Se acerca el inicio de las campañas en seis estados del país y Acción Nacional, solo o en coalición, está creciendo en las encuestas. Hoy estamos en un mucho mejor punto de arranque al que teníamos el año pasado, serán elecciones muy competidas.

Acción Nacional es el único partido que postula a cuatro mujeres como sus candidatas: Tere Jiménez en Aguascalientes; Carolina Viggiano en Hidalgo; Naty Díaz en Oaxaca, y Laura Fernández en Quintana Roo, mientras que en Durango y Tamaulipas los abanderados son Esteban Villegas y César Augusto “Truko” Verástegui, respectivamente.

El año pasado se vislumbraba un sombrío panorama, hoy las condiciones han mejorado, el Partido está listo para hacer frente a las adversidades porque hoy sabemos que Morena y el gobierno son capaces de todo, de comprar votos, de engañar a la gente que recibe apoyo a través de los programas sociales, incluso, mediante el amedrentamiento por parte de grupos criminales. Contra todo esto vamos y Acción Nacional tiene con qué y tiene con quién dar la mejor de las contiendas.

Mientras los procesos arrancan, con sus malas decisiones, López Obrador sigue golpeando a los más pobres al desaparecer las Escuelas de Tiempo Completo, con lo que desechó la posibilidad de una educación de calidad y entregó la educación a los sindicatos porque su único objetivo es obtener votos.

López Obrador ofreció por escrito mantener las estancias infantiles, pero como los niños no votan prefirió dar el dinero a los padres para que voten por Morena. Las Escuelas de Tiempo Completo fueron suprimidas para que ese dinero también se entregue a los padres de familia del programa la escuela es nuestra, el cual está plagado de corrupción.

Lo mismo pasó con el presupuesto de los programas de Atención a la Diversidad de la Población Indígena y el Programa Nacional de Convivencia Escolar. López Obrador ha destruido el futuro de millones de niñas y niños, especialmente de las zonas más pobres, con el único objetivo de conservar el poder.

También eliminó el Seguro Popular para crear el INSABI. Ante el fracaso, hoy, a la mitad de su gobierno, vuelve a anunciar un nuevo programa de salud. Las decisiones del gobierno han generado más pobreza, más desigualdad y más violencia. En el ramo de la salud dejó sin acceso a 15 millones de personas pobres que ya gozaban de atención médica.

Por un capricho del presidente hay escasez de medicinas en todos los hospitales públicos y el 33 por ciento de las recetas se surten incompletas. No tienen ni Paracetamol. De tal manera, el ofrecimiento de salud universal y gratuita por parte de este gobierno es pura demagogia.

También al cierre de esta edición, Armando Linares es el octavo periodista asesinado en lo que va del año. Ya es momento de que México deje de ser uno de los países más violentos para el gremio periodístico en el mundo. Han muerto más periodistas en México que en la guerra de Ucrania, esto no podemos permitirlo más.

Por eso duele la grosera y cínica carta del gobierno ante el pronunciamiento del Parlamento Europeo, que simplemente destacó la ola de agresiones en contra de los periodistas en México y el acoso que desde el poder padecen todos los días. Acción Nacional reitera sus condolencias a las familias de los periodistas que han sido asesinados durante el actual sexenio.

Y para cerrar con broche de oro, al cierre está por inaugurarse el aeropuerto de Santa Lucía, que es un claro ejemplo del fracaso de un gobierno que todo lo improvisa. Con el Aeropuerto de Santa Lucía nos dan gato por liebre.

Cancelaron el aeropuerto de Texcoco y decidieron ampliar una base aérea militar que ya existía y ahora se pretende inaugurar sin que existan las condiciones de transporte y vialidad, además obligando a las aerolíneas a dejar el Aeropuerto de la Ciudad de México por la reducción del 30 por ciento de sus operaciones.

Por si fuera poco, los costos de Santa Lucía se dispararon. El presidente dijo que la construcción del aeropuerto tendría un costo total de 75 mil millones de pesos, lo cual tampoco resultó cierto porque ya se han gastado 115 mil millones, más lo que falta. Como lo dijo nuestro dirigente nacional, Marko Cortés, Santa Lucía es un aeropuerto patito, pues sólo tendrá 14 posiciones para los aviones, en lugar de las 120 que iba a tener el nuevo aeropuerto de Texcoco.

Al aeropuerto de Santa Lucía sólo volará una línea internacional, una de la dictadura venezolana. De modo que Santa Lucía será la obra maestra del capricho presidencial. Llegará el tiempo en que López Obrador rinda cuentas al pueblo por tanta destrucción y despilfarro de dinero del pueblo.

 

Felipe de Jesús González Castañeda es Secretario de Comunicación del CEN del PAN.

Twitter: @Felipe0465