Plataforma joven con sentido social
Publicada el Mie, Jul 19, 2017

mundo caras

Por Alan Ávila Magos.

En el Partido Acción Nacional ya nos estamos preparando para la elección de 2018, la cual tendrá una importancia tan grande como la del año 2000, pues se renovará la presidencia de México, las dos cámaras federales (diputados y senadores) y en algunos estados se tendrá la elección de gobernador, incluso se renovarán congresos locales y ayuntamientos.

Debemos estar conscientes que el panorama es complejo, pues en la actualidad tenemos un Gobierno federal ajeno a las problemáticas sociales o que no sabe responder a las necesidades básicas de los mexicanos.

Sumado a esto, la ciudadanía está cansada de los partidos políticos, pues en general no hemos sabido cumplir con las demandas y expectativas ciudadanas, generando un rechazo casi automático por las cuestiones políticas. Esto da pie al crecimiento de movimientos populistas –mesiánicos- como el que encabeza Andrés Manuel López Obrador, quien vende su proyecto personal de nación como una panacea que curará de la noche a la mañana el destino de México.

No podemos culpar de todo a los gobernantes o a la ciudadana. Vivimos una época en la cual se fomenta, a nivel mundial y como estilo de vida, el individualismo por encima de la comunidad, así como un modelo económico donde sólo se privilegian resultados numéricos en lugar de anteponer a la persona humana y su óptimo desarrollo integral.

Ante una ciudadanía cansada y un entorno social donde se fomenta la dictadura de la relatividad, lo permisible, lo políticamente bueno y el individualismo, el Partido Acción Nacional y los jóvenes de Acción Juvenil debemos construir una plataforma electoral rumbo al 2018 en sintonía con los valores y la visión humanista del PAN.

Esta plataforma debe retornar a los orígenes y doctrina del Partido Acción Nacional, esa esencia por la cual millones de mexicanos voltearon a ver durante los años de opresión del PRI, y que encantó a toda una generación de jóvenes para conquistar el Gobierno federal en el año 2000.

Nuestros ideales de bien común, solidaridad, subsidiariedad y dignidad de la persona deben estar plasmados de manera tangible en la plataforma electoral. Contrario a lo que se cree, el humanismo no es una idea etérea, sino un conjunto de ideas que se pueden traducir en acciones bien orientadas de gobierno.

Los jóvenes del PAN queremos que dentro de esta plataforma nos consideren como actores de la política y no sólo como espectadores. Queremos que dentro de las propuestas, el gobierno deje atrás políticas públicas asistencialistas para dar paso a una visión subsidiaria. No esperamos que el gobierno llegue para resolver todos nuestros problemas, sino que nos involucre y nos escuchen para que el gobierno sepa de viva voz cuáles son nuestras necesidades y las problemáticas que nos afectan.

Necesitamos terminar con el estereotipo de que el joven es aquella persona desprotegida al que sólo se le puede ayudar a salir de su situación desfavorable por medio de programas que lo entretienen. Más bien, el gobierno tiene que generar condiciones que fomenten el emprendimiento empresarial y social, para que así los jóvenes sean quienes creen sus oportunidades, sin esperar a que alguien más lo haga.

La plataforma electoral también debe comprender el impulso a la educación, siendo este uno de los pilares básicos para el desarrollo de una nación. No podemos aspirar a mejorar nuestro país si no contamos con los conocimientos o herramientas básicas para resolver nuestras propias problemáticas. Cabe destacar que, desde la visión humanista, el gobierno sólo está para apoyar en la labor educativa, pues esta tarea inicia desde la formación en el núcleo básico de la sociedad, que es la familia.

Aunque la plataforma electoral no es un documento que contenga la solución perfecta para los problemas de nuestro país, sí debe ser un documento que nos ayudará a guiar nuestra propuesta como partido para volver a ganar la Presidencia de la República.

Estamos a tiempo de escuchar a los jóvenes del país y saber cuáles son sus inquietudes. Por parte de la Secretaría Nacional de Acción Juvenil lo haremos a lo largo y ancho del país. El 2018 será tiempo de los jóvenes y nada ni nadie nos detendrá para hacer de esta generación, la generación que llevará al PAN de regreso a la Presidencia de la República.

 

Alan D. Ávila Magos es Secretario Nacional de Acción Juvenil. Twitter: @AlanAvilaMagos

Comentarios

comentarios