¿Política pública o política electoral?
Publicada el Mie, Dic 11, 2019

Por Andrés Castro Cid.

Para la diputada federal del Partido Acción Nacional, Adriana Dávila Fernández, el presidente no ha podido cumplir sus promesas de campaña y ha fallado de forma constante en temas de política pública, lo que ha afectado de manera importante a los habitantes de México.

En entrevista con La Nación indicó que una de estas fallas fue desaparecer el Seguro Popular y crear el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), que hoy no tiene pies ni cabeza, puesto que no se establecen las diferencias en el sistema nacional de salud.

“No distingue entre los atendidos por el IMSS que son los patrones y el sector de la base empresarial que paga sus cuotas, con los atendidos en el ISSSTE que son los trabajadores al servicio del Estado, los burócratas que pagan sus cuotas o los que estaban en el Seguro Popular, personas que no tenían ningún sistema de seguridad social y que podían atenderse en los sistemas estatales de salud, usar los institutos como Cancerología, Cardiología, Nutrición u otros institutos”, aclaró.

La legisladora por Tlaxcala lamentó que se haya desaparecido el sistema de las Estancias Infantiles, un programa exitoso de política pública creado por los gobiernos del PAN; “ahora el gobierno cree que lo solucionará regalando dinero a los padres de los niños, lo que muestra un desconocimiento del gran número de abusos, tanto sexuales como físicos y emocionales que se da en los hogares”.

En la parte económica, Dávila Fernández acusó que el presidente, más que tener otros datos, vive en otro país, no en el México que todos los ciudadanos sufrimos; “no se puede entender cómo es que estábamos mejor cuando estábamos mal –con el gobierno anterior-, es increíble que sólo vamos a crecer de cero a 0.2 por ciento.

Otro problema que me parece fundamental, agregó, es el tema de la seguridad. Si algo ha sido extremadamente riesgoso para el país es que hay un permiso para delinquir, otorgado por el jefe del Ejecutivo y él no es un redentor, no es un sacerdote, no tiene porqué perdonar a las personas, él es un jefe de Estado y el único instrumento que tendría que hacer valer es la ley y su aplicación.

Dávila Fernández consideró que el PAN tiene que hacer una profunda reflexión y ejecutar una gran acción: conocer, comprender y aceptar el papel histórico que la vida y que la historia de México nos está dando, no basta ser oposición, tenemos que ser una opción si queremos que México avance.

Fuera de la Constitución y de la ley

“Me parece que las funciones que empezó a desarrollar Andrés Manuel desde el día 1 de julio de 2018 están totalmente fuera de la Constitución y de la ley; esto ha sido un rasgo distintivo del actual presidente y allí debe empezar cualquier análisis de la actual gestión presidencial”, destacó el académico e investigador en temas jurídicos, Eduardo Castellanos Hernández.

En entrevista con La Nación aseguró que la primera violación a la ley fue haber convocado a consultas públicas, siendo todavía presidente electo, lo que derivó en la cancelación del aeropuerto de Texcoco, con todas las cuestiones adversas que esto implicó.

Asimismo, alertó que en lo que se debe poner atención es en el Plan Nacional de Desarrollo, el cual, si se analiza, se ve que es una arenga, un documento que pretende movilizar al electorado que lo favorece con su voto, pero que no corresponde a las necesidades que tanto la Constitución como la Ley de Planeación establecen.

Por lo anterior, el investigador explicó “que el actual presidencialismo mexicano tiene facultades metaconstitucionales renovadas, haciendo honor a lo dicho por Jorge Carpizo, quien señaló cuatro facultades metaconstitucionales de los presidentes priistas de la época: 1. Poder designar a su sucesor, 2. Ser el líder del partido gobernante, 3. Nombrar a los gobernadores de los estados, y 4. Remover a los gobernadores de los estados. Además de esto, señaló, he encontrado otras facultades metaconstitucionales y lo más importante es que el actual presidente considere una atribución personal cumplir o dejar de cumplir la Constitución y la ley”.

Un ejemplo de lo anterior, dijo, se dio durante la discusión de la reforma constitucional en materia educativa, pues antes de que se aprobara envió el famoso memorándum a varios secretarios de Estado, al de Hacienda y Educación, ordenándoles que no se cumpliera la Constitución, esto es algo que no podemos dejar de señalar.

Frente a esta realidad, alertó que el electorado debe entender que el avance democrático que alcanzó nuestro país está siendo desmantelado por el nuevo gobierno, tal y como se acaba de ver con la designación de una ex militante de MORENA a la presidencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Eduardo Castellanos Hernández consideró que lo que se debe hacer por parte del sector académico es decirle la verdad al presidente sobre las violaciones constitucionales en que ha incurrido su desempeño como Jefe del Ejecutivo; “se deben ventilar sus errores con la mayor objetividad, franqueza, sinceridad y buena fe, como se hace ahora en esta entrevista”.

Comentarios

comentarios