Fortalecer a las policías civiles, no a la Guardia Nacional
Publicada el Mar, Dic 11, 2018

Por Sergio Rodríguez Colín.

El martes 20 de noviembre el grupo parlamentario de MORENA presentó ante el pleno de la Cámara de Diputados, en total apoyo a la estrategia de Andrés Manuel López Obrador, la iniciativa de reforma constitucional que busca crear la Guardia Nacional, institución de seguridad nueva del Estado mexicano que se conformaría con jerarquía, estructura y personal militar, además de elementos de la Policía Federal.
Para el Secretario de la Comisión de Seguridad Pública en la Cámara baja, diputado Felipe Fernando Macías Olvera, hay dos temas en la creación de esta Guardia Nacional que preocupan a todos los mexicanos: el abandono de las policías estatales y municipales, y que la iniciativa convierte a los integrantes de este cuerpo de seguridad en auxiliares del Ministerio Público Federal.
Con respecto al primer tema, afirma en entrevista para La Nación que López Obrador se está equivocando de estrategia, incluso más allá de entrar en la incongruencia del discurso que manejó en campaña donde demandó la salida del Ejército de las calles, pues está delegándolos en sus funciones, ya que ellos son los encargados de la prevención y de la investigación del delito, “ahí es donde tenemos que estar totalmente enfocados en fortalecerlos, primero hay que entrarle a ese tema, fortalecerlos, y luego aspirar a otros rubros”.
Lo más alarmante para el legislador panista es la atribución de Ministerio Público que tendrían los militares adscritos a la Guardia Nacional, lo que significa que podría encomendárseles la ejecución de órdenes de aprehensión, de cateo o de cualquier índole que obtengan los fiscales, poniendo en peligro los derechos humanos de todos los mexicanos.
“La iniciativa les otorga facultades para detener a ciudadanos que, según ellos, pudieran contar con una sospecha infundada de que puedan estar involucrados en algún delito o en la comisión de algún acto delictivo; hoy, se faculta a esta Guardia Nacional para realizar este tipo de detenciones, incluso sin una orden del juez, es una parte que vemos preocupante”, sostiene.
Macías Olvera reconoce la espléndida labor que el Ejército Mexicano y la Armada de México han hecho en estos últimos años para garantizar la seguridad de todos los mexicanos, “todo nuestro respeto y reconocimiento a nuestras fuerzas armadas”. Sin embargo, considera que la formación de los militares nada tiene que ver con la seguridad pública.
“El diseño de esta nueva Guardia Nacional es erróneo para el objetivo principal que es el de la prevención, la investigación y la persecución del delito, como lo marca el artículo 21 constitucional, y como lo señala también la propia resolución de la SCJN, en donde se habla precisamente de que las fuerzas armadas no pueden realizar tareas de seguridad pública”.
Cabe señalar que el pasado 15 de noviembre la SCJN invalidó en su totalidad la Ley de Seguridad Interior que pretendía regular la actuación de las fuerzas armadas en la lucha contra el crimen organizado. Con nueve votos a favor y uno en contra, los ministros de la Corte decidieron que el Congreso de la Unión no tiene facultades para legislar en la materia y que la seguridad pública, nacional e interior están reguladas por la Constitución.

Militarización del país
Ante el cuestionamiento de si la Guardia Nacional se podría traducir en una probable y futura militarización del país, el diputado federal por Querétaro advierte que la propuesta de López Obrador está imitando el mismo modelo que se vive en Venezuela, en donde la Guardia Bolivariana tiene exactamente el mismo concepto: militares formados con la llegada, precisamente, de Hugo Chávez, que posteriormente pasaron a las órdenes de Nicolás Maduro.
“Esta guardia –la venezolana- tiene una cara ideológica, doctrinaria, que atiende los intereses del régimen. El instrumento de Guardia Nacional propuesto en México puede ser utilizado, antes que otra cosa, para salvaguardar los intereses del régimen y no atender la prevención del delito”.
Para el legislador albiazul la necesidad de los ciudadanos en este momento es contar con una policía que se dedique a la prevención del delito y a desarrollar estrategias muy puntuales en los domicilios, en las plazas públicas, en los comercios, en las escuelas, con el fin de salvaguardar el bienestar de toda la sociedad mexicana.
La creación de la nueva Guardia Nacional será sometida a una consulta nacional, propuesta por López Obrador, la cual se realizará el 21 de marzo de 2019. En ese sentido, el diputado queretano descalificó dicha figura, pues las anteriores consultas hechas –sede del nuevo aeropuerto y la construcción del Tren Maya, entre otras-, resultaron ser una farsa por el bajo nivel de participación y la poca transparencia metodológica con las que se llevaron a cabo.
“Las consultas del Presidente son un chiste, son una vacilada, no tienen ningún sentido metodológico. Son un instrumento de engaño y manipulación a la gente para hacerle creer que son tomados en cuenta cuando en realidad ya son decisiones tomadas”, concluyó el legislador, quien se comprometió a hacer una defensa puntual, con argumentos, de los errores en los que caiga este nuevo gobierno.

 

Comentarios

comentarios