Para ganar a la sociedad, actuar con ella
Publicada el Mar, Jul 23, 2019

Por Salvador I. Reding Vidaña.

Acción Nacional, junto con el resto de los partidos políticos, sufre la desconfianza y hasta el desprecio hacia la llamada “clase política”. Ello significó pérdida de votos y abstencionismo. Y en este marasmo social, la única fuerza política que puede hacerle frente al partido del presidente es el PAN, pues el PRI y el PRD están en graves crisis internas. Ya no resultan opciones ante el poder autoritario. Nada nuevo, cierto, así pues ¿qué puede hacer el panismo?

Volver al origen de su vida política. Durante decenios, el PAN apenas fue logrando ganar algunas elecciones ante “El Sistema” PRI-Gobierno, pero ganaba el respeto de la sociedad. Siendo un partido pequeño en realidad, conquistó una amplia base de simpatizantes que le daban el voto, ganara o no (le reconocieran el triunfo o no). ¿Por qué? Porque formaba ciudadanía, porque apoyaba directamente a la sociedad, porque hacía trabajo comunitario.

Conforme el PAN fue ganando posiciones políticas por elecciones, en gobiernos municipales, en legislaturas locales y la federal, y en gubernaturas, todo antes de ganar dos veces la Presidencia federal (para luego perderla), los panistas fueron orientando más y más su acción partidaria hacia las elecciones, olvidando el trabajo directo con la sociedad.

Y ahora que la vida partidaria está tan descalificada socialmente, Acción Nacional no puede concretarse a las elecciones “intermedias” de 2021 y las locales que se presenten. Es indispensable trabajar directamente con la sociedad, hacer labor comunitaria, apoyar causas sociales, servir de interventor ante los diversos poderes, ser vocero de los ciudadanos que no son escuchados.

Cuando los ciudadanos vayan experimentando un PAN directamente involucrado con ellos, y no simplemente buscando su voto, entonces recuperará el interés ciudadano de que vale la pena votar, pero votar por un partido que demuestra interés en el bien comunitario.

La única manera de que el PAN pueda convencer de que, cuando se le pide el voto al ciudadano, el interés de los candidatos es auténticamente en función del bien común, y no por una simple obsesión personal de tener posiciones de poder (y del dinero que ello conlleva), entonces podremos ganar confianza popular y de allí el voto.

Trabajar muy activamente en formar conciencia ciudadana, como antes, y demostrar que el panismo realmente vive para el bien común, es lo que le dará prestigio… y los votos electorales.

 

Salvador I. Reding Vidaña es Coordinador del Consejo de Plumas Azules.

Twitter: @siredingv

Comentarios

comentarios