El Frente Ciudadano y los jóvenes
Publicada el Mie, Nov 22, 2017

Por Alan Ávila Magos.

Recientemente, los jóvenes hemos demostrado que podemos salir a las calles para dirigir el rumbo de nuestra nación. El reciente temblor ha marcado por completo nuestras vidas. Todos por igual pudimos presenciar cómo es que los jóvenes decidimos atender un llamado interno para asistir a todos aquellos que se encontraban en desventaja.

Los jóvenes, los que somos catalogados como millennials poco participativos, demostramos que antes de pensar en uno mismo, actuamos por los demás, practicando por completo la solidaridad. Dejamos a un lado ese mito de que no estamos interesados en ayudar a construir el bien común, para convertirlo en una bandera levantada por miles y miles de jóvenes que se atrevieron a romper la comodidad y ayudar a todos por igual.

Los jóvenes hemos dado una gran lección: queremos un México ciudadano organizado, en donde las voces de todos los que formamos esta gran nación tengan cabida. La desgracia nos ayudó a despertar para darnos cuenta que si nos organizamos, sin importar nuestras diferencias, podemos hacer mucho por los demás.

Bajo esta idea, es que el Frente Ciudadano busca conformarse y permear en la juventud mexicana. Queremos invitar a que los jóvenes dejemos a un lado nuestras diferencias, para lograr pasar de la indignación al compromiso por todos los que sufren alguna carencia o un problema que no le permite desarrollarse al máximo.

En la reciente tragedia demostramos que, antes que los partidos políticos, está el país y todos los ciudadanos. No es que los políticos seamos una clase alterna a la ciudadanía. Nuestra diferencia está en que hemos optado por el servicio público como un llamado para hacer el bien común y ayudar desde nuestras respectivas trincheras. Nosotros también somos ciudadanos, por lo tanto, estamos construyendo este Frente tal y como el Partido Acción Nacional lo hizo al momento de su fundación.

El origen de nuestro partido está en la misma ciudadanía organizada, la cual vivió en su respectivo momento la tragedia de un gobierno corrupto, que no permitía ni fomentaba la participación ciudadana, que atentaba contra los derechos humanos y no ejercía el poder para buscar el bien común, sino para lograr la perpetuidad de una “dictadura perfecta”, en donde el objetivo era mantenerse y sobrevivir a costa de lo que fuera.

En este contexto es que surge Acción Nacional. Y nunca debemos olvidar esos orígenes de auténtica lucha ciudadana, en donde se sacrificó mucho por parte de los fundadores para conformar el instituto político del cual hoy tenemos el honor de dirigir. Es por eso que nuestra participación en el Frente tiene un gran reto, pues debemos aportar nuestra esencia, con base a nuestras coincidencias y no en una lucha frontal a nuestras diferencias.

Queremos que el Frente lo conformen personas que busquen un México donde los jóvenes no tengan que dejar a un lado sus proyectos personales porque no cuentan con lo más básico, un medio ambiente sustentable donde podamos vivir dignamente, un país donde se promueva la cultura emprendedora, un país donde estudiemos de acuerdo a nuestro perfil y habilidades y no por aquello que sea más accesible para estudiar, un país donde prime la justicia, la transparencia y el combate perpetuo a la corrupción.

Con el Frente estamos demostrando que es tiempo de los jóvenes para seguir creando ciudadanía, con base a puntos de acuerdo en común, siempre en beneficio de los que menos tienen y con miras a que dejemos a un lado las diferencias para fortalecernos en nuestras coincidencias. Por eso invito a todos los jóvenes a que no nos quedemos con los brazos cruzados y que vayamos por más.

Alan D. Ávila Magos es Secretario Nacional de Acción Juvenil.

Twitter: @AlanAvilaMagos

Comentarios

comentarios