El centralismo populista del gasto público en 2020
Publicada el Jue, Sep 26, 2019

Por Salomón Guzmán.

De acuerdo con el proyecto de presupuesto para 2020, el gasto a programas sin regla de operación (aquellos sin metodología o manuales de operación, o criterios de selección de beneficiarios) será el mayor de la historia reciente, mientras que el gasto a programas sujetos a reglas de operación será el más bajo desde el año 2010. En forma similar, el gasto a proyectos de inversión retomará su senda descendente.

Se propone que el gasto a programas de proyectos de inversión sea de 401 mil millones de pesos, el gasto a programas sin reglas de operación de 402 mil millones de pesos y de 230 mil millones de pesos a los programas sujetos a reglas de operación. El Ejecutivo propone privilegiar el gasto en transferencias directas no condicionadas en lugar del presupuesto a inversión pública, el cual podría generar crecimiento económico.

Por otra parte, es importante mencionar cuales son los ingresos federales hacia los estados: 1) Los ingresos federales del Ramo 23 (previsiones salariales y económicas) se destinan para apoyar el desarrollo regional a los municipios. 2) El Ramo 28 (participaciones a entidades federativas) pertenece al gasto no programable, depende de la recaudación fiscal participable, de la actividad económica y petrolera. No se etiqueta y no tiene un fin o destino específico en su gasto. Es resarcitorio y su objetivo es generar incentivos para incrementar el crecimiento económico, así como el esfuerzo recaudatorio. 3) El Ramo 33 (aportaciones federales para entidades federativas y municipios) pertenece al gasto programable y se garantiza su entrega de manera independiente al desempeño económico y de recaudación fiscal, es de carácter compensatorio, es decir, su función tiene que ver con asignar recursos de acuerdo al nivel de rezago y necesidades sociales.

Si se analiza el destino geográfico del presupuesto que propone López Obrador se observa cierto centralismo de los recursos del presupuesto en favor de las entidades gobernadas por MORENA. De acuerdo con el PEF 2020, el total del gasto federalizado del Ramo 28 y 33 será de 1 billón 668 mil millones de pesos, 35.5 por ciento será destinado a los 11 estados gobernados por el PRI, 25.4 será para los cinco estados gobernados por MORENA y sólo el 23 a los estados gobernados por Acción Nacional. En resumen, de acuerdo con el PEF de 2020 existe una distribución injusta de los recursos federales hacia los gobiernos de Acción Nacional, en forma proporcional a su población y aportación al PIB.

Además, el total de presupuesto a otros subsidios (programas sin reglas de operación) que se destinará a los 32 estados será de 318 mil millones de pesos, 68 por ciento de este monto será destinado a los cinco gobiernos de MORENA, 14 a los 11 gobiernos del PRI y sólo el 10 a los 11 gobiernos de Acción Nacional.

Por si fuera poco, el total de presupuesto a proyectos de inversión que se destinará a los estados es de 401 mil millones de pesos, 43 por ciento de este monto será destinado a los cinco gobiernos de MORENA, 42 al gobierno de Campeche, 9 al resto de los gobiernos del PRI y sólo el 4 a los gobiernos de Acción Nacional. Además, de acuerdo con el PEF 2020, el total de gasto a Obra Pública que se destinará a los estados será de 458 mil millones de pesos, 40 por ciento de este monto será destinado a los cinco gobiernos de MORENA, 36 al gobierno de Campeche, 15 al resto de los gobiernos del PRI y sólo el 6 a los gobiernos de Acción Nacional.

 

Comentarios

comentarios