Primer paso para la reelección
Publicada el Jue, Oct 24, 2019

Por Sergio Rodríguez Colín.

“Quienes no entienden la democracia son quienes han venido presentando esta serie de proyectos. De ninguna manera se puede considerar democrático a un gobierno populista, un gobierno que abusa del poder para servirse a sí mismo y que recurre a la dádiva, a los apoyos clientelares, para mantener a una base electoral, sacrificando el desarrollo del país y sacrificando la libertad de los mexicanos”.

Así lo consideró la Presidenta de la Comisión de Justicia en la Cámara baja, María del Pilar Ortega Martínez, al referirse al dictamen de la consulta popular y revocación de mandato, el cual fue aprobado el martes 15 de octubre en el Senado de la República con 98 votos a favor y 22 en contra.

Cabe subrayar que la mayoría del grupo parlamentario del PAN en la Cámara alta votó en contra del dictamen, pues de acuerdo con el Presidente Nacional, Marko Cortés, los legisladores de MORENA pretenden justificar, por medio de esta figura legal, la intención no reconocida públicamente de López Obrador de perpetuarse en el poder.

En ese sentido, en entrevista con La Nación, la diputada panista por Guanajuato sostuvo que la aprobación es un fraude a la democracia, ya que es una figura construida a partir de una persona, en este caso, dijo, en la imagen de lo que fue el hoy presidente en la campaña y no en una figura que realmente quiera construir o abonar a mejorar nuestro sistema político electoral.

“Lo que pretende, a partir de la construcción de esta herramienta, es seguir estando en campaña y con eso generar adhesiones a su partido político de reciente creación; recordemos que sus candidatos al Poder Legislativo no tuvieron el impacto ni la fuerza que tuvo el candidato presidencial, esto es lo que nosotros argumentamos, que con esto se pretende hacer un fraude a la democracia”.

Exhortó a los mexicanos a realizar un análisis cuidadoso de la figura de revocación de mandato, con el propósito de ver si en las grandes democracias del mundo está funcionando esta figura, “lo que vemos es que en Latinoamérica quienes las han adoptado son países populistas como el caso de Venezuela y Bolivia, lo que nos genera una alerta importante, pues hemos visto y seguimos viendo como ambos países tienen un gobierno autoritario, populista y que persigue a sus enemigos, y si este es el modelo democrático mediante el cual estamos tratando de construir nuevas figuras en la constitución pues estamos mal”.

Cuidado con las leyes secundarias

A pesar de que el proyecto original enviado por el Ejecutivo federal tuvo modificaciones en la Cámara alta, como por ejemplo que la solicitud de revocación de mandato sólo es atribución de los ciudadanos y no del presidente; que sólo se podrá requerir en una sola ocasión durante el sexenio y en caso de solicitarse ésta deberá realizarse al termino del tercer año de gobierno, Ortega Martínez pidió poner atención en la construcción de las leyes secundarias del dictamen.

Precisó que la iniciativa aprobada deja muchas aristas y muchos huecos que pueden favorecer al mismo grupo que empujó el dictamen, lo que al final del día podría convertirse en un peligro para México. Asimismo, manifestó que hay muchas herramientas que se pueden incorporar para medir la satisfacción e insatisfacción de la ciudadanía con respecto a sus gobernantes.

“La confianza –en el gobierno de López Obrador- se ha perdido a través de estos meses, en donde vemos que dicen una cosa y hacen otra cosa. No hay preparación de quien lleva e implementa las políticas públicas, todo lo que emana del Ejecutivo tiene que ver con una intención político-electoral personal y donde pareciera que la estrategia es consolidar un sistema mediante el cual se asegure al votante cautivo de MORENA”, denunció.

Esta premisa es compartida por el líder nacional albiazul, Marko Cortés, quien advirtió, mediante un comunicado, que “la figura de la revocación de mandato, en tiempos de un gobierno autoritario y con la conformación de amplias clientelas electorales, parece más una estrategia de MORENA para luego, con alguna legislación secundaria, impulsar la reelección o ampliación de mandato del Presidente de la República en 2024 y con ello perpetuarse en el poder”.

La diputada federal adelantó a La Nación que, en caso de advertirse violaciones al sistema constitucional en las leyes secundarias, el Partido Acción Nacional interpondría una controversia constitucional, siempre y cuando se tenga el número que previene la propia Constitución para poderla interponer ante las autoridades correspondientes.

Impugna PAN “Ley Bonilla”

Una vez que el gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, publicó -17 octubre- en el diario oficial del estado la llamada “Ley Bonilla”, que pretende ampliar la administración de Jaime Bonilla de dos a cinco años, cuando los bajacalifornianos votaron para en periodo de dos años, el Presidente Nacional del PAN, Marko Cortés, presentó el 18 de octubre ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación la acción de inconstitucionalidad contra dicha ley.

Sostuvo que esta ley servirá como el laboratorio para la ampliación de mandato a nivel federal. “Venimos a decirle al otro Poder que haga respetar la Constitución, venimos a confiar en que aquí se le dirá no a Jaime Bonilla y se le dirá no a MORENA en su pretensión de ampliarse el mandato, de legislar para sí y de vulnerar el orden constitucional y democrático en México”, afirmó.

El líder albiazul estuvo acompañado por los coordinadores parlamentarios en el Senado y Cámara de Diputados, Mauricio Kuri y Juan Carlos Romero Hicks, respectivamente.

Comentarios

comentarios