El Salvador, rumbo a la democracia
Publicada el Jue, May 24, 2018

Por Kalyope Rodríguez Magiras.

Las dictaduras militares han instituido, a través de la historia de muchos países, una forma insostenible de gobierno. Se caracterizan por construir desigualdades sociales, falta de oportunidades justas, carencia, muerte y terror. El Salvador vivió un episodio de gobierno militar que ostentó el poder por 50 años, hasta que el sentimiento colectivo de inconformidad germinó. En 1979, tras el asesinato de Monseñor Romero y el golpe de Estado, bloques opositores surgieron y tomaron las armas.

El lamentable saldo arrojó cientos de desaparecidos y ataques, pero también el surgimiento de voces que se planteaban cerrar ese capítulo sangriento y construir la paz a través del diálogo.

El 16 de enero de 1992 se firmaron los Tratados de Paz en el Castillo de Chapultepec en México. A partir de entonces, se investigan y se limitan los atropellos a los derechos humanos y a los crímenes de lesa humanidad, además se abrió la puerta a procesos políticos democráticos y se ejerce el poder de una manera totalmente distinta.

Treinta años después, entre los partidos políticos y la sociedad, la generación de la posguerra del país más pequeño de Centroamérica no olvida, pero avanza.

En un contexto más actual, los esfuerzos por fortalecer la democracia llevaron al Tribunal Supremo Electoral a instruir al Congreso a hacer modificaciones a la Ley de Partidos, para que los 11 con registro nacional organizaran elecciones internas para elegir, por primera vez en la historia, a quien será el candidato a la Presidencia de la República para las elecciones de febrero del próximo año.

El domingo 22 de agosto, Alianza Republicana Nacionalista de El Salvador (ARENA), después de un proceso arduo de organización con su padrón de militantes, llevó a cabo sus elecciones internas, a la que gracias a una invitación de la dirigente juvenil de ese partido, Adriana Juárez, tuve la posibilidad de acudir como Observadora Internacional representando al PAN y a México. Junto con otros observadores de Argentina, Chile y Honduras presenciamos con los Areneros un día que pasará a la historia.

La contienda fue el resultado de meses de preparación, capacitación a funcionarios de centros de votación, debates entre los tres candidatos, contraste de ideas y despliegue de propaganda que se dejó ver por muchos rincones del país. A diferencia nuestra, su legislación no establece topes de gastos de campaña.

El día de la elección, un poco antes de la apertura, entonaron la marcha de ARENA y el himno nacional que evoca en todas las estrofas el anhelo de seguir estando “presentes por la Patria”. Inmediatamente después, exactamente a las 8 de la mañana, ingresaron los primeros votantes que ya esperaban formados ordenadamente en el Centro de Votación, instalado en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO). El ambiente fue de auténtica fiesta democrática. Los militantes llegaron con distintivos de alguno de los candidatos, con chalecos, camisas y gorras de ARENA, con sus familias y con el evidente entusiasmo de acercarse a la posibilidad de recuperar el gobierno.

Cabe mencionar que ARENA gobernó de 1989 a 2009, con cuatro Presidentes de la República: Alfredo Cristiani (impulsor de la Firma de los Acuerdos de Paz); Armando Calderón (desarrolló programas para minimizar altísimos índices de pobreza); Francisco Flores (reactivó la economía salvadoreña) y Elías Antonio Saca.

De acuerdo con datos oficiales de la Comisión Electoral Nacional, de 122 mil 636 militantes acudieron a emitir su voto 58 mil 874, es decir, el 48 por ciento del padrón. De esta forma, 390 actas fueron computadas en aproximadamente tres horas, resultando ganador Carlos Calleja con 34 mil 670 sufragios. Los festejos no se hicieron esperar.

Es de reconocer la madurez con la que los otros dos candidatos, Javier Simán (21 mil 779 votos) y Gustavo López (574), acompañaron el momento en el que se informó el resultado. La apuesta mayor es que todos los involucrados continúen en torno a un proyecto que de contar con unidad, esfuerzo y dedicación, de areneros y ciudadanos, trascenderá a la historia complicada de su pasado, abriendo camino a un mejor porvenir.

Twitter: @KalyRdz

Comentarios

comentarios