Oposición constructiva y combativa frente al gobierno de AMLO
Publicada el mar, Dic 11, 2018

Por Laura Vega.

1, 2, 3 y así hasta el 43, ¡Justicia!, coreaban con el puño en alto los legisladores del PAN ante el presidente, Andrés Manuel López Obrador, para recordarle a los estudiantes desaparecidos de la normal rural de Ayotzinapa, Guerrero.
Y es que Andrés Manuel en su mensaje puntualizaba que no perseguirá a los funcionarios del pasado y pondrá un punto final, porque es partidario de la indulgencia. Los legisladores panistas se mostraban indignados ante la arenga.
El 30 de noviembre, antes de la ceremonia de transmisión de poderes, el Presidente Nacional, Marko Cortés, diría que en el PAN son demócratas, creen en la tolerancia y la pluralidad; por ello, el 1 de diciembre recibirían con respeto al Presidente de México, dejando claras dos cosas: “Primero, el respeto se gana y no se lo han ganado; segundo, por ningún motivo significa que claudicaremos en nuestras convicciones”.
El gobierno de la cuarta transformación hasta un día antes había invitado al Dirigente Nacional del PAN a su toma de protesta, exhibiendo su menosprecio por la oposición.
Por ello y tras la reunión de sinergia con legisladores y alcaldes en la sede nacional, llegaba al recinto legislativo junto con los gobernadores de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis; de Baja California, Francisco Kiko Vega; de Tamaulipas, Francisco Cabeza de Vaca; de Querétaro, Francisco Domínguez; de Yucarán, Mauricio Vila; de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, y de Durango, José Rosas Aispuro.
Adelantaba que la posición del PAN frente al gobierno de López Obrador será firme, clara, constructiva y combativa.
De ahí que en su posicionamiento ante el Congreso de la Unión y en nombre de los diputados y senadores del PAN, el Vicecoordinador en el Senado, Mauricio Kuri, destacaba que con la determinación de defender a México de la fascinación por el pasado en el gobierno que hoy inicia, el PAN demandará terminar con la impunidad y la corrupción.
Asimismo, pedirán que la autoridad sea auditable y responsable, y que en el país no haya espacio para la centralización ni la supresión de libertades.
Una vez iniciado el discurso de López Obrador, los protagonistas eran los legisladores, quienes se encargarían de reflejar el sentir panista frente al nuevo gobierno.
“Que baje la gasolina, menos IVA en la frontera; Democracia sí, Autoritarismo no; Empleos sí; ocurrencias no”, rezaban las pancartas azules para identificar las peticiones y guindas para descubrir las lopezobradoristas.
Con total firmeza, los panistas las sostenían cuando el Presidente de México aseguraba que no aumentarán los precios de los combustibles.
También se veían sorprendidos al momento que López Obrador agradecía al presidente saliente Enrique Peña Nieto, no haber interferido en las elecciones, a pesar de que su partido y su gobierno atacaron de manera flagrante al candidato presidencial del PAN.
En el auditorio y en los medios de comunicación, también sorprendía la deferencia realizada a Ivanka Trump y al mismo Donald Trump, con quien realizará un plan de inversión entre empresas y gobiernos para impulsar el desarrollo de países centroamericanos.
El momento más ríspido se sintió cuando agradecía la presencia del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de quien se sabría después que no asistió a la toma de protesta y sólo a la comida que ofreció el Presidente en Palacio Nacional, a la cual no fueron invitados los líderes de la oposición, a diferencia de otros sexenios.
Los panistas estallaban al unísono con “¡Dictador, Dictador, Dictador!”. Colocaban frente al pleno una manta: “Maduro no eres bienvenido” que intentaban tapar con otra los legisladores de MORENA.
A la salida, la postura del PAN se endurecía debido a la indiferencia del Presidente a la oposición, incluso creció su molestia cuando le reclamaban que bajara el precio de las gasolinas.
“Acción Nacional se convertirá en el partido de la alternativa de los mexicanos y no permitirá que se instaure una dictadura, pues será el dique de contención para cuidar derechos, libertades y equilibrios de poderes”, aseguraba Marko Cortés Mendoza.
Acción Nacional, continuó, evitará reformas constitucionales que pudieran llevar a México a una dictadura. México requiere contrapeso del poder, requiere equilibrio, requiere otras voces y esas voces serán de Acción Nacional.
Y como parte de las acciones emprendió el domingo 2 de diciembre un volanteo informativo a nivel nacional por la defensa de México.
Acompañado por el Presidente del PAN en la Ciudad de México, Andrés Atayde; el Coordinador del PAN en el Congreso de la Ciudad, Mauricio Tabe; y el Vicecoordinador en la Cámara de Diputados, Jorge Romero, el líder nacional albiazul informaba que se defenderá la libertad, los derechos, el contrapeso de poderes, la economía y se apostaría por la seguridad.
“Que Andrés Manuel López Obrador recuerde que hoy será Presidente de todos los mexicanos y, por lo tanto, debe escuchar a los que piensan como él y a los que pensamos de forma diferente”, concluyó.

Comentarios

comentarios