Bajo el lema “Vota y hagamos Justicia”, la candidata a la gubernatura de Guerrero por el Partido Acción Nacional, Irma Lilia Garzón Bernal, arrancó la campaña con la que pretende llegar a una votación histórica y ganar el gobierno estatal para llevar la justicia y el desarrollo que merecen todos los guerrerenses.

Entrevistada por la revista La Nación en el puerto de Acapulco, 16 de marzo, la abanderada panista puntualizó que esos son los dos principales compromisos que tiene con el Partido, “como candidata para mí es un reto, es un reto muy grande, una responsabilidad y un compromiso que tengo principalmente con Acción Nacional”.

Subrayó que Irma Lilia Garzón es un factor de unidad al interior del PAN en la entidad, por lo cual asumió el compromiso de fomentarla con todos los panistas y escuchar a todos los grupos que se consideren que no han sido atendidos, para que, juntos, hagan historia en el estado y se gane por primera vez la gubernatura de Guerrero.

Mujer con amplia experiencia política en la entidad, conoce muy bien las necesidades de los guerrerenses debido a su paso por el Congreso local como diputada durante el periodo 2009-2012, compartió con La Nación que una de sus principales propuestas es llevar a cabo un desarrollo económico que lleve nuevas empresas al estado, para así generar fuentes de empleo e ingreso para todas las familias.

Consciente de que para generar desarrollo económico primero debe garantizar seguridad y tranquilidad a los inversionistas, la candidata del PAN apuntó que “es muy importante buscar estrategias para que podamos combatir la inseguridad y Guerrero pueda salir adelante de este problema tan grande, al cual se ha sumado la pandemia que le ha pegado a otros rubros como la salud y la economía”.

En acción con las mujeres

Como diputada local, Irma Lilia Garzón presidió la Comisión de Equidad y Género del Congreso de Guerrero, en donde conoció de primera mano las demandas de justicia de las mujeres en la entidad. “Siempre he estado inmersa en el tema de las mujeres, de muchos años atrás; hemos estado luchando, me considero parte de ese grupo de mujeres que han estado luchando para que las mujeres sean tomadas en cuenta y que haya igualdad de género”.

Es tan grande su compromiso con la causa de las mujeres, afirmó a este medio, que de ganar la gubernatura de Guerrero todas las trabajadoras del gobierno del estado recibirán preparación profesional, lo que les permitirá desarrollarse personalmente y en la vida.

Al cuestionarla por la candidatura de su contrincante de MORENA, Félix Salgado Macedonio, a quien acusan de violador y acosador sexual, la abanderada albiazul sostuvo que “hay un retroceso, que le hayan permitido llegar a la candidatura, es un retroceso para las mujeres y aquí históricamente se ha luchado contra los hombres violentos, contra violadores, acosadores, y esto sí viene a dar un golpe muy fuerte a las mujeres”.

En ese sentido, el pasado 19 de marzo, en conferencia de prensa realizada en Taxco, Guerrero, el Presidente Nacional del PAN, Marko Cortés, apuntó que en la entidad no hay más que dos opciones: “votar por una mujer trabajadora con la experiencia en el servicio público, honesta y sensible como Irma, o votar por un violador y un alcohólico como Félix Salgado Macedonio”.

Asimismo, pidió a los guerrerenses un voto bien pensado, razonado y de castigo ante la insensibilidad que se tiene por parte del gobierno morenista frente la violencia contra la mujer.

Por último, la candidata panista aprovechó la entrevista para mandar un mensaje a todos los guerrerenses: “Soy una mujer que ama a mi estado y que me preocupa toda la situación que actualmente estamos viviendo con esta pandemia; como mujer comprendo a las mujeres en cuestión de salud, de que muchas mujeres no tienen oportunidades, que están en su casa como amas de casa y que no son consideradas, no son tomadas en cuenta. Juntas haremos muchas cosas, todas las mujeres juntas, y siempre estaré en acción con las mujeres”.

“Voy a llegar hasta el final”

Previó a la entrevista con La Nación, la candidata de Acción Nacional a la gubernatura de Guerrero, Irma Lilia Garzón, ofreció una conferencia de prensa donde manifestó que tomó el reto porque conoce los problemas que tiene el estado y quiere ser parte de la solución, ya que la pandemia ha perjudicado al estado en materia económica y de salud.

Ante el cuestionamiento de qué si en algún momento declinará en favor de otro candidato al gobierno estatal, afirmó categóricamente: “no voy a declinar, voy a llegar hasta el final. Soy una mujer de retos y todas tenemos la capacidad para llegar a ser gobernadoras”.

Dio a conocer a los reporteros presentes que durante la mañana sostuvo una reunió con el gobernador Héctor Astudillo Flores, quien la invitó para compartirle las zonas de riesgo en la entidad y poner a sus órdenes un cuerpo de seguridad, ofrecimiento que declinó, pues es una mujer, dijo, que no tiene nada que temer.

Permear la perspectiva de género

Uno de los principales compromisos de Irma Lilia Garzón es hacer que la perspectiva de género permee en todo el gobierno del estado de Guerrero, por lo cual hará que las políticas públicas se transformen desde la raíz y así alcanzar la igualdad sustantiva entre hombre y mujeres. A continuación presentamos los compromisos establecidos por la abandera panista con el colectivo 50+1.

  1. Presupuestos con perspectiva de género.
  2. Asignar a mujeres la mitad de los cargos más importantes.
  3. Apoyar la prevención y el tratamiento de la violencia.
  4. Aumentar los salarios de las mujeres.
  5. Ejecutar políticas para que más mujeres asciendan a posiciones de liderazgo en los sectores privado y público.
  6. Incentivar la adopción de políticas de integración vida-trabajo con el objetivo de que los colaboradores puedan compaginar sus necesidades personales con las exigencias del trabajo. Trabajo flexible o días personales con goce de sueldo, son algunos ejemplos.
  7. Diseñar programas sociales prioritarios para mujeres trabajadoras de grupos vulnerables como seguros de desempleo, créditos y otras modalidades de transferencia directas a madres solteras, familias en la línea de pobreza, mujeres de zonas rurales, madres adolescentes y mujeres en situación de violencia.
  8. Todas las dependencias deberán incorporar la perspectiva de género en programas, planes y acciones gubernamentales.
  9. Todas las dependencias deberán utilizar el lenguaje incluyente, no discriminatorio en todos sus documentos, bajo el principio de que el lenguaje es parte fundamental de la visibilización de los sectores en desigualdad.
  10. Todas las dependencias deberán mantener cero tolerancia al hostigamiento y acoso sexual y laboral dentro de los centros de trabajo del sector público.