La costosa ineficacia del gobierno
Publicada el Mar, Ene 22, 2019

Por Alejandro Ledesma Solórzano.

“La política que ha implementado el Gobierno federal para el combate al robo de hidrocarburos, sin duda, falló, afirmó el senador Raúl Paz Alonso, quien es integrante de la Comisión de Energía en la Cámara alta.
Al subrayar que Acción Nacional apoya el combate al robo de combustible, el legislador panista lamentó que hasta el momento no se tenga conocimiento profundo, ni detenidos, ni fechas definitivas para poner fin al desabasto, ni un informe sobre el avance de los operativos.
“Nadie en México que esté preocupado por el progreso, la lucha contra la corrupción y el combate al crimen, estaría en contra de una política pública encaminada a la erradicación de un fenómeno delictivo. En eso, todos estamos de acuerdo, sin embargo, la sola implementación de esta estrategia no se traduce en éxito”, reiteró en entrevista para La Nación.
Asimismo, consideró altamente preocupante el hecho de que el Gobierno de la República emprendiera una estrategia con un impacto social tan recalcado, sin haber presupuestado las implicaciones y consecuencias que podrían surgir.

Graves afectaciones a la ciudadanía
El plan del actual gobierno, encabezado por López Obrador, para combatir el robo de hidrocarburos ha provocado escasez de gasolina en al menos 10 estados de la República -Tamaulipas, Jalisco, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Puebla, Michoacán y Ciudad de México-, entidades en donde se registró caos en el transporte público, el traslado de alimentos y la recolección de basura, pero también riñas entre ciudadanos, robo y reventa de combustible ordeñado, así como ausentismo escolar y laboral.
De acuerdo con la Secretaría de Asuntos Económicos del PAN, las pérdidas por el desabasto de gasolina ascienden a 10 mil millones de pesos a causa de la carencia de mercancías y productos básicos, disminución en el consumo y pérdida de empleos.
En los hechos, el precio de los alimentos perecederos aumentó debido a que no hay suficiente combustible para transportarlos de los lugares de producción a los puntos de venta, lo que además genera mayor inflación.
Al realizar un sondeo en la Central de Abastos de la Ciudad de México, locatarios aseguraron registrar pérdidas de hasta un 60 por ciento en ventas, indicando que la falta de clientes era uno de principales causantes; el mismo ejercicio se realizó en la Central de Abastos de Morelia, en donde se reportó insuficiencia y merma de productos, aumento en costos y un 80 por ciento en pérdidas.
“Nuestros clientes no vienen por miedo a quedarse en el camino. Nuestros productos son perecederos y terminan en la basura”, comentó uno de los entrevistados.
El senador albiazul explicó que el aumento del costo es proporcional a la demanda que existe por gasolina, ya que la gente se ve en la necesidad de conseguir gasolina en el menor tiempo posible y muchas veces ven como alternativa la reventa del combustible.
“Entre otros afectados se encuentran los taxistas, transportistas, fleteros y quienes utilizan sus vehículos como fuente de empleo y requieren de este hidrocarburo”, añadió Paz Alonso al precisar que cada día pierden varias horas de su día (que se traducen en ingresos), en encontrar la gasolinera que les despache más rápido y, por supuesto, les garantice el combustible.

Resiente turismo desabasto de combustible
La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur) aseguró que las pérdidas por el desabasto de gasolina en diferentes estados suman al menos 5 mil millones de pesos.
En conferencia de prensa, el presidente del organismo, José Manuel López, alertó que tanto el turismo como las micro y pequeñas empresas son las primeras en verse afectadas.
“La afectación es cada vez más severa para las mipymes, ya que estas compañías no cuentan con inventario ni centros de distribución propios”.
El senador Raúl Paz Alonso, quien también integra la Comisión de Turismo en la Cámara alta, refirió que el eco mediático del desabasto de gasolinas en México ha llegado a los medios internacionales como una crisis que da pie a juzgar duramente al régimen y las decisiones del Gobierno federal.
“Los turistas extranjeros prefieren dejar de visitar México por saber que existe un caos por desabasto de gasolina. De ninguna manera ha sido una buena señal para el mundo que un país como México, conocido por su riqueza en hidrocarburos, tenga hoy una crisis de esta índole”, mencionó.
Por último, el legislador reafirmó que Acción Nacional será una oposición responsable y cercana a las necesidades de los mexicanos y que el GPPAN en el Senado trabajará para que en México se implementen políticas públicas eficientes, bien planeadas y con resultados positivos, pues eso es lo que la sociedad exige, no disparates ni improvisaciones.
“No daremos ni un paso atrás. Volveremos a intentar bajar el precio de la gasolina y seguiremos vigilando que las leyes mexicanas sean justas para los ciudadanos”, finalizó.

 

Comentarios

comentarios