¿Mayoría democrática?
Publicada el Jue, Oct 18, 2018

Por Sergio Rodríguez Colín.

“Las políticas que se aprueben en el Congreso de la Unión, lo que vamos a observar, si no son exactamente iguales, van a ser muy cercanas a la política ideal del presidente electo (López Obrador), porque sus grupos legislativos no necesitan negociar con otros para llegar a un acuerdo, eso es lo que vamos a observar en esta legislatura”.
Así lo previó el profesor investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso México), Rodrigo Salazar Elena, quien agregó que desde 1997, año en que el PRI perdió la mayoría en la Cámara de Diputados, México no había presenciado una legislatura monocolor, como ahora se da nuevamente con el caso de MORENA.
En entrevista con La Nación, el doctor en Ciencia Política por la UNAM aclaró que hay una situación muy diferente en esta mayoría: fue ganada en una competencia democrática, por lo cual el papel de la oposición como contrapeso a las iniciativas presidenciales será fundamental para que verdaderamente México entre en el camino de la democracia representativa y plural.
Para Salazar Elena el asunto toral en los próximos tres años tiene que ver con la actuación de la oposición, la cual, de acuerdo con nuestro entrevistado, tiene dos alternativas: mostrarse como una oposición con buenas ideas o sumirse en la impotencia.
Respecto a la primera opción explicó que si el próximo gobierno, encabezado por López Obrador, comete algunos traspiés importantes en sus anuncios de política pública, si el gobierno utiliza esta mayoría para impulsar una mala política, la oposición debe levantar la voz y proponer un mejor plan de acción, “no somos mayoría, pero tenemos una mejor política, una actitud así podría redituarles tres años después y perder así su posición de minoría que lamentablemente tienen ahora”.
La segunda alternativa que esboza es que la oposición se hunda en la impotencia y se siente a ver cómo se gobierna sin su participación. Advirtió que en ese rol se corre el riesgo de repetir actitud belicosas y confrontativas, “continuaríamos viendo cosas que ya hemos visto antes, pero cambiando de color, de gente, de diputados; esa es una actitud que se ha probado es contraproducente”.
El también maestro en Ciencias Sociales reiteró que MORENA va a legislar solo o con partidos afines, lo que significa que las políticas que se aprueben no van a ser de negociación; convenios a los cuales también se sumaría un amplio sector del PRI, sobre todo ese sector nacionalista revolucionario que ideológicamente es muy afín a lo que dice López Obrador, sostuvo.
“El equipo del presidente electo, en algunos casos, está dando muestras de tal grado de novatez, de inocencia, de desconocimiento, pues que hay un amplio margen de oportunidades para decir: oiga bueno, pues en esto qué tal si mejor hacemos esto, es una mejor propuesta y verán ustedes si quieren utilizar su mayoría para implementar una mala política, pero si quieren una buena aquí la tenemos, cabeza fría, yo creo que sería lo mejor”.

Reelección legislativa
El doctor Salazar Elena supone que la idea de la reelección legislativa acotará de alguna manera este posible escenario, pues, en ciertos casos, algunos legisladores decidirán desestimar el “sí señor presidente”, lo que diga su líder de bancada o partido, e introduzcan las preferencias de su distrito en su toma de decisiones.
“Cabe esperar una dinámica de reelección legislativa, es decir, si yo voto por algo, una medida que no es popular en mi distrito, cuando vaya a rendir cuentas tendré que decirles que eso no les gustó, pero introduje esta otra medida y por eso se creó una escuela, es lo que en Estados Unidos llaman dinámica de Paul Burrell”.
Apuntó que este tema debería introducir una preocupación en ellos, sobre todo, por cómo se ha recibido su comportamiento legislativo en su distrito. Consideró que será muy interesante porque también los votantes se van a tener que fijar por quién votaron, de esta manera, algunos diputados en funciones empezarán a ponerse las pilas si es que quieren reelegirse.

“Ley Mordaza”
Sobre la llamada “Ley Mordaza”, promovida por MORENA y donde se le quita tiempo en tribuna a la oposición, el investigador precisó que el debate legislativo es el que se ve perjudicado, aunque señaló que el debate frente a la opinión pública realmente no se da en la arena parlamentaria, sino en los medios de comunicación.
“Hoy tenemos medios de comunicación y para ellos no hay Ley Mordaza que valga. El reto de la oposición es presentar un debate de calidad, que cuando veamos desastres del gobierno se denuncien para que los ciudadanos digan aquí hay una oposición que es una alternativa creíble, que es una alternativa que apela a mi inteligencia y no a mis emociones”.
Finalmente, Rodrigo Salazar mencionó que si el partido en el gobierno realmente cede a la tentación de utilizar su mayoría para gobernar solo, para legislar solo propiamente, corre un gran riesgo: al legislar solos, sin acuerdos, en cuanto cambie la mayoría en el Congreso éstos van a cambiar su legislación con algo nuevo o volverán al estatus quo.

Comentarios

comentarios