Este mes de octubre es muy importante para nosotros, pues cumplimos 80 años de existencia ininterrumpida. Nos consolidamos como el medio informativo más longevo del país y, sobre todo, el medio que ha dicho la verdad desde un punto de vista objetivo a través de los años, lo cual, sin duda, no es una tarea fácil, pues muchas veces la verdad no peca, pero incomoda. Y justamente con el objetivo de incomodar nació esta sección de nuestra revista, pues la falta de conciencia con la que la transformación de cuarta realiza sus movimientos mal intencionados merece todos los tipos de crítica existente, incluyendo, como en este espacio, la sátira millennial.

Megagastos

Tal parece que el próximo año los caprichos de nuestro queridísimo abuelito de México serán la prioridad en el presupuesto, pues en vez de invertir en programas para mejorar la economía, las megaobras se llevarán una parte muy grande del dinero que se gastará, al cabo que estamos bien y vamos mejorando. De las medicinas para los niños con cáncer ya mejor ni hablamos, porque está claro que su plan de desarrollo está por encima de la salud, la economía y el bienestar de los mexicanos, y los que se quejen y exijan no son más que parte de la BOA.

A limpiar la casa

Y hablando de megaobras, en la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, los trabajadores fueron agredidos por exigir sus derechos laborales, los cuales las autoridades no garantizan. Y no es de extrañarse que los más afectados sean siempre los trabajadores, porque qué importa si no cuentan con lo mínimo indispensable, aún así existen miles de millones de pesos para programas sociales sin reglas para poder ganar las próximas elecciones. Y eso es lo que importa ¿no? Lo más angustiante es que hasta en sus mismos proyectos la maquinaría guinda no puede jugar limpio.

Ciencia malvada

En esta administración les importa más investigar a los científicos que a los corruptos y a la delincuencia organizada, debido a que la Fiscalía General de la República indaga a un grupo de científicos del CONACyT, en vez de inquirir a los médicos cachirules de Cuba que ni siquiera eran doctores. Claro, porque los científicos son una amenaza para el país, la ciencia y la tecnología es lo peor que nos puede pasar. Que tal si desarrollan un Frankenstein o peor aún, no nos podemos permitir tener un Dr. Heinz Doofenshmirtz.

Relaciones de cuarta

Y la carrera por la candidatura a la Presidencia para Marcelo sigue viva, solamente que tiene muchos trapos sucios que le restan puntos, además, junto al presidente se atreve a decir que no es posible que los Estados Unidos no intervengan en Cuba, cuando se creó la Guardia Nacional para mantener controlado el paso de las personas que emigran de Sudamérica. Por si fuera poco, Ebrard recibió, como rey, al dictador venezolano, Nicolás Maduro, quien mantiene el terror dentro de su país y es acusado de narcoterrorismo.

Justicia divina

Recordando a la FGR, se descubrió a Emilio Lozoya, actualmente acusado y puesto en “arraigo domiciliario”, cenando en uno de los restaurantes más lujosos de la ciudad, lo cual es muy raro porque es responsable de ser parte del desvío de recursos, por los cuales se investiga a Ricardo Anaya y otros más. Sin embargo, uno se pregunta: si Ricardo Anaya estuviera cenando en la Ciudad de México ¿le hubiera ido igual? O ya lo tendrían encarcelado sin algún acuerdo de arresto domiciliario posible, sabiendo que no es culpable. En fin, sigamos remodelando estadios de beis.