Obra inconclusa y de alto riesgo para los usuarios
Publicada el Mar, Mar 24, 2015

Sergio Rodríguez Colín / Alberto Jiménez López

Luego de más de cinco años de una construcción inconclusa, hasta el cierre de esta edición las obras en las estaciones continúan, el pasado 12 de enero, el titular del Ejecutivo Federal, Enrique Peña Nieto, y el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, inauguraron con “bombo y platillo” la Línea 2 del Mexibus que, de acuerdo con los usuarios, ha ocasionado más problemas que soluciones en lo que se refiere a la movilidad y seguridad de los pasajeros.

Con una longitud de 22.4 km, 41 estaciones de paso y, según cifras del gobierno estatal, una demanda total de 185 mil usuarios por día, la Línea 2 de este medio de transporte masivo comenzó a funcionar de manera gratuita los tres primeros meses, debido a que las obras no han sido finalizadas, lo que significa un riesgo para los usuarios.

La línea inicia en el fraccionamiento Las Américas, Ecatepec, y concluye en La Quebrada, Cuautitlán Izcalli; para completar el trayecto los autobuses circulan por las avenidas Primero de Mayo, Vía Morelos, Revolución y José López Portillo. Los municipios que recorre la nueva ruta son Ecatepec, Coacalco, Tultitlán y Cuautitlán Izcalli.

La Nación realizó un recorrido, a bordo de uno de los 62 autobuses que harán el itinerario, que aún no circulan en su totalidad, para atestiguar los “beneficios” que tendrán los más de 2 millones de habitantes de estos ayuntamientos del Estado de México.

Algunos de los resultados que arrojó esta investigación fue que entre cada autobús pueden pasar entre 25 y 35 minutos; los camiones carecen de señalizaciones de las paradas que conforman la línea; tráfico vehicular; invasión del carril confinado por parte de autos particulares y oficiales, además de lo ya mencionado antes: obras inconclusas en todas las estaciones.

Comentarios

comentarios