PGR, casa de campaña del PRI
Publicada el Mie, Mar 21, 2018

Por Laura Vega.

La Procuraduría General de la República (PGR) en México se ha convertido en una suerte de casa de campaña alterna del PRI, calificó el candidato a la Presidencia de la República del PAN y de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, luego de la serie de ataques a los que se ha visto sometido por parte del Revolucionario Institucional y el Gobierno federal.
Así lo expuso el pasado 9 de marzo en Acapulco, Guerrero, en la Convención Bancaria, en donde también pugnó para que la PGR evolucione de una institución que se utiliza con fines políticos y procura justicia de manera selectiva a una Fiscalía General autónoma e independiente.
Y es que en este momento “si eres parte del sistema, la PGR hace como que no se dio cuenta y la solución técnica más allá de la retórica está clara”.
Los ataques al candidato presidencial comenzaron el 21 de febrero, luego de que el abogado Adrián Xamán McGregor lo acusara de lavado de dinero, acto desmentido de inmediato por la Coalición.
Por la tarde, al término de una reunión en el Club de Industriales, Anaya aclaró que el PRI estaba detrás de esa campaña porque su candidato está en ruinas y creen que golpeando van a poder crecer. En segundo lugar, porque la Auditoría Superior de la Federación dio a conocer desvíos por más de 6 mil millones de pesos, dinero robado por el Gobierno federal a través de empresas fantasma.
Al día siguiente, la Coalición demostró que detrás de la guerra sucia contra el candidato del Frente estaba el PRI, pues uno de los imputados en el delito de lavado de dinero y que vinculó a Ricardo Anaya tiene nexos directos con los priistas, pues fue miembro del Instituto Político Empresarial de Querétaro, asociación adherida al tricolor, según su página de internet.
Además, expusieron en esa conferencia de prensa que, según información publicada en Querétaro, el priista Mario Calzada, quien es presidente municipal de El Marqués, y primo hermano del ex gobernador priista y hoy miembro del gabinete del presidente Peña Nieto, José Calzada, sí tuvo relación comercial con Manuel Barreiro, al venderle unos terrenos propiedad de la alcaldía El Marqués.

Visita a la PGR
Por esta serie de ataques, Ricardo Anaya acudió el pasado 25 de febrero a la PGR a entregar un documento dirigido a Alberto Díaz Beltrán, encargado de despacho, en donde exigió informar con rapidez si hay pruebas de que ha cometido algún hecho ilícito.
Esto luego de que esta institución emitiera un “ambiguo” boletín donde confundían a la opinión pública, dañando su imagen y buscando favorecer al candidato del Revolucionario Institucional.
En su comunicado, la Procuraduría dolosamente omitió señalar que a quien están investigando es a otra persona y no a él, lo que confirmó que la PGR se ha prestado a la guerra sucia del PRI, puntualizó Ricardo Anaya en un mensaje que ofreció a medios de comunicación y simpatizantes, apostados frente a la dependencia.
En el documento, Anaya exigió que con la misma rapidez con la que se emitió el boletín, sin pretextos, se informe a los ciudadanos si después de cinco meses de investigación encontraron algún dato de prueba que lo implique en la comisión de alguna conducta indebida.
“Vengo personalmente a exigirlo porque el que nada debe nada teme. A las mexicanas y a los mexicanos les digo que este gobierno no me va a detener. Con toda fuerza y determinación, juntos, vamos a lograr el cambio que México necesita”, señaló.
Posteriormente, la PGR, en su afán de casa de campaña del PRI, difundió que Ricardo Anaya se había negado a declarar, lo cual rechazó de manera rotunda al explicar que el día que acudió a entregar su escrito un joven de la dependencia se acercó a preguntarle si quería declarar algo más.
“Le dije: lo que tengo que decir está contenido en mi escrito y de manera facciosa, mentirosa, tramposa, emiten un boletín de prensa para decir que me negué a declarar. Eso es falso”.
Como parte del acoso también circularon un video de una boda de hace 13 años, en donde fue invitado por Álvaro Ugalde, hermano de la novia de Manuel Barreiro, a lo que Ricardo Anaya respondió que ni siquiera era amigo suyo.

Responsabiliza a EPN de guerra sucia
Ante la afrenta y casi a 10 días de que iniciara la andanada de acusaciones, la Coalición demandó a la Procuraduría que informe de manera precisa respecto a las denuncias presentadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre los desvíos de José Antonio Meade durante su gestión en la Secretaría de Desarrollo Social.
Y es que de acuerdo con los Informes de las Cuentas Públicas 2015 y 2016 de la ASF, durante la administración del hoy candidato del PRI se desviaron más de 500 millones de pesos hacia empresas fantasma, a través de la triangulación de recursos para los que utilizó a universidades públicas, a fin de evadir las licitaciones como lo exige la ley.
Al mismo tiempo, comprobaron que nunca se sancionó a 468 servidores públicos entre agosto de 2015 y septiembre de 2016, pues en el Registro Público de Servidores Públicos Sancionados no aparece esta relación, a pesar de que el PRI lo sostenía como argumento.
Pero los ataques no cesaron y en un hecho sin precedente, la PGR difundió el video de una cámara de seguridad, con audio incluido, de la visita de Ricardo Anaya a la dependencia para entregar el escrito (21 de febrero).
En respuesta, la Coalición emitió un comunicado donde calificó de denigrante ver a la PGR convertida en oficina de propaganda política, tratando de rescatar la campaña en ruinas de Meade.
Anaya responsabilizó al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, de la campaña ilegal e imprudente que ha emprendido en su contra la PGR y se comprometió a que el gobierno de coalición que encabezará investigue los escándalos de la Casa Blanca, el socavón en el Paso Exprés de Cuernavaca, Odebrecht, la Estafa Maestra y los millonarios desvíos de Rosario Robles y José Antonio Meade en Sedesol.
“Nosotros sí vamos a ir a fondo en el combate a la corrupción. Eso los tiene francamente preocupados y eso explica toda esta andanada de acusaciones en mi contra”, sentenció.
Finalmente, el Instituto Nacional Electoral dio la razón a Ricardo Anaya al ordenar a la PGR bajar los boletines y el video que difundió en su contra, y no interferir en el desarrollo de los procesos electorales, manteniéndose al margen, pues “no es aceptable de las autoridades una conducta que puede afectar la equidad”, así como abstenerse de repetir conductas similares.
Además, se dictaminó la suspensión del spot que el PRI pautó en contra de Anaya.

Comentarios

comentarios