Irresponsabilidad, soberbia y reparto de culpas
Publicada el Jue, Dic 17, 2020

Por Andrés Castro Cid.

El tema de la estrategia del Gobierno federal para enfrentar la pandemia del Coronavirus ha dado para innumerables debates entre especialistas en los medios de comunicación, también ha generado enfrentamientos, dimes y diretes entre conductores de noticias con el vocero de la pandemia, el subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell Ramírez. De igual forma, es importante resaltar que minimizar el impacto de la pandemia en México ha sido otra constante en el gobierno de López Obrador, pero lo que es una realidad es que el COVID-19 ha puesto de rodillas al país en diversos ámbitos, principalmente en salud y en economía durante este 2020, como lo ha sido en muchos otros lugares en el mundo, sin embargo, la situación en México se acentúa por una cascada de errores por parte de las autoridades federales.

Se han publicado en diversos medios informativos datos, análisis sobre el promedio de ciudadanos fallecidos por el COVID-19 y se muestran datos alarmantes, al tomar un promedio, con cifras oficiales, mueren más de 400 mexicanos por día y el promedio diario de contagios es de poco más de ocho mil personas, lo que se conecta al dato de que México es el peor país para vivir durante pandemia de COVID-19, según ranking de Bloomberg.

Cabe recordar que el Ejecutivo federal en su momento estimó que el 26 de marzo se superaría la etapa más grave por SARS-CoV-2, días después aseguró que la pandemia ya se tenía domada.

Otro dato que se debe tomar en cuenta es que el presidente de México, contrario a lo que recomendaba la OMS, llamaba a que la gente saliera de sus casas, invitaba a los ciudadanos a acudir a restaurantes y fondas, incluso el mandatario durante una gira por el estado de Guerrero, en marzo pasado, se dejó abrazar por la gente y repartió besos, principalmente a niños.

En un acto de soberbia, cuando se rebasaron las 50 mil muertes, el encargado de la estrategia sanitaria, Hugo López-Gatell Ramírez, seguía en plena confrontación con los medios de comunicación al afirmar: “vemos comunicadores que hacen historias de ficción y me rio de las preguntas de los reporteros, es una mentira que fallaron los cálculos”, cuando él mismo hizo pronósticos de posibles fallecimientos en entrevistas con medios de comunicación, decesos que han superado por mucho los cálculos del funcionario federal.

Otra sobrerreacción del vocero de la pandemia se dio cuando las cifras de contagios y decesos exponían el fracaso de la estrategia, a lo que cuestionó con evidente molestia, ¿de qué medio dices que eres?, a los periodistas que asisten a las conferencias vespertinas y le hacen preguntas incómodas como el por qué el Ejecutivo sigue sin usar cubrebocas en sus giras, esto cuando en el país se rebasaron las 70 mil muertes.

Y como olvidar aquella frase: “la fuerza del presidente es moral, no es una fuerza de contagio” o la de “el uso del cubrebocas provoca una falsa sensación de seguridad”, cuando los decesos en nuestro país fueron: 1 de junio 10 mil 167; 19 de junio 20 mil 394; 4 de julio 30 mil 366; 21 de julio 40 mil 400; 6 de agosto 50 mil 517; 23 de agosto 60 mil 254; 11 de septiembre 70 mil 183; 5 de octubre 81 mil 877; 28 de octubre 90 mil 309; el 19 de noviembre se llegó a la lamentable cifra de 100 mil 104 decesos, y antes del cierre de este número de la revista, el 11 de diciembre se reportaban 112 mil 326 decesos por COVID-19.

Ante esta lamentable cifra, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, sin mayor pudor, pidió a los medios de comunicación no propagar noticias falsas, ya que eso no abona al control de la pandemia por COVID-19. Él llama noticias falsas a la información incómoda que reproducen algunos medios y que de forma clara expone el fracaso de la estrategia frente a la pandemia.

Ante este desastre en la estrategia del Gobierno federal y su constante enfrentamiento con los medios de comunicación, Michael Joseph Ryan, director ejecutivo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), aseguró que la situación de México ante la pandemia sigue siendo muy preocupante, mientras que Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, opinó que los números muestran que el país está en mala situación: “cuando suben los casos y también las muertes es un problema muy serio y pediríamos a México que sea serio. Esperamos que todos los líderes den ejemplo”.

Y cuando se esperaba la autocrítica, un poco de humildad frente a esta llamada de atención desde los organismos internacionales, Hugo López-Gatell aseguró que este llamado de atención no se hizo al Gobierno federal sino a los mexicanos, “el doctor Tedros no me lo quiere decir a mí o al secretario de Salud o al presidente, quizá hubiera mandado un comunicado diplomático si así hubiera sido”, dijo irónicamente.

En este contexto, un ejemplo claro de los efectos de los comentarios de las autoridades sanitarias fue el del diputado Gerardo Fernández Noroña, quien protagonizó una discusión en el INE por negarse a colocarse el cubrebocas al interior de las instalaciones del instituto con el argumento de que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, ha dejado clara la poca efectividad de su uso. “Hugo López-Gatell insiste que el cubrebocas da una falsa sensación de seguridad y no evita el contagio”, citó el legislador del PT.

Y ya para finalizar, el Gobierno federal presentó su Plan Nacional de Vacunación contra COVID que ha dejado más dudas que certezas, ante lo cual Roberto Ponce, investigador del Tecnológico de Monterrey externó un escenario: “Pensando que lleguen las vacunas de Pfizer, con todo lo complejo que trae consigo esta vacuna, nuestro país no tiene la capacidad logística para su distribución; es un reto enorme para lo cual este gobierno no está preparado y lo solucionan pasando la responsabilidad al Ejército”. Así las cosas, en esta administración que, frente a su evidente incapacidad de hacer frente a los retos y de responsabilizarse de sus errores, que ya son muchos, en automático reparte culpas a las administraciones anteriores y culpa a los medios informativos de crear noticias falsas.

Comentarios

comentarios