México y el mundo, pendientes ante amenazas del coronavirus
Publicada el Mie, Ene 29, 2020

Por Laura Vega.

En 2009 llegó a México el virus de la Influenza Porcina H1N1. Las ciudades se paralizaron como nunca, el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, por la noche del 23 de abril, anunciaba la alerta epidemiológica en México, parecía apocalíptico. Le pedían a la población cubrirse con tapabocas, evitar los saunas, las albercas, los gimnasios, suspendían clases, mostraban cómo debías taparte al estornudar, los hospitales se abarrotaban ante cualquier síntoma de gripa. La alerta internacional llegó a México.

Hoy, después de 11 años, China lanza una nueva alerta internacional por el coronavirus que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una extensa familia de virus, algunos de los cuales pueden ser causa de diversas enfermedades humanas, que van desde el resfriado común hasta el SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo).

La OMS también explica que esta cepa se identificó por primera vez en Arabia Saudita en 2012. Sin embargo, hasta ahora tuvo un brote en China y con ello se puso en cuarentena a tres ciudades: Huanggang, de siete millones de habitantes, Ezhou de un millón y Wuhan con 11 millones de ciudadanos, en donde se cree que se originó el virus.

Pero sin duda el éxito de contención de una epidemia es justamente la cooperación internacional, la interconexión de ciudades para evitar que los ciudadanos contagiados tengan contacto con otros huéspedes saludables. Y es gracias a los acuerdos internacionales y a la actuación rápida del gobierno, en el momento justo sin alarmar con riesgos a la población, que se puede lograr una operación de contener el contagio.

México lo hizo de la manera correcta en 2009, siguió los protocolos internacionales, se solicitó y envió ayuda de material hospitalario, vacunas, se mantuvo a los ciudadanos en sus hogares para evitar la propagación y se pidió acudir de inmediato a centros de salud en caso de presentar algún síntoma. El saldo 78 mil casos de contagio y mil 300 muertes.

Algunos organismos encargados del monitoreo de enfermedades para evitar su propagación y prevención son los Centers for Disease Control and Prevention (CDC), con sede en Atlanta, en donde ya han reportado el primer caso en Estados Unidos el 21 de enero de 2020. En México hay hasta el cierre de esta edición tres casos sospechosos en Jalisco y uno descartado en Tamaulipas de un académico que provenía de la región de China, en donde se registró el primer caso.

Mientras que el gobierno de Canadá afirmó el 23 de enero que había diversos ciudadanos como posibles contagiados que viajaron a China.

En Estados Unidos, los CDC comenzaron la inspección de entrada de pasajeros en vuelos directos y de conexión desde Wuhan, China, el 17 de enero de 2020, en tres ciudades, y emitieron el aviso de alerta de salud ese mismo día.

En México, el 21 de enero se lanzó un aviso epidemiológico y días antes, el 9 de enero, publicaron uno preventivo de viaje a China para evitar vuelos no esenciales, y en caso de hacerlo, realizar medidas preventivas.

 

Semáforo de alerta epidemiológica

Pero cómo se define si un país tiene una alerta epidemiológica. Hay varios niveles para determinar la fase de una epidemia. Según la OMS, se creó en 2005 un sistema de seis niveles donde los tres primeros se refieren a infecciones provenientes de animales con pocas víctimas humanas.

En la fase 3 el virus puede estar activo en varios focos, pero aún no se transmite masivamente en humanos. La 4 indica un incremento significativo del riesgo pandémico, en donde hay pruebas de transmisión entre humanos y los países afectados deben avisar de inmediato a la Organización.

En la fase 5 hay focos en más de dos países de una región y queda poco tiempo para enfrentar una pandemia. Mientras que la 6 es cuando se activa la pandemia de manera oficial, en dos regiones distintas del mundo que se ven afectadas por el virus.

Ante esta serie de protocolos internacionales sólo basta esperar ver cómo responde el gobierno de López Obrador y MORENA, y si le dan el valor que corresponde a una alerta de tal magnitud, ya que hemos visto que no han sido eficientes en el tema de salud, tanto en el abasto de medicinas para pacientes con cáncer, la reducción del presupuesto en hospitales, la cancelación del Seguro Popular y otras tantas medidas regresivas que han ejecutado.

Por lo pronto sólo queda esperar, pues de la actuación del gobierno, su conocimiento en riesgos sanitarios y la interconexión con sus socios comerciales -Estados Unidos y Canadá-, en donde ya se presentaron diversos casos, depende la contención del coronavirus o cualquier otro virus que atente contra la seguridad sanitaria de los mexicanos.

Comentarios

comentarios