La generación del centenario
Publicada el Lun, Sep 30, 2019

Por Alan Ávila Magos.

Septiembre es un mes especial para los panistas. Celebramos la independencia de nuestro país y celebramos la fundación de la trinchera que hemos elegido para hacer patria.

Este septiembre es quizás más especial, pues estamos celebrando 80 años y lo hacemos en un momento importantísimo para nuestro país, en el que el PAN, con nuestra herencia y nuestra autoridad histórica, está obligado a permanecer en la acción.

Llegamos al mes patrio y al primer año de este sexenio con un gobierno incompetente, con una oposición fragmentada, con una sociedad polarizada. Vivimos un momento en el que parece que en México existen dos equipos y no hay coincidencias entre ambos: los “fifís” y los “chairos”. Nuestro Partido siempre ha abonado a la democracia en México y al México de las instituciones; hoy, ciertamente, la democracia y las instituciones están siendo vulneradas.

El llamado ahora es para los jóvenes que creemos en el PAN, que nos enamoró su doctrina y su historia, su lucha y vocación democrática, sus logros en el gobierno y su propuesta desde la oposición. El llamado es a esas nuevas generaciones para que sigamos siendo, aún y con 80 años, un partido joven, un partido útil a México, sin perder la esencia, pero apropiado para nuestros días.

Quienes hoy con mucho orgullo celebramos un aniversario más desde Acción Juvenil, quizás no hemos dimensionado la responsabilidad histórica que tenemos y es por eso que hago las siguientes preguntas: en 20 años, cuando lleguemos al centenario de la fundación de nuestro Partido, ¿en qué México quieres vivir?, ¿desde qué trinchera aspiras a estar contribuyendo para alcanzar ese México?, ¿cuál es el PAN en el que te gustaría militar y cuál quieres heredarles a las futuras generaciones?

Yo aspiro a que para 2039 vivamos en un país donde exista la libertad de mercado, de expresión, de pensamiento, en donde se respete la dignidad de la persona y la propiedad privada, en donde exista un crecimiento económico que evite la desigualdad social, en donde existan oportunidades para todos, con educación de calidad y sueldos justos. Un país donde salgamos a la calle sin miedos y tengamos la certeza de que habremos de regresar a casa.

Quiero un PAN vivo, un partido unido que contraste ideas, en donde el diálogo y el debate sean el camino de fortalecimiento interno. Un partido que viva su democracia, en donde el interés mayor sea México y el PAN mismo, antes que el de cualquier grupo. Un partido que cuando sea gobierno se caracterice por sus resultados y cuando no lo sea por su responsabilidad propositiva. Un partido aliado de los ciudadanos y sus causas, que impulse agendas donde el eje siempre sea el bien común. Un partido que defienda la vida en todo momento, con visión de futuro, pero que viva con orgullo su herencia.

Esta generación, la que tengo el enorme privilegio de encabezar y que me acompaña para ser la esperanza presente, en el Centenario del PAN habremos de representar a nuestro Partido en los cabildos y en los Congresos. Encabezaremos las alcaldías y las gubernaturas, las dirigencias de los Comités. Seremos quienes honraremos el patrimonio que tantas personas han dejado a México y al Partido Acción Nacional.

Nuestro reto como generación no es menor y debemos asumirlo con humildad y responsabilidad, aceptando lo que hemos hecho bien y enmendado los errores cometidos, incluso, por otras generaciones. Entendamos que los problemas internos y de grupos de hoy no tienen por qué ser los de mañana. Cuando hayamos asumido responsabilidades mayores que no se pierda nuestra esencia, que no se pierdan las ganas de construir un México mejor, que no desvanezcan esos motivos por los que decidiste entrar al PAN, que, en 20 años, desde donde estemos, siempre demos a la patria esperanza presente.

 

Alan D. Ávila Magos es Secretario Nacional de Acción Juvenil.

Twitter: @AlanAvilaMagos

Comentarios

comentarios