato Marco César Almaral Rodríguez
Mazatlán Alejandro Camacho Mendoza

Nuestro entrevistado recordó que Sinaloa fue uno de los 12 estados con elección en 1995, tiempo al que algunos nombraron como el “Año del juicio político al PRI-Gobierno”. “Nuestro país vivía la recesión marcada por la crisis y la devaluación en la que el precio del dólar, de tres pesos alcanzó los seis pesos. Desde Acción Nacional se emprendieron acciones, exigencias y exhortos para que el Gobierno federal informara a los mexicanos las implicaciones que pudieran presentarse con la inestabilidad económica, el alza de los precios y el panorama poco promisorio”.

El Maquío

Don Rafael Morgan y Maquío se acompañaron dos veces como candidatos. La primera se dio en 1986 cuando buscaban ser presidente municipal de Culiacán y gobernador de Sinaloa, respectivamente. La segunda fue en 1988 cuando querían ser senador y presidente de la República.

“En 1986, aún y cuando el Partido tenía oficina en apenas cuatro municipios, él –Maquío- se arrancó a visitar los 18 ayuntamientos. Hizo su campaña, pero también buscaba reorganizar y fortalecer la estructura del PAN. El día de la elección, los del régimen voltearon la votación en los municipios donde casualmente teníamos pocos representantes de casilla y nos ganaron por el margen de votos que nosotros considerabamos que obtendríamos por encima del resultado de ellos. Ese fraude generó que el Maquío decidiera viajar por el país para denunciar lo ocurrido”.

Mientras tanto, don Rafael Morgan en Culiacán realizó una huelga de hambre durante 14 días, en los que perdió aproximadamente la misma cantidad de kilos. Con ello, quedó de manifiesto la inconformidad por el fraude electoral.

“De todas las campañas disfruté muchísimo la de 1968, porque abrimos brecha. La mas significativa fue la de 1986; pero en todas, mi familia completa se involucró, todos ayudaron. Mi esposa es Consejera Estatal Vitalicia y una de mis hijas –Rocío- ha sido dos veces legisladora federal”.

Después, agregó, vino la campaña de 1988, conocida por todos. Y un año después, el sepelio mas concurrido en la historia de Sinaloa por el lamentable deceso de Manuel Clouthier y Javier Calvo Manrique.

Sobre su participación en los órganos del Partido, don Rafael recordó haber sido Consejero Nacional mucho antes de que fuera candidato a alcalde de Culiacán, es decir, antes de 1968. Nosotros mismos financiábamos nuestros viajes en camión. Eso representaba mas de 20 horas para llegar, pero ni las sentíamos, apuntó.

“A las nuevas generaciones de panistas les digo que el Partido sigue siendo una opción para gobernar a México. Pero ya no se trata sólo de hacer campaña y ganar. Este país ya cambió. Hoy exige funcionarios preparados y a la altura de las expectativas. Esos que lleguen, además de estar suficientemente preparados, tienen que ser verdaderos panistas”.

Comentarios

comentarios