Pone PAN a disposición 200 mdp
Publicada el Mar, Oct 24, 2017

Por Laura Vega

Luego de la tragedia ocurrida con los sismos del 7 y 19 de septiembre, el Partido Acción Nacional se sumó de inmediato a las labores de reconstrucción y apoyo de los damnificados, al depositar hasta el momento en una cuenta 50 de 200 millones de pesos, que se tiene como meta para el primer trimestre de 2018, que será destinada exclusivamente para auxiliar a las familias que tuvieron algún daño en su patrimonio.
A través de una carta dirigida al consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello, el Dirigente, Ricardo Anaya, puso a disposición los recursos depositados en la cuenta 0110997471 de Bancomer, a fin de que sean empleados en las acciones de apoyo a los damnificados.
En la misma misiva expone: “los recursos deben ejercerse bajo supervisión ciudadana, y así lo planteará ante las instancias correspondientes”.
Para conjuntar esta suma, Acción Nacional emprendió un segundo plan de austeridad en la administración, basado en distintas acciones que representan un esfuerzo serio para el Partido, con la eliminación del 90 por ciento de las plazas por honorarios y la reducción de la nómina a menos de la mitad.
A diferencia del PRI, Acción Nacional no simula en la aplicación de esta medida en apoyo de los mexicanos afectados.
“Nosotros no estamos simulando, este asunto va en serio y estamos haciendo el recorte máximo posible para poder destinar el recurso como lo está pidiendo atinadamente la ciudadanía, para apoyar a los damnificados de los sismos”, manifestó en conferencia de prensa Ricardo Anaya.
Y es que la ciudadanía activó en redes sociales y por medio de la plataforma change.org diversas iniciativas. Una de ellas, con 1, 839,109 firmantes, era para que el INE destinara “los casi 7 mil millones de los partidos políticos a víctimas del sismo 7/SEP y 19/SEP”.
Ante el reclamo ciudadano, el PAN activó este plan de austeridad para iniciar la devolución de las prerrogativas, reduciendo al máximo su gasto de operación.
Asimismo, el CEN del PAN, desde el 20 de septiembre, giró una serie de instrucciones a su personal directivo y operativo, así como a los Comités Municipales y Estatales, entre las que estuvieron: apoyar de tiempo completo en actividades destinadas a atender damnificados, y por ningún motivo utilizar “expresión alguna que pueda interpretarse como un intento por obtener lucro político de esta tragedia”
Para el siguiente día, Anaya Cortés aseguró que el Partido tiene toda la disposición en canalizar los recursos asignados a institutos políticos, pero pidió que cualquier reajuste a los presupuestos se hiciera sin protagonismos ni buscar ninguna clase de lucro, lo cual no hizo el PRI.
“Acción Nacional siempre hará lo correcto, y lo correcto es apoyar esta propuesta para que este dinero se invierta en donde más se necesita. Continuaremos participando en las convocatorias que está haciendo el Instituto Nacional Electoral, donde están participando todos los partidos políticos, para encontrar el mejor esquema de implementación inmediata, sin buscar protagonismo”, dio a conocer en un comunicado.
De esta manera, a menos de tres días del último sismo, que afectó gravemente a la Ciudad de México, Puebla y Morelos, por la mañana del viernes 22 de septiembre, el Presidente anunció que el PAN renunciaría a la totalidad de la pauta en radio y televisión, para que se pudiera utilizar en la transmisión de mensajes de apoyo.

Reducción del financiamiento público: FCM
Ese mismo día, por la tarde, los integrantes del Frente Ciudadano por México informaron a través de un video un acuerdo de largo alcance y procesar de inmediato la iniciativa de ley para eliminar al 100 por ciento el financiamiento público.
Otras propuestas fueron reducir los topes de campaña y reorientar el presupuesto para apoyar a los damnificados y a sus familias.
“Basta de campañas tan costosas en un país con tantas necesidades. Pero nuestro esfuerzo no será suficiente. Todo este dinero de los partidos políticos es muchísimo menos del 1 por ciento del presupuesto del Gobierno federal”, expone el pronunciamiento difundido en redes sociales por los tres líderes partidistas Ricardo Anaya, del PAN; del PRD, Alejandra Barrales, y de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado.
En el caso del Presupuesto exigieron un verdadero programa de austeridad que incluya, entre otras cosas: eliminar todos los seguros de gastos médicos de los altos funcionarios, para que todos los servidores públicos se atiendan en el IMSS o en el ISSSTE “y si quieren ir a un hospital privado, que lo paguen con su dinero, no con el de la gente”.
Además, plantearon la eliminación del derroche de recursos en viáticos, celulares y gasolina de todos los altos funcionarios, y todos los gastos de publicidad gubernamental, salvo en temas relacionados con seguridad, salud, turismo y protección civil.
Sobre eliminar el 100 por ciento del financiamiento público a los partidos políticos para destinarlo a los damnificados de los recientes sismos, explicaron que se trata de una reforma constitucional, que entraría en vigor desde este proceso electoral y no hasta 2021, como afirmaba el PRI.
El Presidente Nacional también propuso crear una bolsa inicial de 60 mil millones de pesos, provenientes de recortes en el Gobierno federal, poderes Judicial y Legislativo, así como en los órganos autónomos.
Anaya Cortés puntualizó no estar de acuerdo en que lo retenga el Gobierno federal. Por eso, plantearon la creación del Fondo Nacional de Reconstrucción, de tal forma que garanticen que ese dinero se canalice a quienes más lo necesitan.
Acción Nacional ha aclarado en diversos comunicados que no va a confiar estos recursos a quienes son los responsables de casos de corrupción tan lamentables como “La Estafa Maestra”, el socavón en el paso exprés de Cuernavaca, y de tantos otros escándalos que han marcado a la actual administración federal priista.
“El PAN, que no quede ninguna duda, no permitirá que se roben el dinero destinado a la reconstrucción y la ayuda a los damnificados”.

Medidas del plan de austeridad panista

 Reducción de nómina a menos de la mitad.
 Reducción de más del 90 por ciento del presupuesto de gasto en personal por honorarios.
 Cancelación de todos los contratos de consultoría.
 Eliminación de todos los seguros de gastos médicos mayores y de vida a titulares de área.
 Cancelación de proyectos y actividades que no sean esenciales para cumplir con lo que obliga la ley.
 Cancelación de contratos de servicios.
 Se eliminan gastos de representación.
 Reducción en un 95 por ciento en gastos de papelería e impresión.
 Reducción en gastos de gasolina y mantenimiento de vehículos.
 Reducción en gastos de contratación de internet.
 Cancelación de licencias Microsoft y otros softwares, por lo que se migrará a plataformas libres.
 Eliminación de planes de celulares.
 Reducción de servicios de limpieza, mantenimiento y jardinería.

Comentarios

comentarios