Pobre Coahuila
Publicada el Jue, Abr 26, 2018

Por Pedro H. Medina Méndez.

El sexenio de Miguel Riquelme inició de la peor manera para los coahuilenses, en menos de 100 días, el gobernador no legitimado, aumentó la deuda de Coahuila por otros mil millones de pesos extras a lo que ya debemos.

En un ambiente lleno de corrupción, pagos fantasmas a empresas fantasma, desvío de recursos para enriquecer a unos cuantos, uso de programas sociales con fines electorales, recordamos como Miguel Riquelme llegó a la gubernatura.

El gobernador no legitimado es experto en usar programas sociales, recordemos el pasado 30 de marzo de 2017, cuando la FEPADE decomisó colchas, despensas, productos de limpieza y otra gran cantidad de apoyos para los damnificados que fueron guardados por el ayuntamiento de Torreón, cuando Riquelme era presidente municipal.

El 21 de marzo del presente año se le ocurrió decir que en Coahuila habrá elecciones limpias, tiene que decirlo, por el antecedente que tuvo en el pasado proceso electoral. Es lamentable como el PRI sigue burlándose de la ciudadanía.

 

¿Qué ha pasado en estos meses?

Modificaron la ley orgánica del Congreso del Estado de Coahuila para atar a la oposición de manos y que con nuestra mayoría se puedan revisar o votar cosas importantes.

El Gobierno del Estado contrató al inicio de la administración un crédito de 978 millones de pesos, esto es extra a los más de 38 mil millones de pesos que debemos y que en los últimos años hemos pagado 25 mil millones de pesos de puros intereses, dejando la deuda de igual tamaño.

Esto pone a Coahuila entre los estados que mas intereses paga por deuda, pues solamente el 13 por ciento del pago de deuda se va a capital; esto quiere decir, poniendo de ejemplo el ultimo año de Rubén Moreira donde se pagó la cantidad de 4 mil 371 millones de pesos, que solamente 573 millones se pagaron a capital, el resto son intereses, es un buen negocio para el banco que tiene nuestro crédito.

Además, anunciaron el cambio de placas para el año 2019, otro negocio redondo para los gobernantes en turno.

Otro tema sensible en nuestro estado es la escasez de medicamentos o bien la deficiencia en la Secretaría de Salud, pues es del dominio público que contamos con hospitales sin medicamentos, gasas, agujas, toallas o batas para los enfermos.

Todo indica que al Secretario nombrado por Miguel Riquelme le quedó grande la encomienda, pues además de no poner orden en los recursos de salud, no ha podido concluir las pasadas construcciones, ni el más mínimo avance.

En otros temas está la entrega de PEMEX a la empresa Lewis Energy del permiso para explotar Gas Shale en el estado, que tendrá una inversión de 617 millones de dólares en los municipios de Guerrero y Jiménez. Cabe destacar que se necesita mucha agua para el fracking y Coahuila no se caracteriza por ser abundante del vital liquido, ya tenemos suficiente con la Constellation Brands, quien se lleva por segundo mas de mil litros de agua para convertirlo en cerveza.

Otro hecho de corrupción total por parte del gobernador en turno es la entrega de las tarjetas “Fuerza Rosa”, que entregará apoyos económicos a un padrón de más de 90 mil mujeres coahuilenses y aunque se diga que los apoyos se entregarán pasando la elección, es una manera de tener un voto cautivo, pues mantiene la esperanza de recibir apoyo a las personas anotadas en ese padrón.

Y uno más, tras protestas en el municipio de Viesca, se inauguró un parque solar, pero sin concluir los pagos a los trabajadores de Codisa Corp Energy y ejidatarios del municipio; es lamentable como buscan burlarse siempre de los coahuilenses.

Otro acto que no ha sido de interés para los gobernadores pasados ni para el actual, fue la instalación del CIMARI en General Cepeda, pues en números nacionales se necesitan 10 para poder dar abasto a todos los desechos tóxicos del país, y en Coahuila hoy contamos con 2 de los 3 que existen, somos el excusado de México y nadie hace nada para dejar de serlo.

Lo único que se puede decir es que en Coahuila tenemos un gobernador que prefiere pasar inadvertido, sin salir a los medios de comunicación para dar a conocer sus supuestos logros, que en redes sociales se basan en puros nombramientos, efemérides, felicitaciones y actividades diarias.

En resumen, tenemos un gobernador gris que no fue legitimado por los coahuilenses, pero si por un TRIFE fraudulento, pero queda claro que el próximo primero de julio la factura llegará a Coahuila, pues debemos recordar que 7 de cada 10 coahuilenses consideran el pasado proceso electoral como fraudulento.

 

Pedro H. Medina Méndez es Director de Comunicación Social en el CDE del PAN en Coahuila.

Twitter: @pedro_m90

Comentarios

comentarios