El desabasto de gasolina y sus implicaciones en los municipios
Publicada el Jue, Feb 21, 2019

 

María Eugenia Campos Galván

 

El robo de combustibles es una de las problemáticas principales que ha enfrentado PEMEX en los últimos años. Se estima que durante el sexenio pasado la cifra de tomas clandestinas se incrementó en más de 700 puntos porcentuales hasta llegar a 39 mil 560 en 2018.

Las entidades de la República que presentan la mayor cantidad de tomas clandestinas son: Hidalgo, Puebla, Guanajuato, Jalisco, Veracruz, Estado de México y Tamaulipas, mientras que los municipios que se encuentran en esta condición son: Irapuato, Guanajuato; Altamira, Tamaulipas; Silao, Guanajuato y Huitzilac, Morelos.

Tomando en cuenta lo anterior, la presente administración federal ha implementado durante las últimas semanas una estrategia que consiste en cerrar los ductos por medio de los cuales se transporta el combustible de las refinerías a las gasolineras y sustituir el suministro por medio de auto-tanques.

El desabasto generado por esta situación ha causado tres fenómenos: el primero de ellos tiene que ver con la dificultad para conseguir gasolina, pues los habitantes de diversas entidades del país han tenido que hacer filas de varias horas en las gasolineras, y en algunos casos han realizado compras de pánico ante el temor de quedarse sin combustible. Esto, también ha ocasionado problemas para los municipios turísticos, ya que tan solo la ocupación hotelera y la demanda restaurantera han disminuido en muchos de ellos ante la imposibilidad de los visitantes para conducirse vía terrestre.

En segundo lugar, hay al menos 111 municipios en peligro ante el surgimiento de fugas en los ductos de Petróleos Mexicanos, ya que muchas veces la población se reúne alrededor de éstas, al encontrar en ello una opción para acceder a combustible de manera fácil y sin costo, exponiendo su vida al alto riesgo de una explosión como la ocurrida en Tlahuelilpan, Hidalgo, hace algunas semanas.

En esta misma lógica, uno de los mayores inconvenientes por la escasez de gasolina tiene que ver con la insuficiencia de las empresas para hacer trabajar sus automotores y transportar sus productos hacia el distribuidor intermedio y, por ende, hacia el consumidor. De acuerdo con la Secretaría de Asuntos Económicos del PAN las pérdidas económicas por este motivo se calculan en alrededor de 10 mil millones de pesos.

Por lo anterior, los presidentes municipales y alcaldes humanistas nos manifestamos en favor de que se combatan los actos de corrupción y aquellas acciones que afecten los bienes y recursos de la nación, pero a partir de medidas que no perjudiquen a ningún orden de gobierno ni a sus habitantes.

Nos sumamos a los posicionamientos de los Legisladores Humanistas y del Comité Ejecutivo Nacional de nuestro Partido, cuyo único fin no es otro sino el que la administración federal trace una ruta objetiva para dar solución a los inconvenientes suscitados por el desabasto de gasolina.

El robo de combustible es un problema complejo que nos afecta a todos y que se reciente en los municipios. Resolver el problema de fondo implica algo más que una respuesta fácil, requiere una solución integral a largo plazo que fortalezca a la Federación, a los estados y a los municipios, porque municipios fuertes son cimientos firmes para un México fuerte.

 

María Eugenia Campos Galván es Presidenta Municipal de Chihuahua, Chihuahua.

Twitter: @MaruCampos_G

Comentarios

comentarios