El municipio como elemento garante del federalismo mexicano
Publicada el Lun, Abr 22, 2019

Por Xicoténcatl González Uresti.

El constituyente de 1917, no por casualidad, dedicó todo un artículo de nuestra Carta Magna para definir el proceder de los municipios. El ordenal 115 de nuestra Ley Suprema conjuga actualmente aquello que rige en términos generales la vida interna de las más de 2 mil 400 municipalidades que componen a nuestro país.

De esta manera es que, a lo largo de estos más de 100 años de la promulgación de nuestro máximo cuerpo normativo, el municipio se ha configurado como el primero de los órdenes que componen el sistema federal del gobierno mexicano.

Es el municipio donde la ciudadanía expresa primeramente sus peticiones, necesidades, quejas y da a conocer sus demandas al gobierno. Sin embargo, a pesar de las 15 reformas que ha sufrido el ordenal 115 constitucional desde 1917, hoy en día es necesario impulsar nuevas modificaciones a su texto que permitan el desarrollo de la institución municipal.

Aunado a lo anterior, quienes encabezamos los gobiernos locales del país vemos con desazón que la actual administración federal ha impulsado acciones que terminarán por afectar los intereses no de los municipios o sus gobiernos como tal, sino de la ciudadanía.

Ejemplo de lo anterior es el recorte por más de mil millones de pesos al monto que recibían los gobiernos locales proveniente del subsidio para el Fortalecimiento del Desempeño en materia de Seguridad Pública FORTASEG.

La reducción de este recurso, que han venido utilizando los gobiernos municipales para la evaluación de control de confianza, profesionalización, equipamiento, prevención y mejora de condiciones laborales de los cuerpos de seguridad, entre otras cosas, vino acompañado de la reducción también en el número de demarcaciones beneficiadas al pasar de 300 en 2018 a 252 este año.

Por otro lado, el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2019 se aprobó con un incremento mínimo a distintos ramos de los cuales reciben recursos los municipios, entre ellos, tenemos una tasa de crecimiento real del ramo 28, participaciones a entidades federativas y municipios por 9.49 por ciento y la del ramo 33, aportaciones federales para entidades federativas y municipios por solo el 2.99 por ciento.

Otro de los fondos que sufrió una modificación importante fue el minero que, además de cambiar de dependencia encargada de regularlo, de acuerdo con declaraciones del propio Presidente de la República, sus recursos han sido canalizados para el financiamiento de distintos programas sociales. Ello conduce a una afectación para muchos municipios que recibían recursos por este concepto y lo destinaban a la generación de obras de infraestructura en sus territorios.

Derivado de lo anterior, algunos gobernadores de los estados como Javier Corral de Chihuahua, en un ejercicio responsable de apoyo a los gobiernos de sus municipios, han presentado ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación una controversia constitucional en contra del Gobierno federal por determinar la eliminación de recursos que recibían los municipios provenientes del Fondo Minero.

Los presidentes municipales que integramos la ANAC hacemos un llamado a todos los munícipes del país para que unifiquemos nuestros esfuerzos en la búsqueda de mejores condiciones para nuestros municipios e impulsemos la agenda municipalista que hemos generado en conjunto con otras asociaciones del país.

Tenemos la certeza de que el asociacionismo es un mecanismo que permitirá a los gobiernos locales servir no sólo de contrapeso a las acciones que se desarrollan desde el Gobierno federal y que son contrarias al fortalecimiento de los municipios, sino también servirá de impulso para mejorar las condiciones de vida de la población, que es el eje sobre el cual debe girar todo lo que se realice desde el gobierno.

Hagamos nuestra una de las frases de Manuel Clouthier del Rincón: “Sé que el México de mis ideales es posible y está a la mano”. Está en nuestras manos el cuidado del federalismo que tantos años ha costado construir, un federalismo en el cual el orden supremo sea subsidiario con los órdenes locales. Hoy, nos corresponde a nosotros velar por el porvenir de la institución municipal, que es la base del desarrollo nacional, porque al fortalecer a los municipios se fortalece a México.

 

Xicoténcatl González Uresti es Presidente Municipal de Ciudad Victoria, Tamaulipas.

Twitter: @XicotncatlGonz1

Comentarios

comentarios