Piden a Peña Nieto sacar las manos de la contienda electoral
Publicada el Mie, Mar 21, 2018

Por Maricarmen Rizo.

A tres meses de que se realicen las elecciones más grandes y complejas de nuestro país, intelectuales, activistas, periodistas, políticos y la sociedad civil exigieron al Gobierno federal que deje de utilizar facciosamente las instituciones para intentar sacar de la contienda al candidato del Frente, Ricardo Anaya Cortés.
Luego de que por primera vez la PGR difundiera un video grabado por las cámaras de seguridad instaladas dentro de esa dependencia, que muestra cuando voluntariamente Anaya Cortés se presentó a esa institución para entregar una denuncia pública para precisamente exigir que se dejen de usar las instituciones del Estado Mexicano para atacar a los opositores, muchos analistas consideraron dicha difusión como una grave amenaza a la democracia.

Carta de intelectuales
Casi 60 intelectuales y activistas de diferentes ideologías y filiaciones, en una carta dirigida al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, señalaron que si la PGR tiene pruebas contra Anaya proceda, de lo contrario piden no usar el poder del Estado para incidir en las elecciones.
“México es una democracia joven con instituciones débiles. El uso del Ministerio Público federal para perjudicar al candidato presidencial del Frente Por México, Ricardo Anaya, erosiona aún más a las instituciones que encarnan la autoridad del Estado mexicano”.
Los firmantes, entre quienes están Héctor Aguilar Camín, Emilio Álvarez Icaza, Enrique Cárdenas, Jorge Castañeda, Denise Dresser, Carlos Elizondo, Enrique Krauze, Claudio X. González, Valeria Moy, Juan E. Pardinas, Federico Reyes Heroles, Arturo Sarukhán, Ricardo Raphael, Jorge Suárez Vélez y José Woldenberg, señalaron que “si hay pruebas contundentes sobre la responsabilidad legal de Ricardo Anaya, exhortamos a que la autoridad ministerial proceda en consecuencia. De lo contrario, el uso de la Procuraduría General de la República para perseguir a un líder de la oposición pone a México junto a países con regímenes autoritarios, democracias totalmente disfuncionales”.
Aclararon que tienen filiaciones políticas diversas y plurales, por lo cual este posicionamiento no implica un apoyo a la candidatura de Ricardo Anaya sino a una preocupación fundada en el uso del poder del Estado para incidir en el destino de los comicios. “La decisión de quién será el próximo Presidente de México le corresponde exclusivamente a las y los ciudadanos mexicanos”, concluyeron.

