El reto creciente de la violencia e inseguridad – Revista La Nación
El reto creciente de la violencia e inseguridad
Publicada el Vie, Jul 20, 2018

Por Salomón Guzmán.

De acuerdo con cifras de la actividad delictiva , se muestra que ésta ya se amplió y estabilizó a lo largo del territorio. En consecuencia, la política de seguridad del país enfrenta dos retos importantes: el primero es frenar la aceleración de la acumulación de la violencia y la segunda tiene que ver con los esfuerzos por cambiar la tendencia de largo plazo de las actividades delictivas en su mayoría.
Las expresiones más crudas de la violencia alcanzan cifras escandalosas desde 1997 al cierre de 2017. Por mencionar, los homicidios dolosos acumulan una cifra de 333 mil 882, las amenazas en 1, 289,039, la extorsión en 82 mil 238y el secuestro en 18 mil 665, respectivamente. El número de homicidios dolosos a 2017 es equivalente a llenar tres veces el Estadio Azteca. La Secretaría de Gobernación señala que existen 26 modalidades de actividad delictiva, de las cuales 15 de ellas presentan crecimientos positivos si se comparan los primeros cinco años de la administración de Peña Nieto con los de la administración de Felipe Calderón (ver Tabla 1).

Como se muestra en la Tabla 1, los homicidios dolosos, las amenazas, la extorsión y el secuestro presentan crecimientos acumulados del 17.5, 27.27, 20.0 y 27.3 por ciento, aproximadamente. Con Peña Nieto, la actividad delictiva que mayormente se acumula de entre los cuatro anteriores son las amenazas y el secuestro. Estas categorías delictivas no sólo se acumulan durante la gestión de Peña Nieto, sino que se acumulan en estados que mayormente son gobernados por su partido. Por ejemplo, de las 363 mil 974 amenazas durante la administración de Peña Nieto, el 22 por ciento se realizaron en aquellos estados que son gobernados por el PAN, el 46 en aquellas entidades que son gobernadas por el PRI-VERDE y el 27 en aquellos estados gobernados por el PRD.
En el periodo de Peña Nieto las amenazas crecieron sustancialmente donde gobierna el PRD y disminuyeron en los estados que hasta 2017 son gobernados por Acción Nacional. Por otra parte, de los 6 mil 432 secuestros durante la administración de Peña Nieto, el 13 por ciento se realizaron en aquellos estados que son gobernados por el PAN, el 60 en aquellas entidades que son gobernadas por el PRI-VERDE y el 24 en aquellos estados gobernados por el PRD. Durante la administración peñanietista este tipo de delito incrementó en estados gobernados por el PRI y disminuyeron significativamente donde gobierna Acción Nacional.
El número de secuestros en todo el periodo de Calderón suma un total de 5 mil 747. Por su parte, de los 96 mil 406 homicidios dolosos durante la administración de Peña Nieto, el 25 por ciento se realizaron en aquellos estados que son gobernados por el PAN, el 53 en aquellas entidades que son gobernadas por el PRI-VERDE y el 18 en aquellos estados gobernados por el PRD. Con Peña Nieto los porcentajes son muy cercanos a los de la administración de Calderón.
Nuevamente aquí se muestra el fallo de la estrategia de seguridad de Peña Nieto al mantener porcentajes similares a los de la administración de Calderón, cuando los homicidios en todo su sexenio alcanzaron la cifra de 104 mil 744. Es importante ofrecer una perspectiva distinta para aquellos encargados en los temas de seguridad, así como ampliar el debate en la esfera política sobre las actividades delictivas, además de que existen otros factores que podrían plantear una explicación alterna a los altos niveles de violencia que se viven en el territorio mexicano y bajo los distintos gobiernos locales.

Comentarios

comentarios