Otra pérdida millonaria para todos los mexicanos
Publicada el Jue, Feb 21, 2019

Por Andrés Castro Cid.

Los primeros días del mes de diciembre pasado, diversos medios de comunicación replicaron el anuncio del gobierno de México sobre la partida del avión presidencial rumbo a California, al aeropuerto de logística del sur de California, Victor Ville, para iniciar el proceso de venta a través de la Organización de las Naciones Unidas en coordinación con funcionarios mexicanos.

Cabe señalar que dicha aeronave fue adquirida por el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa casi al final su sexenio. El monto por la compra fue de 7 mil 500 millones de pesos, operación que se realizó después de conocer un análisis de la consultora especializada Ascend FligthGlobal, la cual diagnosticó que el antiguo Boeing 757 era viejo y con muestras de deterioro.

Fue por ello que se adquirió el avión presidencial llamado “José María Morelos y Pavón”, que sustituyó al TP-01 “Presidente Juárez”, un Boeing 757-225 en operaciones desde 1988, cuando fue comprado por el gobierno de Miguel de la Madrid.

Sin embargo, López Obrador, ignorando todas las opiniones contrarias a sus caprichos, decidió poner a la venta el avión presidencial, lo que generará, según estudios serios, una pérdida millonaria en el mercado secundario –es muy difícil la venta de modelos 787 personalizados-, de acuerdo con un análisis hecho por Flight Ascend Consultancy.

Basados en ese reporte, se informó que México probablemente obtendrá, en el mejor de los escenarios, 76 millones de dólares menos de lo que pagó, y en el peor hasta 137 millones.

Las últimas noticias sobre este proceso de venta por parte del gobierno, que datan desde diciembre del año pasado, es que en este momento el avión se encuentra en el aeropuerto de logística del sur de California, Victor Ville, sin ningún tipo de indicios de una posible venta, con fuertes posibilidades de perder varios millones de pesos.

Es importante mencionar que el “José María Morelos y Pavón” realizó operaciones entre el 3 de febrero de 2016 y el pasado 30 de noviembre. Efectuó 214 vuelos y recorrió más de 600 mil kilómetros.

Antepone AMLO acciones populistas

“Me cuida la gente, el que lucha por la justicia no tiene nada que temer”, afirmó el presidente López Obrador el pasado mes de julio para reiterar su decisión populista de viajar en vuelos comerciales durante su gestión al frente del Gobierno federal.

Basado en lo que ha sido el sello de sus primeras decisiones como Presidente de México, las ocurrencias, López Obrador ha ido más allá de declaraciones mediáticas que hacen eco en sus seguidores y algunas de estas malas decisiones representan un riesgo a su seguridad; el hecho de que haya anunciado la venta de la flota de aeronaves, incluido el nuevo avión presidencial, así como la decisión de renunciar a la seguridad del Estado Mayor Presidencial, ponen en riesgo la integridad del Ejecutivo.

En ese sentido, el ex Comisario General de Información de España y experto en seguridad, Gabriel Fuentes, en una colaboración con el periódico El Universal explicó que el uso de aerolíneas comerciales en reemplazo del avión presidencial incrementa los riesgos de la comitiva oficial y complica el despliegue de operativos de vigilancia.

Lo anterior cobra relevancia debido a que el Presidente de México causó sensación en un vuelo comercial, en donde los pasajeros hicieron fila para tomarse foto con él durante un viaje a Mazatlán, Sinaloa.

Y no es la primera vez que se encuentra al mandatario de México en un vuelo comercial, se pueden ver en redes sociales varios momentos en los que AMLO presume la austeridad con la que se desenvuelve durante sus traslados a Veracruz, Ciudad Juárez y Oaxaca, sólo por mencionar algunos destinos.

Gabriel Fuentes considera que viajar en un avión presidencial no es un lujo en absoluto, es una necesidad que obedece a la optimización de recursos, tanto materiales como humanos.

Finalmente, refirió a este importante medio escrito que la agenda presidencial está sujeta a cambios de última hora por situaciones de emergencia que obligan a desplazamientos inesperados. Incluso, aseguró, en casos excepcionales, se podría incluso menoscabar el derecho de los usuarios.

Pérdidas millonarias por las ocurrencias de AMLO

 

PRECIO DE COMPRA PÉRDIDAS POR VENTA
Avión Presidencial José María Morelos y Pavón.

Ø Precio: 7 mil 500 millones de pesos (aproximadamente hoy día 218 millones de dólares).

En el mejor escenario 76 millones de dólares menos de lo que se pagó y hasta 137 millones en el peor (Modelos 787 personalizados).

Ascend informó que el valor del avión presidencial en enero de 2019 es de aproximadamente 81.6 millones de dólares (si se vendiera a un operador comercial). Lo que se traduce en 137.1 millones menos que el precio de compra.

Si lo adquiriera un comprador privado su precio se estimaría en 142.4 millones de dólares, es decir,

76.3 millones menos que el precio de compra.

Fuente: El Financiero Bloomberg

Comentarios

comentarios