La trampa de la subestimación de ingresos (2013-2017)
Publicada el Mie, Dic 20, 2017

Por Salomón Guzmán.

De acuerdo con la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados quedaron aprobados para 2018 los ingresos del sector público en 5 billones 279 mil millones de pesos, de los cuales 4 billones 778 mil millones son ingresos totales sin financiamiento, más 505 mil millones de pesos por contratación de deuda (93 por ciento por parte del Gobierno federal).
En comparación con los ingresos de 2017, sin incluir los ingresos por deuda interna y externa, se observa un incremento nominal de 417 mil millones de pesos, 68 por ciento serán para el Gobierno federal y 32 para organismos y empresas. Del año 2013 a 2017 la administración actual recaudó la suma de ingresos excedentes por la cantidad de 1 billón 814 mil millones de pesos. La técnica (trampa) de subestimar ingresos permite al Gobierno federal de Peña Nieto recaudar ingresos excedentes que no son etiquetados en los presupuestos de egresos del año corriente. Dividir los ingresos programados entre los observados en 2013, 2014 y 2015, representan poco más del 95 por ciento de los observados, mientras que de 2016 a 2017 los programados representan poco más del 85 de los observados.

Tabla 1. Ingresos del Sector Público programados y observados: subestimación y sobreestimación (miles de millones de pesos)

Ingresos sin financiamiento programados en las Ley de ingresos de cada año Ingresos sin financiamiento observados Excedente acumulado de ingresos 2013- sep 2017
Concepto 2013 2014 2015 2016 sep-17 2013 2014 2015 2016 sep-17
INGRESOS SIN FINANCIAMIENTO $3,601.1 $3,816.7 $4,022.1 $4,154.6 $3,256.1 $3,803.7 $3,983.4 $4,264.6 $4,840.9 $3,773.0 $1,814.9
GOBIERNO FEDERAL $2,498.6 $2,710.0 $2,904.0 $3,102.4 $2,473.8 $2,703.2 $2,888.1 $3,180.0 $3,566.2 $2,986.3 $1,635.0
Ingresos Tributarios $1,605.2 $1,770.2 $1,979.0 $2,407.7 $2,081.0 $1,561.6 $1,807.8 $2,361.2 $2,716.0 $2,182.7 $786.2
Artículo 2o, fracción I, inciso D). -$48.9 -$4.3 $5.9 $184.4 $192.4 -$105.3 -$37.2 $194.1 $250.9 $147.1 $120.2
Artículo 2o-A. $24.4 $20.8 $24.5 $24.9 $20.0 $19.3 $24.8 $26.0 $26.3 $19.8 $1.6
Aprovechamientos petroleros $787.6 $785.4 $861.6 $780.4 $69.0
No tributarios $105.9 $154.4 $179.9 $209.2 $99.5 $280.0 $299.8 $404.4 $542.1 $473.9 $1,251.4
Fondo Mexicano del Petróleo $745.1 $485.5 $293.3 $398.8 $307.9 $335.3 -$482.0
INGRESOS DE ORGANISMOS Y EMPRESAS $1,102.4 $1,106.8 $1,118.1 $1,052.2 $782.3 $1,100.5 $1,095.4 $1,084.5 $1,274.7 $786.7 $179.9
IMSS $243.4 $258.1 $273.6 $288.6 $218.7 $238.6 $253.3 $269.3 $282.9 $230.6 -$7.8
ISSSTE $41.8 $42.9 $47.9 $50.7 $35.6 $40.8 $45.2 $44.3 $46.0 $36.1 -$6.4
CFE $338.8 $343.4 $356.8 $314.5 $240.7 $338.8 $356.1 $343.8 $464.3 $264.9 $173.6
PEMEX $478.4 $462.4 $439.7 $398.4 $287.3 $482.3 $440.6 $427.1 $481.5 $255.1 $20.5
Fuente: Secretaria de Hacienda y Crédito Público. Para obtener el excedente acumulado se suma las diferencias entre los ingresos observados y los programados de cada año

Esta trampa de la subestimación permite al Gobierno federal extraer 5 y 15 por ciento más a lo programado; con ello, probablemente, le permita gastarlo a discreción, por tanto, los incrementos anuales constantes de la deuda no tienen razón de ser.
Con la implementación de la Reforma Fiscal de 2014 los ingresos reales superan en cerca del 5 y 15 por ciento los ingresos programados, en consecuencia, la discusión en los Congresos no se sustenta sobre los datos reales observados, por el contrario, la discusión por mayores ingresos se sustenta en disminuir la subestimación, es decir, incrementar los ingresos subestimados, mientras que el Gobierno federal sabe que los ingresos reales crecen a un ritmo diferente. De esta forma, entre menor sean los ingresos en la iniciativa de ingresos mayor será la discusión de ingresos subestimados y en consecuencia mayor los ingresos excedentes para el Gobierno federal.
Es por ello que el gobierno termina por aprobar y aceptar las modificaciones a la Ley de Ingresos de cada año. No es lo mismo discutir incrementar 94 pesos para alcanzar 100, que discutir que los 100 pesos crecerán 110 pesos. Si la discusión fuera sobre los 100 pesos, los excedentes desaparecerían o en su caso serían menores cada vez más y con ello el incremento de deuda empezaría a disminuir y la obra pública sería mayor.
Esta es la principal contradicción que se observa en la aprobación de los ingresos presupuestarios año tras año: la guerra de desgaste en los Congresos por incrementar ingresos subestimados conlleva la justificación de los recortes presupuestales, mientras que el Gobierno federal obtiene ingresos excedentes.
La subestimación de ingresos por parte del Gobierno federal daña a la economía mexicana, pues se justifica menor obra pública. En otras palabras, la técnica del Gobierno federal de obtener mayores recursos presupuestales por medio de la subestimación de ingresos y así gastarlos a discreción, está por encima de la estrategia de incrementar el gasto de obra pública que detona desarrollo económico, en consecuencia, menor es el bienestar social para la población.

Comentarios

comentarios