En la historia de la Cámara de Diputados en México, no creo que exista ningún ejemplo, anterior a este sexenio, en donde el presidente pida a los diputados que “no le muevan ni una coma” a un proyecto de ley, y que la Cámara de manera abyecta lo complazca, como con la ley eléctrica que acaba de pasar; seguramente durante el presidencialismo priista, antes de 1988, podrá haber ejemplos, pero siempre se cuidaron las formas de la supuesta independencia de la Cámara.

La división de poderes, como dice Javier Cercas, nace de la desconfianza de que si se deja todo el poder a una sola persona seguramente abusará. Por ello, se busca un equilibrio entre Ejecutivo, Legislativo y Judicial, para que las decisiones de uno puedan ser revisadas o validadas por el otro. Hoy, en México nos acercamos a la concentración de poder en una sola persona: el presidente.

En las elecciones de junio se renovará la Cámara de Diputados, es la gran oportunidad para cambiar el rumbo de este país, revisemos algunas propuestas que le enviará el presidente a la nueva legislatura.

Sin duda, entre las primeras propuestas estará la de incrementar los impuestos, tanto en tarifas y tasas como en la creación de nuevos impuestos, presumiblemente el impuesto a las herencias. Las finanzas de estos primeros dos años se han basado en el austericidio, quitar recursos a servicios indispensables como salud, educación e infraestructura, etcétera; además, de usar y agotar los fondos de reservas que se constituyeron en muchos años para responder a caídas de recaudación o a caídas del precio del petróleo, fondos para afrontar los desastres naturales como los temblores o inundaciones, y fondos para poder pagar los gastos de enfermedades catastróficas.

¿Deberá la Cámara de Diputados aprobar estas propuestas de MORENA para subir los impuestos? y que se sigan dilapidando los recursos de forma tan irresponsable. Sólo a manera de ejemplo, el año pasado se estimaron los ingresos de impuestos totales por 3.5 billones de pesos, tan sólo las pérdidas en el año de Pemex y CFE suman cerca de 1 billón de pesos, súmele el dinero que se tira en Dos Bocas, en el Tren Maya y quizá en Santa Lucía, no hay forma de aprobar nuevos impuestos para que se sigan tirando al drenaje en la mayor opacidad.

A la Cámara de Diputados se le enviará la propuesta de presupuesto, una Cámara independiente, sin duda, restituirá los recursos a los programas exitosos de salud, estancias infantiles, educación, promoción económica, esto a costa de los programas y obras sin sentido y sin utilidad para los mexicanos.

Conforme a la ley, corresponde al Consejo de Salubridad General, integrado por varios funcionarios federales y los representantes de los estados, conducir, por ejemplo, el combate a la pandemia; una Cámara independiente, sin duda, condicionaría los recursos a que respondieran a las estrategias que el Consejo determinara y no a los caprichos de un subsecretario que cambia sus decisiones conforme le indican en la mañanera.

Tenemos que salir a la calle a preguntar a la gente y que ella defina su voto, sólo hay dos alternativas:

¿Quieres un México con energía eléctrica que respete el medio ambiente, que baje el costo? o ¿prefieres que contaminen, que cueste más, ya sea pagada con tarifas más altas o con subsidios que salen de nuestros impuestos?

¿Quieres regresar a un México con apagones?, ¿quieres un México en donde las cosas mejoren, los empleos crezcan y se pueda progresar?

¿Quieres un México donde el Estado ayude para que las madres trabajadoras puedan dejar a sus hijos en una estancia infantil?, ¿quieres un México que invierta en salud, que la gente no muera en la puerta cerrada de un hospital?

¿Quieres un México donde todos nos respetemos? o ¿una sociedad en donde el gobierno invita a que se odien unos a otros?

Toda la apuesta debe estar en lograr que MORENA y sus aliados no tengan mayoría en la Cámara de Diputados, así se pueden poner los primeros pasos para detener el grave deterioro que tiene nuestra nación en todos los aspectos e iniciar su reconstrucción.

A todos nos incumbe y tenemos responsabilidad, pero la principal carga estará en las candidatas y candidatos no alineados a MORENA, de los que logren ganar la mayoría podremos decirles, parafraseando a Churchill: “Nunca le debimos tanto, a tan pocos”.

 

Héctor Larios Córdova es Secretario General del CEN del PAN.

Twitter: @LariosHector