Por Juan Pablo Castillo. Existen casos en donde las distintas fuerzas políticas concuerdan en un mismo propósito, pero con otras perspectivas. Un ejemplo es la Reforma Política del Distrito Federal que presentaron el PAN y el PRD ante el pleno del Senado de la República. El objetivo principal es convertir a la Ciudad de México en el estado número 32, que tenga su propia Constitución y otros derechos políticos. Actualmente, el Distrito Federal es considerado como una entidad federativa, sin embargo, no cuenta con los mismos derechos que otros estados; en materia política, por ejemplo, no se participa en la aprobación de leyes federales. Con la Reforma Política y una Constitución propia, el Distrito Federal tendrá derechos políticos, económicos y sociales, que ayudarán a la creación de una nueva era de prosperidad, así como a un nuevo modelo de desarrollo sustentable, competitivo y de innovación que ayudará a los que menos tienen. Pero ¿cuál es la visión del PAN y el PRD sobre la Reforma Política del Distrito Federal? La propuesta del PRD tiene muchas similitudes con la del PAN. Sin embargo, el planteamiento perredista considera que todo el poder se centralice en el Jefe de Gobierno. Por su parte, la iniciativa de Acción Nacional propone cambiar el orden jurídico, administrativo y político, lo que permitirá a los capitalinos tener los mismos derechos políticos que los ciudadanos de otros estados. Asimismo, busca que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) tenga facultades plenas, algo de lo que hoy carece; por ejemplo, en el proceso de reformas constitucionales federales, no se le toma en cuenta. “Queremos que las delegaciones se transformen en órganos más parecidos a lo que son las alcaldías, con el fin de que puedan tener más facultades, autonomía presupuestaria y personalidad jurídica; en este sentido, especificamos que se tomará el modelo de las Alcaldías”, explicó en entrevista para La Nación Fernando Rodríguez Doval, diputado federal panista. La centralización de poder que quiere el PRD no es lo correcto, aseguró, por eso Acción Nacional considera que es primordial fortalecer a las delegaciones, aplicando un principio muy claro de la doctrina del Partido: el de la subsidiariedad. “Por qué no darle a las delegaciones la posibilidad de recaudar el impuesto predial y que se queden con una parte de ese impuesto. Hoy en día no existe una racionalidad de cómo ejerce el gasto público el Gobierno del Distrito Federal (GDF), hemos visto que las delegaciones que contribuyen con muchos recursos no son retribuidos con ciertos servicios; al contrario, hemos visto que existe una politización en la asignación presupuestaria por parte del Jefe de Gobierno”, señaló Rodríguez Doval. Si se logra esta reforma, continuó, se garantizará una mejor provisión de los impuestos y por lo tanto una mejor calidad de vida para los ciudadanos. Aseguró que el convertir a las delegaciones en alcaldías, éstas tendrán su propio presupuesto para resolver más necesidades de la gente. El legislador blanquiazul apuntó que el presupuesto de un Jefe Delegacional a veces se agota a la mitad de su mandato, por lo que esta transformación ayudará al desarrollo del Distrito Federal en general. Respecto a la centralización del poder, el diputado panista calificó la idea del PRD como un retroceso, ya que no corresponde con el anhelo de los habitantes de la capital; esa visión de centralizar sólo le va a dar más poder al Jefe de Gobierno, convirtiéndolo en un “Súper Gobernador” con más facultades que hasta el propio Presidente de la República, precisó. “Con la propuesta del PRD estaremos creando al hombre más poderoso de este país, un Jefe de Gobierno que acumularía más poder que ningún otro personaje de la administración pública”. Además, continuó, la propuesta del PRD pone a los delegados como simples gerentes para administrar el poder que ejerza el Jefe de Gobierno, y eso es a lo que nos oponemos. “Si esta Reforma pasara tal y como la quieren el PRD y el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, sería una reforma regresiva”. Regresaríamos a lo que era el viejo Departamento del Distrito Federal, con la diferencia de que ahora no se tendría un Presidente que mandaba sobre el regente, ahora éste tendría el poder y todo el control sobre los delegados. Constitución Política en el Distrito Federal El legislador blanquiazul informó que en ambas Reformas Políticas se está discutiendo también la elaboración de una Constitución para el Distrito Federal con el objetivo de sustituir al estatuto de gobierno, que actualmente es la ley que rige al Distrito Federal. “Hemos insistido en que esta elaboración se tiene que dar a través de un proceso plural, que se escuche a la sociedad y que participen todos los partidos”. Tanto el PAN como el PRD han sugerido crear una Asamblea Constituyente para que redacte la Constitución. Sin embargo, los partidos políticos “chocan” en quienes deben conformarla. Fernando Rodríguez Doval dijo que el Partido de la Revolución Democrática busca que esta asamblea esté formada por personajes “intelectuales”. “Esta es la jugada del PRD, tener una hegemonía cultural e intelectual en una asamblea constituyente, que convierta la Constitución del Distrito Federal en la declaración de principios del PRD”, destacó. Los habitantes de la Ciudad de México deben tener una legitimidad democrática, prosiguió, no puede ser una asamblea constituida por notables o por intelectuales, tiene que ser una asamblea popular en donde haya representantes electos de cada partido político. Detalló que la elección democrática de esta asamblea no es para confundir al elector el día de una votación. El PAN propone que se introduzca en las boletas una lista plurinominal con varios nombres y a partir de la votación que reciba cada partido se distribuyan proporcionalmente los espacios. “Esto puede compararse con una fórmula de representación proporcional pura; de esta manera, no tendremos que tener un candidato a diputado constituyente en cada distrito, sino más bien una lista que cada partido registra y a partir de la votación que obtenga este partido tendrá acceso a ciertos lugares para tener el número definitivo de personas que conformarán la Asamblea Constituyente”. Cabe destacar que los diputados del PAN, PRI y PRD aprobaron un dictamen a finales de septiembre, para que aparezca en las boletas de las elecciones de 2015 la lista de nombres que podrán integrar la Asamblea Constituyente que trabajará en la Constitución del Distrito Federal. Acordaron también que la Reforma Política del Distrito Federal puede entrar en vigor en 2018. “Los capitalinos merecen tener un gobierno que atienda a sus demandas y sean escuchados. Con la Reforma Política del PAN se podrá cumplir con estas exigencias y muchas cosas más, los diputados de Acción Nacional no vamos a permitir que el PRD y Miguel Ángel Mancera se salgan con la suya en esta temática”, acotó.   [caption id="attachment_13865" align="aligncenter" width="199" class=" "] “En el PAN siempre hemos buscado que el Distrito Federal se convierta en un estado, pero este cambio tiene que hacerse bien para que sea un beneficio para la ciudadanía y no para un instituto político”: Fernando Rodríguez Doval, diputado federal por el Partido Acción Nacional.[/caption]