Histórica cumbre Trump-Joung-un
Publicada el Lun, Jun 18, 2018

Agencias.

El martes 12 de junio fue histórico para las relaciones bilaterales del mundo: el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y de Norcorea, Kim Jong-un, se reunieron en Singapur.

El saludo con un apretón de manos, ante los medios de comunicación que por primera vez atestiguaban la reunión entre un presidente estadunidense con el líder norcoreano en el poder, dio la vuelta al mundo en minutos.

Imagen que ya pasó a la historia de la política del siglo XXI: el presidente del liberalismo y capitalismo con un dictador socialista que ha hecho pruebas nucleares, acciones por las que el mismo Trump lo apodó “el hombrecillo de los cohetes”.

Ambos líderes acordaron tener la reunión inédita en Singapur, país situado en el sudeste asiático y considerado uno de los “tigres” económicos de la región, por ser un lugar neutral y seguro.

El encuentro tuvo el objetivo de tratar la posible desnuclearización de Pyongyang. La reunión es la primera entre mandatarios de ambos países tras casi 70 años de confrontación, a raíz de la Guerra de Corea (1950-1953) y 25 de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.

“Vamos a ocuparnos de un problema muy grande y muy peligroso para el mundo”, informó Trump tras dar a conocer que firmaron un documento del cual no dio más detalles. Sobre su homologo refirió que era “un hombre muy talentoso, que ama mucho a su país”.

Por su parte y como es su costumbre, Kim Jong-un, se placeó como estrella de rock desde que bajó de su vuelo de Air China, que según analistas fue una demostración del pleno apoyo de su poderoso vecino y principal salvavidas económico. Las fotos de la llegada y de su paseo nocturno en Singapur, víspera a la cumbre, llenaron las páginas del diario del partido gobernante y dominaron los noticieros de su país, que poco habían dicho sobre la cumbre en sí.

Escuetamente dijo que el camino para llegar a las conversaciones “no fue fácil” y que ambos tuvieron que enfrentar numerosos “obstáculos y prejuicios” para hacer posible el encuentro.

La cumbre, que duró medio día, fue vista con escepticismo y aún no se sabe las repercusiones reales que tendrá, así lo refleja la prensa internacional:

Xinhua

La agencia de noticias china fue optimista: “La República Democrática Popular de Corea ha hecho varios gestos de buena voluntad que evidencian su fuerte deseo de conseguir la desnuclearización de la península y centrarse en el desarrollo económico”.

Russia Today

En sus reportes, el portal de noticias ruso destacó que Estados Unidos no ha levantado las sanciones a Corea del Norte hasta la completa desnuclearización, a pesar del buen entendimiento mostrado entre los dos líderes.

IRNA

La Agencia de Noticias de la República Islámica de Irán resaltó la advertencia de un parlamentario iraní al régimen norcoreano: “EU rompió sus relaciones con Irán, se retiró del acuerdo nuclear y volvió a imponer sanciones contra Teherán. Corea del Norte debe permanecer vigilante respecto a Estados Unidos, pues no cumplen sus promesas”.

EFE

La agencia de noticias española resaltó: “El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, firmaron un ‘detallado’ acuerdo tras su histórica cumbre en Singapur que ‘va a suponer un gran cambio para el mundo’.

Reuters

La agencia estadunidense en una crónica, en donde detalló tanto el menú de comida oriental con occidental como el encuentro diplomático, resaltó las declaraciones de Trump sobre que “Corea ya no representa una amenaza nuclear y su principal diplomático ofreció una línea de tiempo para el desarme”.

Algunos diarios también destacaron que, durante uno de los traslados de los presidentes, de un área a otra del hotel, Trump tuvo un gesto insólito, pero muy típico de él: le mostró a Kim con orgullo el interior de su famosa limusina blindada, apodada “La Bestia”. Kim miró con gran interés.

El esperado cara a cara, celebrado en el hotel Capella en la isla de Sentosa de Singapur, entre los polémicos presidentes duró aproximadamente 40 minutos y sólo estuvieron presentes ellos y sus respectivos traductores. Posterior a su reunión, mantuvieron una comida de trabajo acompañados por Ri Yong-ho, ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte; Kim Yong-chol, el “hombre de confianza” de Kim Jong-un, y Ri Su-yong, vicepresidente del Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea. Por el lado estadunidense estuvieron John Kelly, jefe de gabinete de la Casa Blanca; Mike Pompeo, secretario de Estado, y John Bolton, secretario de Estado y uno de los personajes más controvertidos en las relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte.

Comentarios

comentarios