Olvidan impulsar medidas de prevención
Publicada el Mie, Oct 28, 2020

Por Andrés Castro Cid.

El pasado 11 y 12 de octubre dos notas tomaron a nuestro país por sorpresa. En el plano internacional se informó de “el rebrote (COVID-19), que amenaza con ser peor al pico de primavera, agarra a Europa muy fatigada, con miedo”, y la otra, en el ámbito nacional, se informó que “México confirmó su primer caso de COVID-19 e influenza. Es una mujer de 54 años que está estable”.

Este nublado panorama toma a los mexicanos con una autoridad de salud, López-Gatell, gastando sus energías en su enfrentamiento con los medios de comunicación y con una cerrazón ante las recomendaciones de especialistas, tanto nacionales como internacionales.

Una de las pocas luces que podrían aminorar los contagios, además de las medidas sanitarias (el lavado de manos, la sana distancia, no tocarse ojos, nariz ni boca, el estornudo de etiqueta y el quedarse en casa) es la implementación obligatoria del uso del cubrebocas.

Y es que según la estimación de Mexico’s Covid-19 Tracker si todas las personas utilizaran cubrebocas en el país, los contagios podrían reducirse al menos 8.6 por ciento.

Para tener una mayor claridad sobre esta sencilla, pero eficaz medida sanitaria del uso del cubrebocas, la revista La Nación entrevistó a la senadora por el PAN, Alejandra Reynoso, quien como integrante de la Comisión de Salud recordó que desde finales de marzo circuló un video proveniente de la República Checa (país que ha llamado la atención de los medios a nivel internacional por su éxito en controlar los contagios), en el cual se indicaba que todos hacemos lo mismo, es decir, todos nos lavamos las manos, el distanciamiento social, pero la diferencia es que se implementó desde el primer momento el uso del cubrebocas, lo que les permitió controlar, desde un inicio, la propagación del virus.

Caso contrario a lo sucedido en nuestro país, pues uno de los principales errores de la estrategia del Gobierno federal ha sido no promover el uso del cubrebocas, a pesar de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, lamentó la senadora panista.

Recordó que desde un principio la autoridad mundial en salud recomendó hacer “pruebas, pruebas, pruebas” y al subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell no le interesaron dichas recomendaciones. Posteriormente, la misma OMS recomendó usar el cubrebocas (#UsaElCubrebocas) y lanzaron un llamado de atención al mundo para que todos los usaran. En México se ignoró ésta y otras llamadas de atención, además de que López Obrador no lo usa.

La legisladora por Guanajuato recordó la recomendación que hizo en su momento Mario Molina, Premio Nobel de Química, quien afirmó que el uso del cubrebocas sí es efectivo para evitar los contagios, “hay estudios que así lo demuestran”, aseguraba.

“Ha sido un cerrar los oídos a todas las recomendaciones, hacen oídos sordos a las recomendaciones de otros países, de la OMS, de Mario Molina, de los exsecretarios de Salud; ha cerrado ojos y oídos a todos quienes hacen una recomendación y hoy vemos las consecuencias con más de 90 mil muertes”.

En este marco, la senadora Reynoso aseguró que quien se diga líder tiene que dar el ejemplo, es lo mínimo que se puede hacer, si el actual presidente se dice líder de Estado, lo primero que tuvo que hacer es dar el ejemplo y usar cubrebocas, pero desgraciadamente el presidente se burló de la pandemia.

“Recordemos que cuando se le pedía que suspendiera sus giras, que debía proteger a la población, salió con su broma de los detentes; días después, el subsecretario López-Gatell dijo que el presidente no tenía la fuerza de contagio, sino de fuerza moral, otra burla desde el gobierno”, aseguró la senadora blanquiazul.

La consecuencia de estas irresponsabilidades es que los ciudadanos pueden decir con toda razón: ¿por qué lo debo usar yo si el presidente no lo usa?

Cuestionada sobre los riesgos a la población con la permanencia del COVID-19 y la recién iniciada temporada de influenza, la senadora Alejandra Reynoso señaló que pareciera que para el gobierno la única salvación es la vacuna, más no la parte preventiva, es decir, tratar de contener más no prevenir. Aunque fuera la única solución, la vacuna, tampoco se ve reflejado en el paquete económico.

“Cuando se habla de la adquisición de la vacuna contra el COVID-19, las autoridades han dicho que no será para toda la población, que se privilegiará a menores de edad y mayores de 65 años, cuando el virus lo mismo puede contagiar a un niño de 10 años, a un adolescente, a un mayor, es decir, siguen con la visión con la que arrancó la pandemia y lo que vemos es que el virus no es exclusivo para mayores de 65 o para menores de edad. En México somos 120 millones de mexicanas y mexicanos, y todos tenemos derecho a la vacuna, los 120 millones”.

Finalmente, la integrante de la Comisión de Salud del Senado insistió en que se tiene que reforzar la parte de la prevención y es lamentable que a Hugo López-Gatell se le haya olvidado la parte preventiva. “Se debe reforzar la prevención y esperar la vacuna”.

Comentarios

comentarios