Al cierre de esta edición, el país atraviesa por momentos muy difíciles debido a la creciente polarización provocada desde el Palacio Nacional, en donde además se está actuando sin responsabilidad para atender los asuntos más urgentes del país, como es el aumento de los precios de la gasolina, electricidad y productos de la canasta básica, así como la creciente violencia que ha provocado un promedio de 94 homicidios violentos cada día desde que empezó el gobierno de López Obrador.

Son muy lamentables y preocupantes las declaraciones del general secretario de la Defensa Nacional, quien llamó a los mexicanos a sumarse al proyecto político del régimen, porque las fuerzas armadas representan a todas y todos los mexicanos, no solo a un partido político.

Con todo respeto, le informamos que el gobierno está destruyendo las instituciones y empobreciendo al país. Por el bien de México y de la unidad de la República, Acción Nacional le ha pedido que se retracte y que asuma una postura neutral, sin favorecer a partido político alguno y que el Ejército se dedique por entero a preservar la integridad de la soberanía nacional, tal como lo establece la Constitución.

Es preocupante la declaración del secretario de la Defensa, en momentos en que el país se encuentra militarizado; hoy hay más militares en las calles que con cualquier otro presidente, además de que ya hay señalamientos de hechos de corrupción en la construcción del aeropuerto de Santa Lucía. Por el bien del país, el secretario debe retractarse.

Como lo señala el comunicado del Partido, reiteramos nuestro respeto permanente a las Fuerzas Armadas y con esa misma convicción exigimos se respete la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella dimanan, particularmente a las normas constitucionales y a las leyes que rigen a las Fuerzas Armadas.

También al cierre de esta edición siguen los aumentos de los precios, al colocarse ya por encima de las metas establecidas por el Banco de México y como siempre ocurre, la inflación le pega más a los más pobres. El gobierno, con su política energética, es causante de la inflación, recordemos que el presidente que prometió bajar el precio de la gasolina a diez pesos el litro hoy la vende a más del doble, y es muy posible que en enero venga otro gasolinazo.

López Obrador y la hoy secretaria de Energía propusieron quitar los impuestos especiales a los combustibles, pero cuando llegaron al poder se les olvidó todo lo que proponían como oposición. Morena ha provocado una espiral inflacionaria que afecta primero a los más pobres.

Otro tema delicado para la vida del país tiene que ver con el “decretazo” de López Obrador, mediante el cual se convierte en el rey de la opacidad y pone de regreso a México a la época de las cavernas. Firma este acuerdo apenas después de que le descubrieron su estafa maestra en el aeropuerto.

El decreto es a todas luces inconstitucional y sigue la misma pauta inaugurada desde el principio del sexenio: aquí no hay más ley que las ocurrencias del presidente. El decreto solamente confirma lo que venimos diciendo hace mucho tiempo: México está en manos de un autócrata que propicia y protege la corrupción de los suyos.

Como lo anunciaron el Presidente y la Secretaria General, Acción Nacional va a recurrir a todas las vías legales para echar abajo esa aberración jurídica. El presidente no puede cancelar a voluntad el derecho de amparo. Acción Nacional acudirá a la SCJN para contravenir esta medida autoritaria y ajena a la democracia.

Con el pretexto de la seguridad nacional, cierra la puerta a la transparencia en los contratos entregados a compadres, parientes y empresas fantasma de nueva creación. También abre las puertas a la arbitrariedad sin freno del gobierno en contra de los derechos de los particulares, de las comunidades y de las empresas.

El decreto busca eludir la rendición de cuentas sobre el escandaloso despilfarro en obras que no sólo resultarán inútiles, sino que requerirán de subsidios para operar.

Lo dicho: López Obrador es candil de la calle y oscuridad en su casa, porque fue a los foros internacionales a presumir su lucha contra la corrupción, pero en México se vuelve tapadera de la corrupción.

Estamos apenas a unos días de cumplir tres años desde que López Obrador asumió el poder y ya queda muy claro que este presidente le queda mucho a deber a los mexicanos, que su narrativa de primeros los pobres, de los abrazos y no balazos, de la no militarización del país, entre otros cuentos, se vino abajo, ya que justamente ha ocurrido exactamente lo contrario: la pobreza ha crecido, la violencia está desbordada y la militarización del país es una realidad. Todas estas son malas noticias para nuestro querido México.

 

Felipe de Jesús González Castañeda es Secretario de Comunicación del CEN del PAN.

Twitter: @Felipe0465