La nueva esclavitud y el adoctrinamiento socialista
Publicada el Mar, Jun 23, 2020

Por Alejandra Noemí Reynoso Sánchez.

En los últimos meses hemos visto como distintas personas aplauden a Cuba el envío de sus médicos a diferentes países para “atender la pandemia del COVID-19”, uno de ellos, México.

Fue en el 2018 cuando el gobierno de Brasil anunció la cancelación del programa “Más Médicos” del sistema cubano por falta de transparencia, preparación e irregularidades en su contratación, y se dio a conocer que serían enviados a México por invitación del Gobierno federal.

Entre mayo y junio del 2020 llegaron 108 médicos a Veracruz y se contrataron 585 médicos y enfermeras del régimen cubano mediante un acuerdo firmado entre la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, el Instituto de Salud para el Bienestar y el Ministerio de Salud de Cuba.

Es de suma importancia conocer y desmantelar las implicaciones médicas, económicas y políticas de dicho programa:

 

Médicas

En su mayoría los y las cubanas que llegan por parte del programa no cuentan con un título profesional de medicina, no son especialistas ni conocedores de la materia, con suerte cuentan con diplomas de asistentes sanitarios.

Es muy grave que pongan en riesgo la salud de los ciudadanos al ser atendidos por personas no capacitadas; la salud es el derecho más preciado de los mexicanos, de ninguna manera podemos permitir que el gobierno de MORENA siga jugando con la vida de las personas.

México cuenta con muchos profesionales en la materia que hoy no se encuentran desempleados y son destituidos por extranjeros. ¿Por qué insiste el gobierno en despreciar a los mexicanos honestos y preparados?

 

Económicas

La dictadura cubana desde 1960 ha invertido mayoritariamente en diplomacia médica, según datos del Gobierno de Estado de los Estados Unidos Americanos, el gobierno de Cuba recaudó en un solo año 7 mil 200 millones de dólares, del intercambio de servicios profesionales a través de sus programas como las misiones médicas extranjeras sin proporcionar un salario digno a sus empleados.

Con el disfraz de “solidaridad internacional” esconden una fuente importante de financiamiento para el gobierno cubano. Con esto queda claro que el gobierno mexicano está apostando por financiar un régimen comunista que constantemente viola las libertades y derechos de sus ciudadanos ¿hacía allá vamos?

Por otro lado, es inaceptable que, teniendo un sistema de salud completamente quebrado y en crisis, con escasez de medicamentos, recorte presupuestal de la materia y con médicos y enfermeras mal pagados, el gobierno apueste por invertir en un programa extranjero que ha generado problemas de salubridad a los países que llegan. Gastar de manera ineficiente el presupuesto es corrupción; invertir en personas que no cuentan con estudios médicos para atender a los mexicanos en lugar de comprar medicamentos para niños con cáncer es criminal.

 

Políticas

Distintas asociaciones y organismos internacionales han calificado la diplomacia médica de Cuba como un mecanismo de esclavitud y tráfico de seres humanos. El gobierno cubano financia su régimen explotando a los trabajadores de salud considerando que el salario promedio de un médico general en Cuba es de 875 pesos, y cuando son enviados a una misión únicamente reciben entre el 10 y 20 por ciento de los recursos que cobra el gobierno.

Dichos médicos responden directamente a las reglas del gobierno, limitando su derecho a la deserción, los obligan a entregar sus pasaportes y deben abandonar a sus familias; esto no tiene otro nombre más que esclavitud moderna y celebrar convenios con el sistema de salubridad cubano, siendo conocedores de la realidad, es avalar la esclavitud y la violación de derechos humanos.

Del mismo modo, se ha dado a conocer que dicho programa, “Más Médicos”, tiene como objetivo la difusión del castrismo y la generación de redes de inteligencia para defensa del socialismo; un ejemplo claro de esto fue Venezuela con el programa “Barrio Adentro” implementado en 1999.

México es el nuevo blanco del régimen cubano y no lo vamos a permitir. La llegada de dichos médicos es un acontecimiento que marca un impacto en la vida de todos: los cubanos que están siendo esclavizados por su gobierno, los médicos mexicanos que son desplazados por los extranjeros, la salud de los mexicanos que se encuentra en riesgo al ser atendidos por personal que no cuenta con la preparación adecuada; el apoyo del Gobierno federal a un régimen dictatorial y violador de derechos humanos, y con ello el adoctrinamiento socialista en México.

Debemos alzar la voz: la sociedad civil, los médicos y los políticos; defender a los nuestros y velar siempre por la libertad y la justicia, no descansar un solo día por la defensa de nuestra democracia.

 

Alejandra Noemí Reynoso Sánchez es integrante de la Comisión de Salud en el Senado de la República.

Twitter: @WeraReynoso

Comentarios

comentarios