Honestidad y congruencia en el actuar
Publicada el mar, Dic 11, 2018

 

Por Sergio Rodríguez Colín.

La honestidad y congruencia que dos grandes panistas tuvieron durante toda su vida han hecho que don Bernardo Téllez Juárez se sienta orgulloso de militar en Acción Nacional, de entregar casi 30 años de lucha para buscar el bien común y un patria ordenada y generosa para todos los mexicanos. Los hombres que tuvieron una gran influencia en este político veracruzano son: Manuel de Jesús Clouthier del Rincón “Maquío” y Carlos María Abascal Carranza.

Al primero de ellos lo conoció cuando emprendió una marcha para protestar por el fraude que se había cometido en 1986 contra él en su búsqueda por la gubernatura de Sinaloa, “empezó a caminar por toda la República dando a conocer que estos fraudes no podían ser posibles en México; en esos años se decía que eran fraudes patrióticos”.

En esa caminata llegó a Fortín por invitación de la COPARMEX, quienes lo recibieron en el Club de Leones, “obviamente impactaba su discurso, impactaba la motivación que de alguna manera te daba. Me acuerdo mucho que pasado eso lo recibimos de nuevo en 1988 ya como candidato a la Presidencia de la República”.

En entrevista con La Nación, don Bernardo asegura que en ese momento entendió que México estaba transitando a un nuevo esquema de participación ciudadana, así que decidió afiliarse al PAN en 1989, fecha en la que comenzó a difundir qué era el PAN y tiempo después (1991) lo invitaron a ser candidato a la Presidencia Municipal de su municipio Atoyac.

“Tuve la fortuna de ser regidor de 1992 a 1994, cargo desde el que vigilé que el trabajo que se hiciera en el ayuntamiento fuera transparente y en beneficio de los ciudadanos. En 1995, el Partido me hizo una invitación para ser diputado local plurinominal; ese fue el inicio de toda esta vivencia blanquiazul que ya va para 30 años”, señala en la sala de juntas de la Dirección General de Asuntos Religiosos del estado de Veracruz.

Sobre Carlos Abascal recuerda que estando de visita en Chile escuchó a alguien decir que él fue un hombre que llegó a buscar la perfectibilidad humana en la vida política, “te quedas con los ojos cuadrados porque de repente dices: por qué tengo que ir a otro país a escuchar lo que se abreva en el PAN, en toda su doctrina, en todos sus principios, que son reconocido en otros países”.

Téllez Juárez reconoce en el ex Secretario del Trabajo y de Gobernación a un gran político que tuvo la osadía de sentarse con gente que estuvo toda su vida en el corporativismo, “pudo convencer al líder principal del sindicalismo de que podíamos tratar al trabajador de una forma más humana, con una visión más profunda de su labor a través de un sindicalismo humanista; eso a mí me llamó muchísimo la atención”.

Sostiene que el principal fruto blanquiazul es la perfectibilidad humana a la que invita día a día Acción Nacional, a que cada día se luche por ser mejores, “eso es el mérito de seguir en el PAN y de buscar que más allá de nuestras palabras, de los discursos, lo mejor es el testimonio que nosotros podamos dejar para quienes están o llegarán a este partido político”.

Promotores de la rendición de cuentas

Al compartir con este medio su etapa como Diputado Local en la LVII Legislatura (1995-1998) del Congreso de Veracruz, rememora con orgullo que el grupo parlamentario se conformaba de sólo siete legisladores, pero que cada uno de ellos abrazaba fervientemente la doctrina de Acción Nacional, ideales que los impulsaron a trabajar de forma honesta por el bien de los veracruzanos.

“Llegamos con una lucha franca de hacer las cosas con transparencia, honestidad y sabiendo sobre todo la problemática que vivíamos en esos años, en donde no había rendición de cuentas; ese fue un tema puntual, trabajamos para que la legislatura completa vigilará a los ayuntamientos y al gobierno del estado”, sostiene mientras da un sorbo al café que lo ha acompañado durante la entrevista.

Con modestia admite que pertenecer a esa legislatura del Congreso de la entidad le permitió marcar un hito en la historia de Veracruz, ya que antes de esa asamblea todo el mundo decía que en el estado no pasaba nada, “llegamos a destituir a tres alcaldes, a quienes se les comprobó que en sus administraciones había indicios fuertes de corrupción”.

Para Bernardo Téllez Juárez esa legislatura fue una de las experiencias que más satisfacción le ha dejado, pues con franqueza asegura que el grupo parlamentario del PAN buscó legislar siempre con transparencia y honestidad, “hicimos de estas banderas parte viva de la democracia en Veracruz, divisas con las que nosotros habíamos incursionado previamente en el PAN, lo cual hizo que hubiera modificaciones en una serie de leyes para la transparencia, para la honestidad y para la rendición de cuentas de los ayuntamientos al terminar sus funciones”, concluye quien también fuera Diputado Federal en la LXI Legislatura (2009- 2012).

Comentarios

comentarios