Columnas, medios y redes sociales
Bajo el título de “Alarma”, la periodista Carmen Aristegui escribió en el periódico Reforma sobre “el uso faccioso de las instituciones del Estado protagonizado por el desfiguro de la PGR”, en donde destacó que la insólita actuación de la Procuraduría apunta a querer descarrilar la candidatura de Ricardo Anaya a partir de un caso de presunto lavado de dinero.
“Lo que se ha visto los últimos días en la actuación de la Procuraduría General de la República es alarmante. Estamos frente a algo más que el uso indebido de las instituciones y la utilización del aparato del Estado para intervenir en un proceso político electoral en curso”.
La periodista consideró que esto no debe ser permitido ni por la sociedad, ni por el árbitro electoral, ni por otros órganos del Estado y, por supuesto, ni por los demás contrincantes en la contienda. “Sin disimulo y sin ambigüedades. De lo contrario, no habrá quien se salve de lo que venga”.
Por su parte, Salvador Camarena escribió en El Financiero que Enrique Peña Nieto intenta regresar a México a los tiempos del Estado policial, emprendiendo el asalto a las instituciones desde el interior de las mismas en contra de todo espíritu democrático.
“Ahora resulta que a la acéfala PGR le importa el interés de los medios de comunicación. Desde Ayotzinapa y la ‘casa blanca’ de las Lomas, es decir desde hace más de tres años, la PGR ha demostrado su desprecio por la opinión pública. El gobierno de Peña Nieto es oso internacional en el caso Odeberecht. Y con esas credenciales a cuestas, ahora la PGR pretende que demos por buena la explicación de que es el interés de la prensa lo que le motiva a dar a conocer una diligencia que, por lo demás, salvo un exabrupto –indebido– de Anaya, es insustancial”.
En tanto, Héctor Aguilar Camín, en su columna en Milenio “La Sombra ‘De la Procu’” consideró que la “grosera manipulación legal y mediática del caso, dio pronto la vuelta y, de ser amenazante para el acusado, se volvió bumerán para los acusadores. No hubo mirada atenta que no viera en el caso una nueva historia de la politización de la justicia. En su opinión, la maniobra deja a las autoridades ante una doble alternativa: 1. Reconoce que no hay investigación alguna contra Anaya y se retira de la aventura, y 2. Profundiza la aventura, genera una carpeta acusatoria contra Anaya y procede judicialmente contra él, con todas las consecuencias políticas del caso.
En la Crónica, Raúl Trejo Delarbre, en su irónica columna “Son unos genios”, señaló que los ataques contra Anaya han sido además de ilegales de una escandalosa torpeza política.
Sobre la frase altisonante que se escucha en el video escribe que “más allá de las implicaciones legales, es curiosa la inquietud de la Procuraduría General para destacar el comportamiento lenguaraz que creían había tenido Anaya y del cual fue responsable Diego Fernández. Quien haya sido quien la dijera, se trataba de una expresión coloquial que puede incomodar a algunas personas pero que a la institución encargada de la procuración de justicia no tendría por qué preocuparle. Al convertirse en recatada guardián del lenguaje, la PGR se mete en asuntos que no le corresponde vigilar. Como si le faltaran asuntos por atender”.
En una nota periodística, el diario Reforma resaltó que la PGR ha tardado más de 430 días en “investigar” el hoy atorado caso Odebrecht, pero ha sido muy eficiente al indagar sobre Anaya en solo 132 días, incluyendo cateos, acciones del SAT para declarar a la empresa “fantasma” y difusión de videos por la propia PGR.
En Twitter, Denise Dresser: “La PGR sirve para lo que EPN necesite, menos la procuración de justicia. Hoy es un cuarto de guerra electoral, una oficina de relaciones públicas del PRI, un despacho de detectives al servicio de José A Meade para resucitar su moribunda campaña”.

Anaya promete castigar la corrupción del actual Gobierno federal
Por su parte, el propio Ricardo Anaya responsabilizó a Peña Nieto por la campaña “ilegal e imprudente” en su contra y adelantó que el gobierno de coalición que encabezará cuando gane el 1 de julio, investigará los escándalos del actual Gobierno federal, como el de la Casa Blanca, el socavón en el Paso Exprés de Cuernavaca, Odebrecht, la Estafa Maestra y los millonarios desvíos de Rosario Robles y José Antonio Meade en Sedesol.
Detalló que la indagación se hará a través de una Fiscalía verdaderamente autónoma y de una Comisión de la Verdad con asistencia internacional, que se solicitará ante la Organización de las Naciones Unidas.
“Nosotros sí vamos a ir a fondo en el combate a la corrupción. Eso los tiene francamente preocupados y eso explica toda esta andanada de acusaciones en mi contra”, dijo ante medios de comunicación tras una reunión con dirigentes y candidatos a diversos cargos, para afinar la estrategia que ganará la elección en la Ciudad de México.
En ese sentido, el Dirigente Nacional panista, Damián Zepeda Vidales, ha señalado que la coalición ofrece justicia sin calificativos con una Fiscalía General Autónoma, “estamos luchando por un país donde se respete la libertad de expresión, la pluralidad de ideas y no exista persecución política”.

Comentarios

comentarios