Luego de 17 meses del cierre de todos los centros escolares del país como consecuencia de la pandemia producida por el COVID-19, el pasado 30 de agosto más de 25 millones de niñas y niños de educación básica (preescolar, primaria y secundaria) regresaron a las aulas para recibir clases de forma presencial.

En estas tres semanas de clases presenciales, de acuerdo con información de la propia Secretaría de Salud, se han registrado casi 9 mil 941 contagios entre menores de 5 a 17 años, además de que se han cerrado 39 escuelas por detección de casos de SARS CoV 2, según datos de la Secretaría de Educación Pública federal.

En entrevista con La Nación, el diputado federal de Acción Nacional, Juan Carlos Romero Hicks, precisó que el Partido está de acuerdo en el retorno de las clases presenciales, sin embargo, cuestionó la falta de un programa adecuado que garantice en primer lugar la salud de las niñas y niños, y en segundo una educación de calidad para éstos.

Desde el punto de vista educativo, el legislador sostuvo que tras el largo tiempo de confinamiento hubo una afectación al aprendizaje que es casi irrecuperable, a pesar de los esfuerzos del sistema educativo por llevar a cabo clases a distancia a todos los menores de México.

“Evidentemente las clases a distancia no lo lograron, primero porque el modelo educativo no está diseñado a distancia, segundo porque el modelo de evaluación tampoco está diseñado para ese método y tercero porque los maestros, ni los padres, están preparados para asumir esta circunstancia inédita”.

Una segunda variable, dijo, está en el tema de la salud en general, tanto del educando como de la familia, los maestros y los administrativos. Consideró que además de los posibles contagios, los menores vienen de vivir emociones complejas por la falta de convivencia o por el dolor físico y emocional de perder a un ser querido.

“Lo ideal es que la familia esté vacunada, los maestros también, los alumnos también. Tenemos un Gobierno federal inepto que empezó por no fomentar el cuidado mediante el uso del cubrebocas, cuando lo verdaderamente importante es utilizarlo, lavarse las manos, mantener la sana distancia, en fin, realizar diariamente todas las medidas sanitarias”.

Aunado a estas variables, el político guanajuatense subrayó que la mayoría de las 240 mil escuelas de educación básica (preescolar, primaria y secundaria) no tienen agua, no tienen acceso a baños limpios y en algunos casos no hay electricidad, mucho menos conectividad a internet; “estamos hablando de un escenario sumamente adverso desde el punto de vista de la infraestructura física”.

Vacunación en menores

Al cuestionarlo sobre las declaraciones del titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, en el sentido de que los niños no son un grupo vulnerable para recibir la vacuna contra el COVID-19, Romero Hicks aseguró que el subsecretario no es punto de referencia, está descalificado.

“Es una persona que en alguna etapa tenía formación científica y ahora, evidentemente, está complaciendo al presidente y a sus ocurrencias. Trata de negar la realidad, cuando lo que hay que seguir es lo que está ocurriendo en las mejores prácticas del resto del mundo, en donde ya se están aplicando vacunas a personas menores de 18 años de edad”.

Estableció que es prioritario vacunar a los menores de edad, pues se acerca la temporada de invierno y llegará la influenza estacional, por lo que habrá una competencia de virus. Afirmar, continuó, que la infancia no tiene afectaciones es evidentemente una demagogia de ineptitud, solamente por complacer los caprichos de la autoridad”.

“Él plantea como un falso dilema de los adultos a la parte de niñas, niños y adolescentes, y se tiene que atender a todos para poder tener lo que se denomina la inmunidad de rebaño, y en este momento hay solamente entre 80 y 90 millones de personas que han recibido vacunas”.

Llegó para quedarse

De acuerdo con el infectólogo, Alejandro Macías, la pandemia provocada por COVID-19 está entrando en su etapa final, lo que no quiere decir que vaya a terminar, al contrario, el especialista puntualizó que el virus SARS CoV 2 se volverá estacional, tal y como lo hace la influenza cada año.

Al respecto, Juan Carlos Romero Hicks apuntó que las mexicanas y mexicanos deberemos aprender a vivir con este virus, por lo que es necesario tener protocolos de salud, tanto en la familia como en los espacios escolares para prevenir contagios de forma masiva.

“Esto implica adoptar todas las medidas que hay en el mundo: pruebas, vacunas, higiene, cubrebocas, sana distancia y el plan de las nuevas prácticas, esto en el punto de vista de salud. En el punto de vista educativo es necesaria una restructuración porque se va a requerir un nuevo modelo educativo, un nuevo modelo de enseñanza-aprendizaje, un nuevo modelo de evaluación, una mejor formación de maestros y una mejor preparación e involucramiento de los padres de familia para transformar el espacio educativo”.